miércoles, 21 de junio de 2017

TODAS LAS GUERRAS EMPIEZAN EN VERANO

(Bueno, casi todas)

Querida Diana,

Hoy empieza el verano, aunque térmicamente lleva un tiempo azotando nuestras pieles, la tuya tersa y aún fresca, la mía cada vez más ajada y suelta.
Cada verano desde tu edad hasta la mía -25 años nos separan- han ido mejorando como mejora una especie viva que se aclimata. Ya no sobrevivo llena de dudas y miedos como tú. Ahora la vida se abre generosa cada año. Cada verano.

Tú tienes fe en la propiedad privada, en la familia (las familias), en los estudios... las estructuras enfermas que te sustentan. Las principales aportaciones para esta felicidad estival a la que llegarás, vendrán de rendijas pequeñas que ya has visto abiertas, pero a las que todavía apenas has prestado atención:

*El feminismo: ¡Cuánto te va a dar! Respuestas que se convierten en preguntas, amigas (qué importantes son las amigas, joder). Pensar sin juzgar ni competir, errar, leer, admirar, luchar... Y sobre todo fe (esa fe irracional que necesita todo individuo) y libertad. La libertad, Diana del pasado, es la clave para extinguir miedos y crear sin ataduras.


*La maternidad: Hoy hace 13 años que me arrancaron un bebé de mis entrañas en una inne-cesárea. Un niño morenito, igualito que tú, con tu cara, tu seriedad, tu mundo interior... Bueno, a él le flipa el fútbol y es del Madrid, pero por lo demás, es un Dianito total. No hagas caso a todo ese desprestigio de la maternidad que nos asiste, demasiadas veces travestido de feminismo. Me podrán tildar de ñoña, de antigua, de ignorante... Pero será porque no comprenden la experiencia tan salvaje y alucinante que es ser madre. Mejor que cualquier droga que se haya sintetizado. Una experiencia más cercana a la muerte y a la religión que cualquier otro conocimiento sensible o imaginario. Además otorga una sabiduría y una templanza casi terapéutica. Por supuesto que está mal planteada en nuestra época, en nuestra latitud, pero la maternidad es lo más profundo e importante que puede ocurrir en la vida. Y no porque nos pasen pocas cosas, precisamente... Sé que no lo comprendes, que piensas que es un engorro mitificado por la literatura alienante y que te da igual vivirla o no. Mejor que lo veas así, mi querida yo, así la sorpresa será más eficaz y el efecto más bestia. Tendrás dos hijos y te arrepentirás de que no hayan sido más. Y vas a flipar...

*España: Si te lo cuento te va a parecer una película, no sé si de terror o una comedia romántica: PP y PSOE se siguen alternando el poder. Hay un atentado, un atentado cruel y masivo. El PP se apresura a decir que es ETA (Lo que ya ha quedado como sinónimo de maldad, el decir "Es ETA"). No fue ETA. Al día siguiente vamos a la sede del PP con cazuelas, protestamos... Frente a todo pronóstico gana el PSOE. Una crisis mucho más atroz de lo que se empeñan en admitir los políticos, se cierne sobre España. Es devastadora, tremenda, injusta y basada en el espolio de los ricos sobre la vida de los pobres. Por unos días la ciudadanía tuvimos el poder: En mayo de 2011 salimos a las calles, a nuestras calles y plazas, que son nuestras, a gritar y a recuperar nuestra dignidad... Como siempre, los poderes sofocaron el movimiento hasta pervertirlo del todo. Algún remanente quedó, alguna idea... menos mal. Pero pudimos ver como PODER era verbo y sustantivo, y como por un momento fue realidad.

*El trabajo: Esto tardarás más en aprenderlo: El trabajo y el dinero son variables que no tienen porqué transcurrir en paralelo. Llegará un día que abrirás los ojos y sentirás demasiado agradecimiento por lo que eres, que es mucho más que lo que tienes (y eso que tienes muchísimo). Confía más en ti y menos en la seguridad (en realidad es miedo, ya verás). En 2017 no sabes qué va a ser de ti mañana, y eso es maravilloso, créeme.

*Los afectos: Comprobarás que quien parece enemigo se terminará convirtiendo en aliado. (Creo que si lees esta frase, deberías cambiarla de género para que sea más veraz). Y también comprobarás que el hecho de que te destrocen el corazón una y otra vez, es el camino hasta llegar a quien amas de verdad. Te vas a casar conmigo. Sí, me casé hace dos años conmigo misma, contigo, y soy la mujer con la que quiero envejecer y pasar el resto de mi vida. Me quiero y me adoro como Aida Nízar. Y toda esa gente de vidas pequeñas, miedos enquistados y problemas de autoestima, se quedarán por el camino, con su frustración, sus ataduras buscadas, su baja tolerancia a la generosidad... Pero haber amado y ser amada, te dará fuerza y aumentará exponencialmente tu capacidad de disfrute. Y el amor romántico es una patrañita bioquímica sustentada por Hollywood. Afortunadamente el amor sin límites te asistirá siempre de mil maneras.

