lunes, 6 de junio de 2016

¿SE PUEDE?

¿Se puede admirar las banderas y sus colorinchis pero detestar su significado cerril y absurdo?
Las banderas, son trozos de tela con geometrías coloridas que siempre quedan bien. Ondeando al viento, decorando una avenida de Valladolid o lo más: en una regata. Lo malo es que remitan a cosas territoriales, chuscas y antiguas.
Pero son tan bonitas...

(Las banderas naúticas son mis favoritas)

¿Se puede sentir lástima por los actores?
Cuando escuchamos, leemos o pensamos en la palabra "actor" o "actriz", imaginamos alfombras rojas, joyas de Choppard, lujo y piel tersa. Esa es la vida de por ejemplo Penélope Cruz ahora. Pero tras de ella hay mucho dolor y fealdad. Con "tras de ella" me refiero a su pasado, en Alcobendas, en un dormitorio oscuro con gotelé, y probablemente una estantería con un peluche de feria y un diccionario Vox; y una puerta con molduras y barniz brillante. Pero tras de ella también se refiere a todos esos miles de humanos que se llaman artistas y tienen unas existencias miserables, luchando despiadadamente por tener un foco de luz apuntándoles. La vida del feriante, en toda su crudeza.


(Cruz cuando vivía en Alcobendas, where this was not a very realistic dream) 

¿Se puede un señor someter a cambios estéticos de cirugía y quedar bien?
Porque tengo la impresión de que la estética masculina no está demasiado avanzada. Si en ellas a veces puede resultar dramático, en ellos es luciferino:


 (Los protagonistas de "9 Semanas y Media" dan fe de la maldad del paso del tiempo)

¿Se puede ser feminista... -y no digo creer en la igualdad de derechos: Hablo de desear dinamitar el estado español entero, de prender fuego a sus instituciones regidas por nabos malolientes. Hablo del asco extremo a los "no te pongas tan seria, preciosa" o cualquier anuncio cosificador de televisión. Hablo de ser más inteligente y estar más formada que cualquiera de las parejas o jefes que se han tenido y sin embargo ocupar un escalafón social inferior. Hablo de desear una muerte lenta y llena de llagas y pústulas en el escroto a los maltratadores.... -¿Se puede ser feminista radical -repito- y disfrutar en la cama a lo loco con un tío dándome pollazos en la cara?


Mujeres dueñas de sus decisiones y deseos, sean los que fueren

¿Se puede escribir mirando la pantalla?
Paso muchas horas delante del ordenador. Mi oficio es el de escribiente. En mis ratos libres escribo, y para obtener ingresos extra colaboro también escribiendo. Y no sé. No sé escribir. Utilizo sólo los dos dedos índices y tengo que mirar el teclado para hacerlo. Dudo que haya alguien más inútil que yo a la hora de desempeñar su propio trabajo.

(Por lo visto se hace así, pero yo no sé)

¿Se puede ser gorda de frente y delgada de perfil?
Liza Minelli lo es.




Lo dice Diana Aller

miércoles, 1 de junio de 2016

DOLOR DE CABEZA ¿PARACETAMOL O IBUPROFENO?

Últimamente tengo muchos dolores de cabeza. Me gusta pensar que es el cerebro, que me está avisando de algo. No puedo evitar ser de esas jipis que escuchan a su cuerpo. De hecho vivo con terror a acabar en una sesión para desbloquear chakras, rodeada de gente sin mangas en un sitio que se llame Namasté o algo así... No quiero llegar a eso jamás. Si ven que flaqueo, avísenme, porfa.
Pero sí, no creo en la enfermedad como tal, creo en las guerras que se libran en nuestro cuerpo, y cómo la defensa del mismo produce ciertos efectos. Esos síntomas en realidad nos dicen que estamos vivos y que nuestra tendencia es vivir, es seguir luchando por la salud. Por el equilibrio. Enfermar, o tener dolores sólo es un aviso de que nuestro cuerpo, nuestro escudero, está luchando por nosotros. Es decir, que todo está en orden.

Como les digo, me tomo como un aviso de algo estas jaquecas que me aquejan (¡toma aliteación, cacofonía y trabalenguas!) Tengo el cuello y la espalda con mucha tensión muscular; paso demasiadas horas reclinada sobre un triste portátil como si buscara la verdad de la vida en él; tomo menos frutas y legumbres y más grasas saturadas de lo que debería; mis reglas se vuelven dolorosas y caudalosas como el Ebro en primavera, y consagro mi vida al capitalismo, la insana obsesión por la felicidad y la generosa ingesta de cerveza. Doy por hecho que lo mínimo que me puede ocurrir es tener estas cefaleas de cuando en cuando.

