miércoles, 23 de diciembre de 2009

CONSUMO RESPONSABLE

No me cae bien la gente a la que no le gusta la navidad. Es una fiesta, y como tal, hay que santificarla, o al menos, respetarla. Cuando hay niños, todo cobra un sentido especial.

Aun no gustándome los niños, reconozco que el mundo sería un lugar inhóspito y sórdido sin ellos...
Lo que no me gusta es que se gaste mal el dinero. Por eso, este año la mayoría de mis regalos serán hechos por mi. Y por eso, voy a prescindir de felicitar navidad y año nuevo con el móvil, y me gustaría que los que me conocen (e incluso los que no) hicieran lo propio y utilizaran medios gratuítos para hacer públicos sus deseos más felices.

Desde aquí, y de corazón

¡Muy felices Fiestas!

El viernes 25 estaré pinchando con Láynez-Coca en el freeway, por si alguno quiere santificar las fiestas más aún.


Lo dice Diana Aller

martes, 22 de diciembre de 2009

MARGARITA LANDI

Aunque soy heterosexual casi siempre convencida, siento auténtica devoción por las mujeres activas, luchadoras, complicadas, incansables... por las mujeres, vamos.

Mientras que muy pocos varones me han influído de manera suficiente, de casi todas las mujeres de las que algo he sabido, he sacado provecho. Tal es el caso de Margarita Landi de la que, por no hacer un copia y pega biográfico aburrido, voy a ennumerar las razones por las que me flipa:

1. En realidad se llamaba Isabel Verdugo. El ponerse un sobrenombre y no ser dj (y más en el siglo pasado) es de lo más meritorio, la verdad.

2. Por su naturalísimo afán de superación: Margarita quedó viuda a los 20 años y con tres hijos. En aquella época (1938) no era habitual que las mujeres trabajaran fuera del hogar, y ella se incorporó al mundo del periodismo llena de ilusión y profesionalidad.

3. Me admira que después de trabajar en periodismo de moda (algo tradicionalmente femenino y/o marica) fuera reportera de "El Caso" descubriendo la disciplina para la que estaba especialmente dotada: la investigación criminal.

4. El hecho de que investigara sangrientos crímenes con femenina minuciosidad, el estudiar "a posteriori", una vez descubierta su vocación y el contribuir a la resolución de distintos enigmas policiales, la convierten en una innovadora en su área de conocimiento.

5. Dos de sus tres hijos murieron de pequeños. Nadie es capaz de reponerse de algo así. Margarita Landi era excepcionalmente fuerte.

6. Publicó varios libros en los que relata, con la necesaria distancia profesional detalles escabrosísimos, o, por ejemplo cómo se diferencian varones y mujeres a la hora de matar: Ellos son más instintivos y pasionales, se guían por el calor de un momento. Ellas, al ser coporalmente más frágiles, no les queda otra que ser reflexivas, planificar, organizar... Muchas elijen venenos para mezclar en la comida, o matar cuando la víctima se está echando la siesta y más vulnerable es. Por eso, sin llegar a justificar ningún crimen, -e ahí la difícil distancia de la investigadora- entiende los más escasos pero mejor proyectados crímenes femeninos antes que los masculinos.

7. Me gusta que sus señas de identidad fueran la pipa de la que siempre fumaba, el pelo rubio y conducir un descapotable.

8. Me da pena que padeciera demencia senil, Alzheimer, y que muriera en 2004, a los 85 años.
Lo dice Diana Aller

viernes, 18 de diciembre de 2009

FIESTAS DE EMPRESA

Como ya he mostrado a veces, (aquí o aquí) hay cosas que mejor ilustrar con fotos.
Hay cenas de empresa donde está mal visto beber o perder los papeles. Afortunadamente "La fábrica" no es así.
Y les dejo ya con la fiesta de los trabajadores de Sálvame (y bueno, gentes de La Noria y otros programas, que ni conozco) . Para mi, lo mejor sin lugar a dudas fue que trajeran un adivino. Creo que en breve será muy tendencia leer el futuro en este tipo de eventos...






