Querida Diana,

Todo se resume en ausencia de miedo, agradecimiento constante y compañía de gente maravillosa. Eso es la felicidad en la que vivirás.

La vida es una mierda, está llena de dolor e injusticia, de acaloradas guerras sin vencedores. Pero el único sentido que tiene estar aquí es intentar no dejar impacto negativo en nuestra existencia, y hacer felices a los demás. Sólo eso.

Adoro el verano. Todavía, sí.

Posdata: Menos mal que descubrirás la cerveza a los 35 años. Si no, tendría un problema muy gordo a estas alturas.

(Los collages no son míos -más quisiera- sino de Dangercollage)

Lo dice Diana Aller

lunes, 19 de junio de 2017

ADMIRACIÓN

Sigo a una persona en Facebook a la que admiro con profundidad submarina y querencia mediterránea. Preservo su identidad porque ni he pedido permiso para publicar sus estados. Aquí van algunos para hacerles un poco más felices también a ustedes:

Una lanza a favor de quienes conservan el calor corporal sin chaleco acolchado.

Una de las cosas que más feliz me hacen es no opinar nada sobre algo. Creo que por eso me he hecho comunista, para que Maduro piense por mí, que para eso le pagan.

El PP, Alyson, Jesucristo. Siempre ganan los mismos.

Ya sé que debería dejarme las salchichas frankfurt, pero es que hay muchos días que no tienes nada y mira, te sacan del apuro.

Acabo de ver a un tío corriendo en chándal.

A Cristiano Ronaldo le suda mucho la frente, ¿no?

El oriental de Física y Química lo hacía muy bien y ya no se le ve por ninguna parte. Me gusta pensar que está haciendo teatro.

Hay gente que cita a Robe Iniesta.

No entiendo por qué no dejan adelantar por el carril de la derecha, si es por el que menos gente va.

¿Cuándo volveremos a ver una entrevista fuera de un sofá?

La única humanidad que me transmite el programa de Bertín Osborne es cuando la gente se pierde en las urbanizaciones de chalets.

Me encanta el nombre artístico Pelopony.

Se da cuenta.



Aída Nízar debería salir en todos los programas de la tele.

¿A vosotrxs la gente os pide amistad?

Con Aída Nízar me ha pasado como con La Polla Records, que al final me dado cuenta de que tenían razón en todo.

Voté a Chikilicuatre.

Acabo de leer "Así es un parto contado con lenguaje inclusivo" de Soto Ivars. Ni una generación de españoles sin su Vizcaíno Casas.

¿En el indie hay negros?

Mi ranciofact preferido de First Dates es cuando les recibe la morena, les pregunta qué están buscando y le dicen algo como tú. Muy por encima de prototipo.

Si tuviera enemigos les desearía que se engancharan a Chapuzas Estéticas.

Si rodara una versión de 2001 para hablar de la historia del micromachismo a través de las eras el momento mono, hueso y monolito sería Amador Mohedano cagando en la playa de Chipiona.

A mí el tema de los límites del humor como que ya.

Sabes que no tienes alma de artista cuando ves un anuncio del Banco de Sabadell y te gustaría que hicieran una charla entre Íker Casillas y el de Arriaga Asociados.

Ahora en Mercadona te pesan la verdura en la caja. Yo he comprado más.

Yo me di cuenta del peligro del manspreading cuando vi a Amador Mohedano cagando en la playa.

Hay que reconocer que Alejandro Abad es un pedazo de compositor.

Qué resacón, vaya pozo más negro. Mi Troya, mi Waterloo, mi Almansa. Tengo ganas de vomitar el alma.

María Patiño dice siempre «el poli delús». Fijaos.

Bertín Osborne es ese cantante andaluz que nunca se arranca a cantar espontáneamente.

Últimamente sueño mucho que tengo películas del videoclub por devolver.

Iba por la calle y he visto un cartel de una mesa redonda que no trataba los límites del humor. Tiene que ser una broma o que me he vuelto loco.

Menudas hostias le da Bisbal a los pulsadores de la Voz, ¿no?

Solo deciros que si no seguís el Instagram de Aída Nízar estáis usando la palabra hipérbole sin propiedad.

