viernes, 29 de abril de 2011

¿AMOR U OBSESIÓN?

Aunque me queda poco tiempo para menesteres blogueros, me resulta especialmente grato escribir sobre el estimulante culto a la belleza. Me dispongo a hablarles de Antinoo; pero no tengo claro si es amor u obsesión. Me gustaría que usted, avezado lector, juzgara:


Aprovecho la ocasión para ilustrar con este temón incomprendido el asunto que nos ocupa.


Como me consta que ustedes manejan un impresionante acervo cultural, obviaré que el emperador romano Adriano (76/138) gobernó desde 117 a 138, con una formación e intereses que ya quisieran nuestros parcos políticos para sí. Teniendo en cuenta la época (de poco tecnicismo, gran barbarie y ya superado el culmen del pensamiento occidental) Adriano era ecuánime, luchador y también lo suficientemente sensible como para leer y practicar el estoicismo, la corriente de moda en aquel momento y entusiasmarse con la enrevesada literatura griega. Tengamos en cuenta que Adriano era medio hispánico (su madre era de Gades, -Cadiz-), y a su contrastada inteligencia había que añadirle cierta simpatía y asertividad. La belleza fue sin embargo un don negado por el destino al emperador. No se dejen llevar por las representaciones gráficas de la época y posteriores: la idealización de las celebrities se daba ya en la antigua Roma (y seguro que también en la prehistoria).
Adriano era helenófilo: impuso la barba como moda a seguir, condenó la tortura (eran tiempos de esclavitud) y el historiador Edward Gibbon, describe su mandato como “La época más feliz de la historia de la humanidad”.Les recuerdo así mismo que las intrigas, pactos, asesinatos y juegos de poder eran muy tendencia: Adriano era sobrino de Trajano y casose a su vez con una prima suya, por recomendación de su gran valedora, su tía la emperatriz Pompeia Plotina, a la postre astróloga de renombre. Adriano y Trajano tuvieron sus más y sus menos, y parece constatado que en alguna ocasión fue por hermosos efebos a los que uno y otro optaba. Esto a Vibia Sabina, la paciente mujer de Adriano no le hacía mucha gracia, pero tenía asumido que no eran más que caprichos hormonales pasajeros. Esa maldita moda de los pupilos a los que adoctrinar en todos los sentidos, podía llegar a ser todo un engorro. Pero todo cambió un –maravilloso para Adriano y fatídico para Vibia- determinado día. Un día que amaneció como lleva amaneciendo desde que el mundo existe; un día con su sol, sus nubes algodonadas y su noche posterior. Un día que cambiaría el curso de la historia y el patrón escultórico: el día en el que Antinoo apareció en la vida del solícito y solvente emperador Adriano. Se detuvo el tiempo por unas milésimas de segundo; un hecho imperceptible a los sentidos humanos y animales. Los vegetales si percibieron el parón del universo, (que aun hoy padecemos en forma de misterioso retardo) y las rocas calcáreas que enmudecieron todavía más. Antinoo, un adolescente a medio hacer, con un cuerpo perfecto y un rostro tan bello que tenía que doler, atravesó el campo visual de Adriano. El magma de cada volcán del planeta erupcionó levemente, el tono azul del cielo se tiñó de un brillo desconocido y el imperio romano tornó a una nueva dirección.Adriano no tenía ojos para nadie, ni ganas de legislar, ni esperma suficiente como para saciar la incontinente pasión hacia el joven. Antinoo le acompañaba en sus (frecuentísimos) viajes, cazaban juntos y se abrazaban en la oscuridad. Vibia Sabina estaba un poco hasta el coño de la situación, pero nada podía hacer. El epicúreo de su marido, recto y justo, había perdido la cabeza por un quinceañero. Como sabrán ustedes, la pedofilia no tenía las connotaciones perversas de nuestros días: más al contrario se trataba de una conducta aprobada y reconocida, habitual y generosa, de aprendizaje y respeto. Se sabe que aquélla fue una relación breve y tormentosa, una auténtica –y entonces desconocida- montaña rusa de emociones y pasión.