Si alguien está/vive/pasa por San Sebastián, le recomiendo que hoy y mañana, se pase por FEMINISTALDIA (aquí): Yo estaré dándolo todo y viniéndome arriba a cada instante.
Lo dice Diana Aller

lunes, 14 de diciembre de 2009

LEYES PARA INSECTOS

He recogido el título de una canción de los fenecidos Crono para hablar de las nuevas leyes de comunicación, que subvierten el lineal significado de aquella patochada de esquema de "Emisor-mensaje-receptor".
Aprovecho para preguntar porqué año tras año y asignatura tras asignatura, se empeñaban en enseñarnos lo mismo en la universidad ¿Es que la comunicación se reduce a éso o es que los profesores se quedan fosilizados en caducas teorías? Yo creo que en mi caso influyó que mis maestros no eran especialmente carismáticos ni listos, y que estudié en una universidad "Propagandista de la fe".

La LEY DE METCALFE, viene a decir que el valor de un sistema de comunicaciones aumenta proporcionalmente al cuadrado del número de usuarios; es decir, que cuanta más gente tenga acceso a dicho sistema, mayor será el crecimiento (exponencial) de estas intercomunicaciones. La fórmula se resumiría con un escueto n2 (al cuadrado, que no sé cómo se escribe).
Dado que un usuario no puede conectarse con él mismo, el cálculo se reduce al número de conexiones de un sistema completo de n usuarios. Por eso la fórmula más exacta sería: n- (n-1) partido por 2.
Obviamente, no es una ley exacta (las conexiones no son todas iguales; ni siquiera hay patrones al respecto).

Esta ley se complementa e incluso se contradice con la LEY DE REED, que viene a decir que no se debe computar por igual todas las posibles conexiones, porque uno no se conecta consigo mismo y puede no conectarse con alguien aunque exista esa conexión (Que el otro individuo tenga facebook, por ejemplo no quiere decir que haya nada entre usted y él). (= 2N-N-1)

Estas leyes se aplican sobre todo a redes sociales, algo que a estas alturas no me voy a detener a explicarles qué son... que a buen seguro, ustedes ya conocen sus intrínsecos vericuetos.

Hay muchas más, aunque menos básicas y asentadas sobre algoritmos que a una mente reducida y superficial como la mía se le escapan... Sin embargo, he decidido glosarles otras teorías más mundanas y comprensibles, pero igualmente ciertas. Tomen nota:
LEY DEL ARTE Y EL PUEBLO: Aunque no es mía, sino del gran Alex Martí, voy a tratar de formularla de la mejor manera posible. Vendría a decir algo así como "Cuanto más adinerado de pueblo se sea, mayores son las posibilidades de ser artista". Las variables que confluyen aquí son: Ser de una pedanía ignota (PI), ser hijo/a del terrateniente del pueblo (HTP) e ir a la capital más cercana a estudiar (CCE). El resultado: Un artista moderno (AM= PI+HTP+CCE).
El principal interes de un AM será ser conocido y reconocido por el máximo de sujetos posible, sin limitación territorial ni de otra índole. Las redes sociales, internet y las nuevas tecnologías aplicadas a la comunicación, ayudan a la proliferación de AM´s.

LEY DE INTENCIONALIDAD: Según la red social utilizada en mayor medida, se cubre sobre todo un determinado aspecto de nuestros intereses, aunque los demás también estén contenidos, pero en menor medida. Así, conforme se decante un usuario por una red, ésta determinará sus intenciones:

Tuenti: Quiere usted follar, resultar interesante y que todos puedan comprobar lo divertido y ocurrente que es.
Twitter: Quiere usted follar, y no quiere perder tiempo en tonterías. Le encanta ver series de factura internacional, las españolas no le merecen la pena.
Myspace: Quiere usted follar, y pretende que crean que le interesa la música, pero sólo persigue posicionar su grupo musical en el inestable y competitivo mundo (no)discográfico.
Nettby: Quiere usted follar, y no quiere que sus padres lo sospechen. Le gustan las historias de vampiros y cosas chungas de esas.
Badoo: Quiere usted follar y no pide mucho más a la vida. Si acaso un contrato laboral, y si lo tiene, que supere los 530 euros mensuales que cobra ahora.
Hi5: Quiere usted follar, y no le importa que sea con latinoamericanos/as.
Fotolog/flikr: Quiere usted follar y lo expresa con imágenes. Nunca fue muy de letras...
Facebook: Quiere usted follar y pretende disimular, haciendo como que en realidad no le interesan nada las relaciones coitales, pero sí todo lo demás.
LEY DE LA FOTOGRAFÍA DEL PERFIL: Esta compleja teoría se desglosa de tal forma que la foto de su perfil en la red social correspondiente, dice gran cosa de usted, sin que usted lo sospeche siquiera.