He comprado ropa en Alcampo y muy bien.

Lo de David Bowie reconozco que me dio un poco igual, pero lo de Prince y Chuck Berry, patada en el ano.

Las mellis son xenófobas, qué sorpresa.

Siempre que veo este libro por ahí por casa me llevo la primera impresión de que el hilillo ese rojo/rosado es un palillo. Es una cosa que no me está dejando vivir.



Sabéis de alguien que pase Nexus?

Intento acostumbrarme a que Aída Nízar ya no está en GH Vip. Me digo para consolarme que cagarse en el suelo del baño ha sido el pináculo de su carrera y que a partir de ahí ya solo podía haber decadencia. Me doy cuenta de que pináculo es como una mezcla entre pino y culo y río, me río yo solo mientras mis perros me miran como si fuera subnormal. Algunos sábados no salgo. No salgo pero me lo paso igual de bien.

No he oído nada más pedante que llamar a Got Talent Got Talent España.

Acabo de ver a un tío de esos que van por la calle con el bañador arremangado para que se le bronceen las ingles y mi subconsciente lo ha relacionado con Soto Ivars. Luego me he tomado un caramelo de menta sin azúcares añadidos. Esta tarde tengo curso. Me gustaría estar en casa.

A veces bloqueo a gente que no conozco.

Me gustaría saber si Francisco está viendo El cuento de la criada y qué es lo que piensa. También de Twin Peaks.

No sé eructar, silbar fuerte ni regatear. Con esas taras he ido por la vida.

Tengo la extraña, indeseada y desasosegante sensación de que Terelu y Michael Robinson podrían charlar durante horas.

No he visto un capítulo de Expediente X en mi vida.

Si vuelve a haber una guerra yo voy a estar en el bando de la madre de Alba Carrillo.

Una de las cosas de las que más me avergüenzo es de que nunca he robado.


Lo dice Diana Aller

martes, 13 de junio de 2017

SIGNOS INEQUÍVOCOS DE QUE USTED ES UNA PERSONA MAYOR

- Consume productos "light" y "bio".

- Se preocupa de que la ropa de invierno abrigue y la de verano sea fresquita.

- Dice y piensa frases como "Todos los políticos son unos chorizos"; "Qué sabrán estos veinteañeros"; "Yo a su edad..."; "Me parece bien el Orgullo gay, pero a veces se pasan con eso de estar orgullosos... ¿De qué?"; "Ni machismo ni feminismo"...

- No ve la novedad travesti en la propuesta de Palomo Spain, aunque se lo calla.



- Llama emoticonos a los emojis.

- Se interesa por el tiempo atmosférico que hará mañana.

- Ha vivido tantos inicios de relación y tantas rupturas, que ya nada le pilla por sorpresa.

- Le falta tiempo. El tiempo y su gestión se ha convertido en una batalla imposible.

- Visita cada vez más las farmacias.

- Escribe whatsapps con un solo dedo.

- Los porros no son un hábito, sino una cosita puntual y esporádica.

- Ni duerme ni folla en el sofá.

- En la nevera hay más comida que cerveza.

- Desea llamar a la policía cuando los vecinos hacen fiestas y/o ruido.

- Se "arregla" para salir.

- Lee a los latinos como inmigrantes.

- Detesta las migas de comida en la cama.

- No conoce todos los comandos de atajo de su ordenador.

- Utiliza la expresión "Salir de marcha".

- Siente sensibilidad hacia los ciclistas, los runners y los foodies. Y le parecen cosas chachis, igual que el shushi.



- Protesta en facebook sobre todo lo protestable.

- Si consume cocaína está de humor de perros durante dos días después.

- Valora las croquetas que hacía su madre como patrimonio inmaterial de la humanidad.

- Le sorprende -y le jode un poco también- que Pablo Iglesias o Albert Rivera sean más jóvenes que usted.

- Ve las bodas como una ocasión pintiparada para comer y beber pantagruélicamente.

- Le parece un gesto admirable el de Amancio Ortega hacia la lucha contra el cáncer.

- Cuando muere alguien, pone algo en sus redes sociales, preferiblemente referido también a usted mismo.

- Comenta el calor que hace en verano y el frío del invierno.

- No se masturba a diario.

- El trap le parece feo y sin gracia.

- El Tinder se le antoja como un lugar sin moral ninguna.

- La barriga no desaparece por cenar una manzana dos días seguidos.

- Sabe relativizar. Las tonterías son tonterías, y no le ocupan demasiado.

- Su casa está limpia y ordenada.

Lo dice Diana Aller