Así que se me ha presentado la gran disyuntiva que tarde o temprano a todos nos llega: ¿Ibuprofeno o paracetamol? 


Me he informado con las mejores fuentes de las que disponemos los humanos: mis compañeros de oficina (Ahora mismo trabajo en "Granjero busca esposa") e internet. E aquí mis descubrimientos y conclusiones:

1- Lo que más me ha llamado la atención es que exista una completa web llamada www.midolordecabeza.org. Maravilla máxima embotellada online. Me pregunto cómo son sus creadores, qué aficiones tienen y dónde compran. Quiero saber quién hay detrás de algo así. Si son creyentes, si dejan los botes de gel abiertos al ducharse... quiero saber todo.

2- Tanto el ibuprofeno como el paracetamol son analgésicos y antipiréticos, es decir, calman cefaleas o leves dolores musculares o articulares y bajan la fiebre. Son de acción y también de aspecto muy parecidos. Pero cada uno va bien para unas cosas determinadas. Mírese los prospectos siempre... Ojala las drogas que no son de curso legal también trajeran un papelito adjunto con toda la información. Si es que, no valoramos lo que tenemos.

3- El ibuprofeno funciona un poco más rápido (30 minutos) y con más duración (hasta 6 horas), y además tiene un efecto antinflamatorio. Tiene ciertos efectos secundarios perjudiciales -aunque leves-, como los problemas gástricos.

4- El paracetamol, resulta menos lesivo. Puede tardar en hacer efecto de 45 a 60 minutos después de la primera dosis, y se prolonga un máximo de 4 horas. Es decir, va mejor para el dolor de cabeza que padezco yo hoy.

5- Me ha sorprendido (he de decir que muy gratamente) el hecho de que el debate paracetamol-ibuprofeno suscite tantos comentarios y opiniones. Tengo fe en un mundo que dialoga y expone. Un mundo que debate sobre drogas es un mundo en el que quiero vivir. Me encanta.

6- ¿Qué pasa con la aspirina?, me pregunto clavando mis pupilas en la pantalla ésta que me está destrozando la vida. Por lo visto el ácido acetilsalicílico es de los medicamentos más completos que existen, y además tiene una muy útil propiedad de antiagregante. Pero, leo anonadada que "como «la Seguridad Social no financia medicamentos que estén anunciados», los médicos no la pueden prescribir". Entiendo que la patente es de uso exclusivo de una marca, Bayer, y por eso no se puede recetar. Qué mundo raruno nos ha tocado habitar, amigos: la industria farmacéutica, la más chunga de todas, protege de los monopolios negando la posibilidad de un medicamento muy completito a los usuarios.

7- En cualquier caso, si ustedes son gentes de razón y bien, lo primero que harán si les duele la cabeza será plantearse la razón: resaca, cansancio, sueño, debilidad... Nada como conocerse un poquito para elaborar un buen diagnóstico. A partir de ahí decidirán qué hacer: optar por un remedio natural, medicarse, acudir a su doctora, buscar un chamán o echarse una siesta.

8- Entre los remedios naturales, estos son los que parecen más efectivos:
*Masajear circularmente la zona: ojos, cejas y lados de la nariz.
*Llene un barreño de agua caliente y uno de fría. Disuelva 1 cucharada de mostaza y 4 de sal marina en un vaso de agua caliente y reparta la mitad de la mezcla en cada barreño del que usted deberá meter y sacar los pies alternativamente durante 5 minutos.
*Coloque una bolsita mojada (en agua ligeramente caliente) de té de menta sobre cada párpado y descanse de esa guisa 10 minutos.
*El café puede reducir la inflamación, en este caso la de los vasos sanguíneos del cerebro, y esto ayudaría a aliviar el dolor de cabeza. Pero si usted consume café como yo, es decir, de forma continuada, adictiva e irresponsable, este remedio no le servirá de nada.
*Tome dos cucharaditas de aceite de oliva.Y ya.
*Dicen que una dieta rica en alcachofa va muy bien para evitar las jaquecas (por lo visto sobre todo si el dolor proviene de problemas con el hígado).
*Tómese un té de hierba de limón, o una simple manzanilla con limón.
*Meta la cabeza en el congelador, o rellene de hielo un guante de fregar y póngaselo sobre su dolorida cabeza.

9- Existe un medicamento que se comercializa en algunos países que se llama Advil, y he conocido a gente a la que es lo único que le hace efecto. Hace unos días en un aeropuerto lejano encontré Advil Migraña, y me lo compré. Por supuesto lo he probado en estos días de dolores de cabeza, y no me ha ayudado demasiado a mitigarlo. Pero un poco sí.