Sale en la foto con Alaska: Es usted gay.
Sale en la foto con un famoso que no es Alaska: Es usted un poco gay.
Su retrato es en blanco y negro: Quiere resultar interesante y a duras penas lo consigue.
Sale con un amigo: Es usted buena gente, y a ratos, generoso/a.
Su foto está hecha por usted misma desde arriba: En el inconsciente más primario, pretende emular la visión de un congénere macho en plena felación. Que es un poco guarrilla, vamos. Y usted que lo disfrute.
Bart Simpson, Naranjito, Urkel o algún personaje cachondón: Usted es un pringado.
Un actor/actriz/modelo: Usted es un "quiero y no puedo" de buen conformar.
Usted en un lugar reconocible del mundo: Pretende resultar cosmopolita. Le digo desde ya, que no lo consigue.
Usted vestido/a de boda/nochevieja/fiesta/traje: Delata sus orígenes humildes.
Usted practicando un deporte: Debería drogarse.
Usted con sus hijo/s: Su vida está un tanto vacía.
Usted con sus sobrinos: Su vida está un tanto vacía y además es un poco desgraciado/a.
Un paisaje: Usted apoya a Aminatu Haydar y se iría encantado/a de acampada con Willy Toledo.
Un objeto cotidiano: Usted es tímido/a, pero con las ideas claras.
La sábana santa: Vaya a confesarse ya mismo. Por blasfemo.
Un atardecer/anochecer: Usted apoya a Aminatu Haydar y le parece una gran idea el video de Huecco contra los malos tratos. Incluso le hace gracia Pitingo.
Una imagen sicodéica: Rompa sus ataduras, será feliz fuera de este estado opresor.
Usted en un retrato de colores, o convertido en dibujo: Quere cambiar de pareja o de status... Medite.
Usted en una actividad/actitud cotidiana: Es usted simple y tal vez vago/a.
Una portada de un disco mítico (para usted, claro): Debe abrir su mente a banales quehaceres
Usted en una foto no muy clara: medio tapado/a, o de espaldas, o difuminado/a: Tiene sentido del ridículo y cierto pudor, pero no renuncia a mentener su identidad.
Un símbolo político: Usted es idealista, utópico y tal vez albino.
Un cartel de un próximo evento en el que usted participa: Es usted un/a pesado/a.
Alimento: Usted no tiene complejos. ¡Mire qué bien!
Un primer plano de usted: Quiere sobresalir en algo, pero no sabe en qué. Pruebe a hacer flores secas, hay poca competencia.
Su orla: Mal vamos...
Un animal adulto: Usted es informático, registrador de la propiedad o asesor fiscal. De verdad. (¿Tal vez equivocó su vocación?)
Un cachorrito de cualquier especie animal: Usted es un/a pusilánime.
Un cartel de una película reconocible: Usted no tiene sentimientos.
Una tía buena: Es usted un romántico.

La LEY DE LOS ESTADOS DE ÁNIMO Y PENSAMIENTOS, así como la LEY DE LOS MODOS DE RELACIÓN, es harto compleja, y hoy me ha pillado cansada, así que otro día con renovada ilusión la desarrollo con alegría.

Lo dice Diana Aller

miércoles, 9 de diciembre de 2009

20 COSAS QUE CONVIENE SABER DE LA TELEVISIÓN


1- No es que todo sea mentira. Es más correcto decir que en tv, nada es verdad.

2- Los concursos no pueden amañarse: Hay notarios y formas de controlar el buen cumplimiento de las bases. Pero si es usted telegénico, le tocarán las preguntas más fáciles o tendrá más planos (si es un reality).

3-Lo único que importa a las cadenas son los resultados. Ellos llaman resultado a un porcentaje denominado "share" que indica el tanto por ciento del total de la gente que tiene puesta la tv, cuántos están sintonizando un determinado canal.

4- El share se computa mediante audímetros no muy fiables, que multiplican sus datos por el estracto de población al que pertenecen sus dueños.