Se sabe también que finalizó el 30 de octubre de 130. Andaba la pareja y su séquito de travesía por el Nilo, y Antinoo terminó sus días engullido por las aguas de aquél río. Para algunos fue un trágico accidente; para otros un supino acto de amor. Se decía que por recomendación de su astrólogo, Antinoo se arrojó a las aguas ante las incrédulas retinas de Adriano para que su suicidio alargara la vida y la calidad de la misma del emperador. Otra teoría apunta a un complot de Vibia Sabina, buscando una reconquista que jamás llegaría..., pobreta.


Hace tanto tiempo que cuesta enterarse de estos chismorreos y saber qué ocurrió exactamente. Pero lo interesante del asunto fue la reacción de Adriano: Dedicó cada uno de sus restantes días a erigir mausoleos, frescos, monedas y sobre todo esculturas al bello Antinoo (que murió con 18 añitos nada más).



Precisamente los parámetros escultóricos se adaptaron a una nueva talla: los maniquíes de Antinoo que se conservan poseen una exquisita proporción, unas curvaturas entre la aritmética y la poesía, y una belleza casi dañina. No contento, Adriano decidió rendir los máximos honores a su difunto amante: Creó Antinópolis, una mezcla imposible entre Marina D´or y Roma para deleite de su enfermizo recuerdo… Y deificó a su Antinoo, un honor sin precedentes entre las dinastías que habían regido el Imperio hasta entonces: Antinoo fue adorado por un pueblo con un emperador… ¿obsesionado o enamorado? ¿Creen ustedes que aquello fue amor o –y ruego disculpen lo grueso de la expresión- encoñamiento?
Tras estas disertaciones, aprovecho este encuentro para narrarles que ando de estreno: Por un lado el reality de Alaska y Mario Vaquerizo para MTV (el 11 de Mayo, no se lo pierdan), y por otro la reactivación de la revista Madriz, que pasa a ser mensual y que mañana se presenta por todo lo alto; y sí, la de la portada soy yo (y ya les contaré algún día en qué pensaba al posar).
Ya en sus kioskos:


Lo dice Diana Aller

martes, 19 de abril de 2011

CONSEJOS PARA UNA CITA URGENTE (LISTA EN 15 MINUTOS)

Los avatares del destino, caprichosos siempre, se empeñan muchas veces en confabularse contra nuestros intereses más trabajados y latentes. Sólo una carambola espaciotemporal puede propiciar un encuentro -no por mil veces fantaseado, menos ardiente- con esa persona que le subyuga y fascina, que le intriga y le atrae con ferocidad, que le ocupa y preocupa en silencio. Como un refulgente rayo de sol tras una tormenta, se abre camino la posibilidad de un furtivo encuentro con esa persona... Justo en ese momento en el que usted se encuentra sin depilar, en leggings, sin maquillar, con el pelo grasiento o sudando ¿Qué hacer? He aquí una guía para adecentarse en poco tiempo y en cualquier lugar.
-Para el pelo:
*Si lo tiene sucio recójaselo. Si no encuentra cerca una goma de pelo, se puede hacer cortando el elástico del bajo de cualquier prenda de ropa. Salvo que tenga las orejas de jarrón de la dinastía Ming, le recomiendo un moño alto: es lo suficientemente favorecedor y llamativo como para darle un toque interesante y vanguardista. (tiempo estimado: 1min. 30 segs.)