10- Me he propuesto simplificar mi vida. Creo que el dolor de cabeza desaparecerá en breve.

Lo dice Diana Aller

martes, 24 de mayo de 2016

HAN ENVEJECIDO MAL

El paso del tiempo es cruel. Pero a veces además es salvaje y despiadado. No solo hace mella en las modas, la piel o la salud. Nos recuerda, que el presente y lo efímero es en realidad lo único que nos pertenece, y no es gran cosa. Veamos unos ilustrativos ejemplos:

-Las películas de Hombres G "Sufre Mamón"(1987) y "Suéltate el pelo" (1988). Además de que se oyen fatal (algo inherente a cierto cine español), están llenas de estereotipos chungos, muy propios del desarrollismo ochentero. La primera puede tener cierto aquél por la narrativa de grupo pijo con pintas punk, cuyo enemigo se llama Ricky Lacoste y tiene un grupo que vuelve locas a las chicas (que se llama "Fiebre Amarilla"). Aunque a partir de ahí todo es chusco y profundamente hiriente. Recuerdo que cuando fui al cine a verla, todas las asistentes abucheábamos a la novia (en la ficción y en la realidad) de David Summers.
"Suéltate el pelo" es sencillamente mala y sin chispa. Lo más curioso es ver a Tony Cantó interpretándose a sí mismo. Y ya. Verlas hoy es una oda a la vergüenza ajena e incluso a la propia.


-Terelu Campos. Cierto que nunca fue adalid de belleza ni musa del buen gusto, pero hubo un tiempo, no tan lejano, en el que la hija de Maria Teresa Campos era un icono sexual, la típica guapa ordinaria con pinta de sudar mucho durante el coito. Hoy se deprime por estar -según sus propias palabras-"vieja, gorda y fea". Tal vez su recuerdo sea nuestra constancia de que hay que aprovechar el momento por una parte, y cultivar el cerebro, por otra, para amortiguar el chasco tan brutal que nos depara la vida a todos. A todos.




-En ciertos videojuegos se intuye un durísimo paso del tiempo. Y para los flipados que nunca los han dejado del todo, es la línea gráfica lo que más les delata. Cuando comenzó el movimiento, el volumen y el 3D, se crearon gráficos poligonales con aparente Parkinson que en el presente dan cierta lastimita... Hoy resulta más hermoso y divertido cualquier juego plano 2d de antaño que el Final Fantasy.

-Felipe González cuando yo era niña me parecía un jabalí. Los adultos del momento le percibían como un hombre dotado para la política y la comunicación, con un natural posicionamiento hacia las luchas obreras. Yo estudié con sus hijos, y muy amables ellos, en Navidad traían turrones y productos que llegaban a la Moncloa para repartir entre los estudiantes para que no se caducaran. Hoy este señor es un bluf como tantos otros de su generación, postrado al poderoso don dinero, a través de su consultoría, de Gas Natural y de negocios al límite (por no decir violadores) de la moralidad. Físicamente ahora se parece más al Golosina que a cualquier animal.




-El Parque de Atracciones de Madrid. Es una pena que no lo hayan mantenido con la estética de los años 70 que hoy resulta tan mágica y misteriosa. En lugar de eso, han ido parcheando zonas y atracciones al gusto del momento. Está bastante al día (aunque compartir comunidad autónoma con el acicalado y tecnológico Parque Warner es durísimo) y tratan de resultar competitivos. Pero no tiene alma. Cada zona y cada atracción queda diseminada en torno a una estructura urbanística hermosa y retro, pero sin coherencia.







-El logo de Burger King. Antaño era bonito, pero con esa manía de sombrear y crear volúmenes tan noventera, hoy pese a ser distintivo y bien afianzado, resulta feo, sin gracia. El de su competidor McDonald´s soporta mejor los embistes del tiempo.



-La Constitución Española de 1978. Se lo tengo dicho a todos ustedes: Es un despropósito absoluto. Está llena de contradicciones, y recoge generalidades abstractas de difícil aplicación. No se corresponde con nuestra época, no asume ni legisla los problemas actuales, y no se aplica ni se obedece como se debería (Todos los españoles tienen derecho a una vivienda digna, sí, claro). Sin embargo se venera ciegamente, se impone, se maquilla. (En los colegios se sigue estudiando con la ceguera de antaño). A ver cuando utilizamos la línea participativa que tanto nos gusta últimamente para elaborar un documento que satisfaga y luche por una mayoría de españoles y residentes en España. La semana que viene, creo que me pondré a ello.

Lo dice Diana Aller