5- Aunque lo ideal sería que con el apagón analógico las audiencias computaran de forma automática por medio de la tecnología digital, Sofres, que es un organismo privado, -como la sgae- pretende seguir ofreciendo este servicio.

6- A Isabel Gemio nadie la puede ver en tv. Todos la consideran inaguantable.

7- En líneas generales, en ficción es donde más se cobra. Después entretenimiento y en donde menos, en informativos; aunque en efecto, depende del puesto que se desempeñe.

8- Aunque no hay estadísticas al respecto, estimo que el porcentaje de homosexuales en el medio televisivo es un 20% por encima de otras industrias (Excluyendo moda y cosas liberales de esas). Los programadores demuestran una y otra vez su inoperancia, ofreciendo productos de parecida facturación en la misma franja horaria que sus rivales. Rara vez se arriesga, y siempre dan por hecho que el público es imbécil y no tiene capacidad de juicio. Nunca -repito: nunca- ha funcionado un programa o una serie al cambiarlo de franja horaria/día. Este es un inequívoco síntoma de que se irá a la mierda. La excepción que confirma la regla fue el CQC que funcionó una vez lo asentaron en otra franja. En cualquier caso, los programadores suelen ser unos ineptos maricones (Nada que ver con la homosexualidad, por supuesto)

9- La televisión engorda. Hay quien dice que hasta 5kgs. Depende de la situación. Las cámaras son lentes, y como tales, deforman la imagen. Cuanto más centrada, mejor saldrá; a los lados, el efecto "gordura" es mayor. Ver la tv, también engorda.

10- Una tercera parte de los trabajadores de detrás de la cámara, desearían trabajar delante. Otro tercio ansía trabajar en la industria cinematográfica; algunos no tienen ni televisión en casa y encima comentan públicamente tal desfachatez. Sólo unos pocos afortunados se divierten y disfrutan haciendo televisión.

11- El concepto "reality" se ha desvirtuado desde su nacimiento como formato televisivo. Ahora se llama "situación-reality" a una secuencia que podría ser real (aunque no lo es) y que se filma buscando naturalidad y frescura.

12- Si no se hace un directo, no se conoce la televisión desde dentro.

13- Mafer Jimenez, responsable de casting de Gran Hermano, o lo que es lo mismo, responsable de Gran Hermano, tiene una frase (en realidad muchas) colosal: "Todo el que pasa por maquillaje, es el enemigo". Gran verdad.

14- Jesús Vázquez es encantador. Gente como Jaime Bores o Alicia Senovilla, por contra, no cosecharon grandes simpatías durante sus trabajos televisivos.

15- El motor de los programas de entretenimiento son los redactores. Hay más mujeres que hombres en esta categoría profesional, que, aunque está peor pagada que otras, es el pilar básico de cualquier programa. La redacción hace el trabajo duro, y un buen redactor debe aunar conocimientos de guión, realización y producción. Es decir, para estar cualificado como director, es necesario dominar el trabajo de redacción.

16- La cámara-grúa ("Cabeza caliente") es la estrella de las cámaras en los platós. El nivel técnico de un programa, bien se podría medir por el número de cámaras que operan en él.

17- Los técnicos de sonido, operadores de cámara y demás, se distinguen del resto porque portan bermudas, chirucas y camisetas negras.

18- Si se quiere pillar hachís en el mundo de la televisión, hay que preguntar a los sujetos descritos en el punto anterior. La transacción será limpia, rápida, fiable y de calidad.

19- Los grafistas y diseñadores; así como estilistas televisivos, hacen gala de un mal gusto más que evidente, obsesionados en que todo parezca moderno y tenga volumen. Una pena.

20- Los platós de TVE están encantados. No es que estén contentos, sino que fantasmas y espíritus (De muy mal rollito: desde Valerio Lazarov hasta Encarna Sánchez o Joaquín Prat) se pasean superagusto por allí.