*Si lleva flequillo, basta con que se lave sólo el flequillo; incluso con el jabón de manos de una cafetería se puede (el cambio de champú habitual es uno de los mejores abrillantadores para el cabello); el secador de manos, hará que le quede liso o suavemente ladeado si lo marca con los dedos al secar (tiempo estimado: 2 min)
*Para cualquier corte y forma de pelo, le sugiero otra solución de emergencia: Si tiene un pañuelo (vale una servilleta de un restaurante, una media o un retal de tela) dóblelo en pico y después en tiras: con el lazo hacia arriba, póngaselo de diadema y sacuda su cabello de la forma más alocada posible. Dará imágen de mujer divertida y nada clásica. (tiempo estimado: 1 min)
-Para la cara


* Más importante que estar o no maquillada, resulta tener una piel joven y sin impurezas ni células muertas, que afean una barbaridad y una sonrisa sincera y atrayente. Para lo primero puede improvisar una mascarilla con yogur, aguacate, miel, limón y cualquier producto astringente natural que encuentre (tiempo estimado: 3 min) para lo segundo, mírse en un espejo, dirija su mirada hacia el reflejo de su propia coronilla: bajando la barbilla y subiendo la mirada. Piense en lo que le haría a su cita... ¡esa es la sonrisa! (tiempo estimado: 20 segs)

*Si está en un lugar público y no lleva maquillaje encima, pida ayuda en el baño. Para algunas cosas tal vez no exista mucha solidaridad, pero si en ese refugio de intimidad femenina aprieta los puños y los párpados y dice "Tengo ahí fuera al futuro padre de mios hijos, y se lo tengo que hacer saber ¿Alguien me deja algo de maquillaje?" en sus manos caerán sombras de ojos y lápices de labios a mansalva... Prescinda de la base, el efecto natural es siempre mejor: si acaso quitaojeras claro bajo sus ojos, justo bajo sus cejas y en el centro del labio inferior: resaltará sus facciones; añada lapiz marrón o gris (si no queda otra, negro) y máscara sobre las pestañas. (tiempo estimado: 1min y medio).



-Para el cuerpo:

*La ropa: Cualquier ropaje, anudado al culo a modo de minifalda, mola. Otra opción, sería sujetarlo con un cinturón... ¡perfecto! (tiempo estimado: 30 segs); con un pañuelo puede fabricarse una estilosísima túnica, tal y como hicieron mis amigas Araceli Segura (Marie Claire) y María Román (MTV) cuando pincharon en la Silent disco del Fib: 47º, y ellas con un pañuelo repleto de logos del fib como único atuendo, triunfaron por todo lo alto. (tiempo estimado: 30 segs.)

*La depilación: Lo más rápido y efectivo es utilizar cuchilla y una hidratante después. (Tiempo estimado de un completo: 3 min.) Por supuesto depende de dónde se encuentre usted... Si por un casual hay piedra pómez o papel de lija (de grano fino), puede depilarse con suaves movimientos circulares y cierto indispensable cariño a su piel. Eso sí, después es necesaria una buena hidratación y no someterse a cambios bruscos de temperatura para que no enrojezca la zona. (tiempo total estimado: 3 min)

*La menstruación: Esa indeseada y habitual visitante de una primera cita: tranquilidad, piense que es un proceso tan hormonal como psicológico... Es su cerebro el que "ordena" tal dispositivo de fertilidad. Y es su cerebro el que pedirá una momentánea retirada de la hemorragia ante su inminente trajín hormonal. Mentalícese; y para ayudar puede correr, hacer ejercicio físico y consumir cítricos, aunque la fiabilidad de estos métodos no responden a ningún supuesto científico. (Tiempo estimado de mentalización y métodos no probados muy variable: de 2 a 25 min).


-El hogar:

En el caso de que la cita se vaya a producir en su hogar, le advierto que su futurible pareja no verá las pelusas bajo el sofá, ni el polvo de los muebles. Puede, si su casa parece la de un yonki brasileño, acumular toda la guarrería en una habitación y no abrirla bajo ningún concepto. (tiempo estimado: 5 min). Si su hogar es un desastre, diga que se acaba de mudar y aun no ha traído ni sus cosas. Si es el de sus padres, tómeselo como la gran prueba de fuego. Si él mantiene una buena erección durante el tiempo requerido, y sobre todo, si hay una segunda cita, ahí hay futuro, créame.