Lo dice Diana Aller

lunes, 7 de diciembre de 2009

MUJERES FASCINANTES: SISSÍ


Antes de que cayera el imperio austrohúngaro, y precediendo a las vanguardias, la nobleza y la aristocracia se aferraban en Europa a unos aires en decadencia, rancios, injustos y atrayentes. Y en esta época de máximo romanticismo y tragedia, nació Sissi, nieta del rey Maximiliano I, hija de un matrimonio de conveniencia y sin amor, que sin embargo le dio seis hermanos. Sissi era extraña, llena de obsesiones, amante de la naturaleza, las leyendas, y aspecto de capesina.
Se apañó el matrimonio de su hermana mayor ("Nené", ojito a los sobrenombres absurdos de la familia) con su primo Francisco José, emperador de Austria, y Sissí, la acompañó a reunirse con él para empezar a organizar el casorio. Francisco José se enamoró de la salvaje Sissí, que contaba con 15 años en aquel momento. La boda, como cabía esperar, fue un derroche de lujo y fastuosidad (Conste que me flipa el adjetivo "fastuoso" desde que Niki de Gran Hermano lo utilizara como muletilla).

Elisabeth (que era su nombre) pidió como regalo de boda que se suprimiera la "carrera de baquetas", una atrocidad muy popular en la época, basada en la tortura y el sufrimiento físico. Y claro, la joven esposa detestaba las joyas, el lujo y el protocolo; era sensible a los problemas sociales, y lo único que le llenaba y con lo que se sentía medianamente libre era montando a caballo. La vida en palacio no debía ser fácil (Su suegra le hacía la vida imposible y le estaba prohibido salir) así que echaba a correr (galopar) por las posesiones palaciegas, mientras el imperio se desmembraba, encerrada al margen del pueblo llano. Tuvo dos hijas, que no le dejaban siquiera ver sin permiso de su suegra. Como ésta sentía especial simpatía por Alemania, Sissí -probablemente por contradecirla- se sentía más cercana a la facción húngara. En una ocasión se llevó de viaje a las niñas, y una de ellas murió. Nunca recuperaría el juicio. Consiguió quedarse embarazada, esta vez de un heredero; pero ya estaba del todo "payá": Era muy alta y exageradamente delgada, se impuso una dieta muy pobre, y practicaba ejercicio a todas horas. Apenas dormía o se sentaba. En realidad, es el primer caso documentado en la historia de anorexia neviosa, aunque, obviamente, no existía aun tal diagnóstico. El imperio andaba hecho un lío, con enfrentamientos e incluso guerras, pero la buena de Sissí, vivía consumida, ocupada sólo de caminar, montar a caballo y cuidar su larguísima melena hasta la obsesión. Ella, educada en principios liberales y democráticos, detestaba el Antiguo Régimen y los principios neoabsolutistas que representaba su marido, así que enfermaba a modo de reacción. No padecía enfermedad conocida alguna; más bien somatizó la injusticia, el dolor y el desequilibrio en el que vivía. Mejoraba cuando viajaba. De hecho, parece creíble que tuviera un amante en Madeira, isla que visitaba a menudo: el conde Imre de Hunyady, que "desapareció" misteriosamente. Su locura le llevó a practicar espiritismo a menudo. Enloquecida, visitaba adivinos, invocaba espíritus y profesaba extrañas creencias... y continuaba montando a caballo horas y horas, hasta caer, literalmente, rendida. Sissí no era fea para los cánones de la época, pero sí muy delgada y con un estilo muy peculiar, lo que le valió respeto y también envidia entre las monarquías del momento. Sería lo que hoy llamamos una freak; una mujer con una personalidad arrolladora, sin poder ejercer, explotar, hacer... Allá donde iba, todos se sorprendían de lo incansable que era. No paraba quieta y apenas se alimentaba.
El pelo le llegaba por los tobillos, y lo lavaba cada tres semanas, con una mezcla de coñac y huevo, y dedicaba un día entero a peinarlo. Su rutina diaria no tenía parangón en la época. Si acaso hoy, la podríamos comparar con las gimnastas de élite: Se levantaba a las seis de la mañana, se daba un baño frío y un masaje. Después hacía gimnasia, desayunaba muy poco y de nuevo hacía ejercicio. Dedicaba dos o tres horas a su cabello y por fin,se vestía. Almorzaba (una estricta dieta vegetariana) y paseaba durante horas, hasta el momento de la cena familiar, también breve. Hizo construir un gimnasio en cada uno de sus muchos palacios.

Se alejaba cada vez más de a corte de Viena y totalmente volcada con Austria, se le terminó de ir la cabeza: Organizaba fiestas eligiendo a los invitados según sus dotes en equitación; a veces se vestía de varón o realizaba ejercicios circenses como saltar a caballo a través de aros; vivía rodeada de papagayos, le dio por estudiar griego y practicar esgrima...
Su hijo Rodolfo, el heredero chocaba con ella y con su padre: Tenía la hipersensibilidad materna y en un arrebato, se voló los sesos con su amante.
.
Sissi, se dio más que nunca al espiritismo y cuando se sintió envejecer, decidió apartarse, taparse la cara con un velo, como los hijos de Michael Jackson cuando éste vivía, y no dejarse retratar más. Medía 1´72 y no llegaba a los 43 kgs.

Luis Luchen era un hombre que también padecía un síndrome muy de ahora: Quería matar a alguien conocido para tener fama y ser recordado. Se decidió por Enrique de Orleans, pretendiente al trono de Francia... Pero Sissi se le puso a tiro y la asesinó fácilmente.

Dejó un auténtico fortunón: Su marido pagaba todos sus caprichos, mientras ella vendía tiaras y joyas que siempre detestó.
Catorce años después el imperio austro-húngaro había desaparecido.

Lo dice Diana Aller

viernes, 4 de diciembre de 2009

DEFENDIENDO LO INDEFENDIBLE

Contar ciertas cosas puede acrecentar la impopularidad; pero hay que ser coherente, y debe primar siempre la sinceridad. Por eso, opino cosas que a veces van incluso contra mis propios principios. Les pongo varios ejemplos de impropias creencias:

- Me gusta La Monja Enana: El tan denostado tonti-pop; como todos los subgéneros, tiene sus altibajos, sus himnos paganos, sus idolillos mediáticos... Y la Monja Enana fue para muchos el paradigma de Pop subnormal. Ha sido siempre un grupo incomprendido, y yo diría que equivocado en el tiempo y en el espacio. Canciones como "Como Lovecraft" (que es un temón) o "Casa de muñecas" dan cuenta de un oscurantismo casi satánico, lleno de figuras infantiles y tecnoides, sí, pero cargados de simbología siniestra. El resto de los grupos eran (éramos) pop sin aspiraciones y con millones de complejos. La Monja son un rara avis (expresión chulísima, por cierto) en un panorama ciertamente retrasado musicalmente hablando. Con una línea simple y en teoría fácilmente asimilable, consiguen un efecto del todo complicado estéticamente: aberrar hasta el placer; chirriar tanto, exagerar, puerilizar hasta la razón misma de la perversión. En su momento muchos pensaban que era un grupo de broma, no concebían que existiese algo así, y mucho menos, que a algunos nos gustara...

- La gordura me parece una trágica consecuencia de la desidia humana: Excluyendo factores genéticos (Un bajo porcentaje de la obesidad, al fin y al cabo) la corpulencia da cuenta de una sociedad acomodaticia y quejumbrosa, que no asocia el esfuerzo al éxito. En este tema lo que más me ofende es la doble moral, el absurdo discurso de "Pobres gorditos", pero luego escoger para nuestro trabajo, como iconos mediáticos, o en nuestras fantasías sexuales a los delgados. Se ampara y promociona la queja, se premia al desgraciado para que lo siga siendo... Lo siento pero no. Cuando escribí esto, me bombardearon con mails y amenazas de todo tipo. Desde entonces soy persona non grata en foros de banda gástrica, obesidad, reducción de estómago y depresivos. Se me insulta como deporte y ejerzo de azote de los desfavorecidos... Cuando es todo lo contrario. No abogo por la delgadez, sino por la sensatez.

- Me flipa hasta el éxtasis la iconografía ecuestre. Herraduras, crines, pasos, trotes y galopes... Pero no los caballos. Ni me gustan en vivo, ni montarlos ni nada... Sólo lo relativo a los caballos. La semblanza y porte de una carrera; por supuesto los hipódromos, y sobre todo, las representaciones artísticas de tan augusto animal. Son especialmente soberbios los cuadros enmarcados con escenas ecuestres; y también los pañuelos... Sólo imaginarlos me produce cierta taquicardia y una emoción contenida que experimento con muy pocas cosas. No sé porqué me ocurre esto o si es algo común, pero intuyo que tiene algo de antinatural, que me produce cierto repelús.