APENDICE: No pierda el tiempo ante una cita inminente:

-No disfrace con colonia un mal olor corporal. La mezcla resulta nauseabunda en la intimidad.

-No pruebe una crema, un tinte o un maquillaje que nunca antes se ha echado. Puede tener una antiestética reacción alérgica.

-Pensando qué se pone: Vaya sobre seguro y vístase con un estilismo que haya triunfado con anterioridad. No es momento de pruebas no testadas ni de arriesgados estrenos de última hora.

-Evite utilizar ropa interior considerada "lujuriosa". Un conjunto clásico de algodón con muy poco encaje, da una imagen mucho menos zafia para una primera cita.
-Arrastrarse ante su objetivo. Sea amable y muestre interés -sexual incluso- pero nada de "ir detrás" con desespero. Nada menos atrayente que alguien blandengue, suspirando por usted, y facilongo.

-No se beba hasta el agua de los floreros, ante alguien que le gusta puede perder los papeles, llorar sin venir a cuento o no recordar lo que ocurrió. Eso sí, un poco de alcohol le ayudará a desinhibirse. Y a su pareja también.

-Es mejor que su objetivo sea un tórrido encuentro difuso en su recuerdo que despertar junto a alguien: la realidad tiene matices que la memoria difumina. Luche por la ilusión y por el momento presente.


A modo de resumen, más valen 15 minutos de organización y previsión, que privarse de un encuentro que perdurará para siempre como algo estupendísimo en nuestro recuerdo.

No sé ustedes, pero yo cada día tengo más claro que he venido a este mundo a disfrutar. Espero que ustedes también.

Lo dice Diana Aller

viernes, 15 de abril de 2011

3 VOCALES Y 7 U 8 CONSONANTES

En la unión del río Maici y su afluente el Maicimirim al norte del Brasil habita una tribu nómada de unas doscientas personas, (imposible saber un número siquiera aproximado) que se dedican a la caza y a la pesca con gran tino. De hecho, es su principal actividad a lo largo del día, quizá por ello nunca han contado con tiempo –ni necesidad- para desarrollar una lengua que supere las 150 palabras (con vocablos tan bellos como “pií” que significa agua, “xaaxaí “ roca o “piahaogixísoáipi” plátano), esta lengua puede ser tanto hablada como silbada y cuenta con 8 consonantes (7 en el caso de las mujeres) y tres vocales.

Sólo con estos datos, los Pirahã ya han conquistado mi corazón; y no por el paternalismo facilongo del primer mundo con respecto a sociedades pretecnológicas; sino por no necesitar mucho más que la pesca y unos silbidos en la vida. Y, sobre todo, tener 3 vocales. Absolutamente grandioso.


A diferencia de de los sentineleses que son capaces de atacar con lanzas a algún helicóptero turístico extraviado si es preciso, los pirahä son algo más amigables y mediante algunos intercambios de abalorios y rituales diversos pueden llegar a aceptar a un foráneo. E incluso pueden intentar aprender el concepto de “poco” y “mucho”… Y digo “intentar”, porque un lingüista australiano trató de enseñarles a contar del uno al diez –a petición de los indígenas- para que el entendimiento con los comerciantes que subían el Amazonas fuese mínimo, a duras penas llegaron a entender el concepto tres.


Al contrario que los Inuits y sus tropecientas palabras para designar la nieve o los islandeses y sus 12 tipos de matices de verde, los pirahäs nunca han tenido la necesidad de designar los colores.


Esto que ven aquí es un gato, dibujado -tras horas de trabajo- por un pirahã. Adulto:


¿No les parece maravilloso?: No conocen la subordinación de frases, no tienen tiempos verbales ni futuros ni pasados, ni memoria histórica, ni conocimiento de seres que ya no existan, ni mentalidad creadora, ni arte, ni tradiciones, ni mitos, solo práctica. Piensan que su entorno siempre es y será el mismo y ellos, al menos por ahora, no se van a molestar en tener voluntad de cambio.