- El tratamiento del caso "Aminatu Haidar". Ésta es la activista anclada en el aeropuerto de Lanzarote en huelga de hambre. Qué quieren que les diga; no entiendo nada del caso ¿Porqué está en Lanzarote? ¿Porqué no come? ¿De qué es activista? Me parece todo muy raro y cuanto más oigo del tema más desconcertada estoy. Es activista, pero no me entero de cuáles son sus intereses. Exige cosas a los gobiernos, pero rechaza sus propuestas, no tiene pasaporte ni ganas de estar en España... Si es una cortina de humo, es buena, porque no se entiende. No es muy popular decir esto, pero Aminatu Haidar me parece una pesada.

Lo dice Diana Aller

miércoles, 2 de diciembre de 2009

EL OTOÑO ES RARO

En unos días me voy a París. A ratos estoy motivada y a ratos me agobia. Esto es una especie de guía de autoayuda musical, para superar mi inestabilidad emocional.














Lo dice Diana Aller

lunes, 30 de noviembre de 2009

VOY A HABLAR DE ESTÉTICA SIN CITAR A ADORNO

La cirugía estética me parece un gran invento. Sobre todo cuando es correctiva, para quemaduras, cicatrices y esas cosas. Que la gente mejore está muy bien, y que se cuide y se arreglen es sano e incluso divertido (y no tan frívolo como suele parecer). Lo que no entiendo es el mal gusto. Si yo hiciera una inversión de ese tipo, no querría parecer una vieja operada, querría estar guapa...
Me hiere especialmente la hipocresía que hay en torno a este tema. Se oculta, como si fuera una vergüenza no tener un físico adecuado a nuestro tiempo, como si los demás tuvieran que sentirse feos... Y cuando preguntan a la famosa de turno, por sus secretos de belleza e indefectiblemente responde "Beber mucha agua". ¿Beber mucha agua? ¿Qué embuste es este? ¿Pretenden que nos creamos que con ocho litros diarios del líquido elemento se te hinchan las tetas, se reduce la nariz, y salen pómulos?

Hay mejoras espectaculares, como la de Letizia Ortiz, que ya siendo princesa de Asturias y a costa de un dinero destinado a no se sabe qué (pero que sale del pueblo llano, seguro) modificó su rostro. Justificando absurda e impunemente un problema respiratorio, Letizia cambió su perfil y ahora luce una nariz más armónica y una barbilla más reducida, con la que seguro, respira divinamente. A veces se la ha comparado con Rania de Jordania, que también se "retoca" quirúrgicamente de vez en cuando y tampoco come. Por ahora ambas están muy bien... Si no caen en el absurdo de hincharse los labios, una intervención que tiene siempre resultados antinaturales y desastrosos, y si no terminan pareciendo impersonales maduras peliteñidas y artificiales...

El caso que más me preocupa en este sentido es el de Eugenia Martínez de Irujo. Ella, con más posibles y posibilidades que nadie, ha optado siempre por la naturalidad. Su estilo me agrede las retinas; sin embargo, me guste o no, tiene estilo, el suyo propio, con sus chalecos, sus kaftanes y su biutería jipi y de Tous... Nunca ha sido un bellezón, y en líneas geneales, ha mejorado mucho, pero sin demasiado gusto...

Se redondeó las posaderas,una operación que ,dicen, duele mucho y cuyos resultados son más que discutibles... Y en esta instantánea se aprecia un pecho impropio y desafiante para una mujer de su edad...

No entiendo hacia dónde se dirige con las últimas operaciones y tratamientos rejuvenecedores. ¿Qué pretende? Tal vez parecerse a su madre, puenteando la genética y aspirando a tener la misma cara que Ana Obregón o la -cada vez más "vieja operada"- Lara Dibildos. De verdad que no lo entiendo. Supongo que debe ser cuestión de gustos. La única vez que hablé con ella (con Eugenia) me pareció exageradamente cabal y educada; no me cuadran estos cambios tan agresivos...

Yo, claro que me operaría (de hecho, nunca he ocultado que ya lo hice) pero sólo en el caso de asegurarme una gran mejora, y sobre todo, no parecerme a nada de esto:

Lo dice Diana Aller