Desde el punto de vista lingüístico resultan fascinantes; pero desde una óptica general ¡Qué buen rollo da esta gente!:



A mí me encanta desear productos que nunca tendré, consultar fastuosas casas en portales inmobiliarios, las camisetas de algodón, que mis hijos me hablen de sus compañeros de clase, leer historias de narcos o pasear por la Gran Vía. Admirar a los Piranhã no significa desear su sencillez, desde luego. Pero sí, es admirable.


Lo dice Diana Aller

lunes, 11 de abril de 2011

LOS MARICAS (1ªParte)

Si usted es una jovencita (o mocito) de hoy; si tiene una vida mundana, y si le gusta vivir la noche más frívola de su ciudad... a buen seguro se relaciona con varones de tendencias invertidas. El amigo gay es un complemento que viste mucho, le da a usted un barniz cosmopolita y en determinados sectores (EGB y FP) incluso intelectual. El amigo marica viste con colores atrevidos, y audaces complementos; y aunque no lo diga, siempre piensa en posibles parejas sexuales. La homosexualidad masculina no tiene nada que ver con el lesbianismo, ni en forma y maneras ni en número de adeptos/as, por lo que este texto va enfocado en exclusiva a la desviación varonil. Resulta fácil discernir quién es y quién no sin necesidad de apelar a la vestimenta o a la gestualidad; (a estas alturas de la vida los estereotipos se hacen innecesarios) es una cuestión puramente hormonal. La prueba de fuego es la atracción. Si usted es hetero todo el rato, encontrará incluso en el especimen más desagradable del otro género un motivo para darse un revolcón. No digo que se follaría a cualquiera, líbreme la autoridad competente de determinados juicios. Digo que usted incluso en el peor de los casos, se ve capaz de encontrar cierta sintonía sexual con su oponente heterazo. En cambio, ni el más atractivo de los gays, despierta en usted algún instinto pasional. Por muy atractivo y encantador que resulte.


Yo misma creía infalible esta teoría; pero me han llegado testimonios de auténtica e incontinente pasión hacia un gay por parte de una hetero. ¿Significa que ella es una pervertida? ¿Que él le da a todo? ¿Que el mundo viene a ser un retorcimiento constante del destino? ¿O qué no existe una sola dirección sexual? Yo me inclino a pensar que hay tantas tendencias sexuales como individuos, pero no deja de ser mi particular razonamiento.


En este somero asalto a la homosexualidad he querido elaborar un sencillísimo test, por si quiere saber si su hermano, amigo, hijo o usted mismo es gay; y en qué porcentaje.


Sólo tiene que pensar en esa persona (que reitero que puede ser usted si tiene dudas sobre sus tendencias), contestar y sumar puntos:


1.Le llama la atención:


a) El hirsutismo (+20)


b) La gente que se rapa la cabeza (+8)


c) Ver fumar a los demás. Es muy estético. (+2)


d) Coches (+0)



2.Le hace gracia


a) Los perritos Carlinos (+20)


b) Los comentarios y pies de fotos de la revista Cuore (+8)


c) Cualquiera de los doscientosmil ocurrentísimos grupos de facebook (+2)


d) Arévalo y Marianico el Corto (+0)


3. Qué le puede sugerir esta canción?




a) Un ejército de enhiestas pollas (+20)


b) Que el mundo puede ser un lugar bonito a poco que nos esforcemos. (+8)

c) Es una producción cutre y underground para un resultado tan discotequero. (+2)


d) Este video ha envejecido fatal, tiene un diseño caduco como de ordenador del 93. (+0)


4. ¿Quién le parece lo más de lo más?


a) Lady Gaga (+15)


b) Madonna, forever (+8)


c) Manuel Ruiz de Lopera, Miguel Angel Revilla… (+2)


d) Berlusconi (+0)



5. ¿Qué restaurantes le gustan?


a) Deli-soja-takeaway-natural-udon-healthy… y de autor (+10)


b)Fresco, comida internacional, ensaladas… (+8)


c) Tascas, restaurantes como “El Bierzo” o “A minha gaita” (+2)


d) McDonald´s (+0)


6. Entra al HyM y…


a) Enloquece/enloquezco ¡Hay 200 nuevos modelos de camisetas con cuello de pico! (+15)


b) Ve unos pantalones príncipe de Gales y se lo piensa (+8)


c) se maravilla de que todo sea tan asequible (+2)


d) se pilla esos calzoncillos tan cachondos de los Simpsons (+0)


RESULTADOS:


Si ha respondido con sinceridad pensando en esa persona sobre la que planea la duda… sólo le queda verificar su mariconidad aquí:


De 0 a 25 puntos: Esa persona no sólo no es gay, es un hetero convencido, que no se plantea otras formas de relación sexual, igual que no se plantea otro cosmos paralelo al nuestro. A él es fácil convencerlo haciéndose la tonta o bajando los párpados. Y si es usted mocita y quiere conseguir una cosa trabajosa y concreta, disimuladamente deje al descubierto parte de su anatomía más púdica. Infalible, ya verá.


De 25 a 50 puntos: ¿A quién trata de engañar? Ha hecho esta cuestación pensando en usted, por esa absurda e inconfesable duda sobre su homosexualidad. Estese tranquilo, aunque le pida a su pareja que le introduzca un dedo en el ano o que en la juventud practicara tocamientos con algún amigo no quiere decir nada… Por ahora. El día que se canse de su militancia heterosexual, prueba una polla y arreglado. Puede que su vida sea una alienación, un conjunto de clichés afines a sus amigos… Pues siga tan feliz, amigo.


De 50 a 75 puntos: Su amigo/conocido/primo/usted mismo es marica ¿Acaso no lo sabía? sueña con un hombre que le colme de felicidad, y en unos años se planteará tener un perrito. Le pierde el lujo, OT1, asesorar a sus amigas, y tiende al drama en cualquier situación. Quiere a su madre con locura, y de pequeño se sintió excluido, más que por su orientación sexual, por no gustarle el fútbol.


De 75 a 100 puntos: Esa persona en la que piensa no es gay, es un maricón de libro, que vive pendiente de los de su género, sale de caza, frecuenta chats de zapatillas sudadas y osos talla XXL y sueña con rodearse de rudos skins sudorosos. Vive con masculina practicidad su vida, enfocada a depositar su esperma entre sus congéneres; adora las saunas y de vez en cuando el leather, el SM e incluso las drogas.


Hasta aquí este primer acercamiento a la homosexualidad masculina, más adelante nos adentraremos en características y tipologías, gustos, y prácticas. Hasta más ver, amigos.


Lo dice Diana Aller

domingo, 3 de abril de 2011

PARMÉNIDES Y YO

En algún momento me gustó y hoy no le veo la gracia:


-Las lámparas de araña

-Las pamelas

-La playa


-Las botellas de agua, los expositores de marcas de botellas de agua y el coleccionismo evian.

-Las sudaderas con cremallera y lisas (salvo las grises, un básico necesario)

-Las aceitunas

-Los NH

-El rollito Tiki Hawaii. Es cansino

-Ver la redacción en los informativos televisivos

-Leer blogs

-Las fundas para los aparatos tecnológicos

-Mobiliario moderno que pretende asemejarse al antiguo

-Latinoamérica y latinoamericanos

Antes detestaba, y ahora le encuentro su puntito:

-Los moños italianos

-Pilar Bardém. Miren que profeso una infundada tirria a esta saga... Bien, pues en los últimos tiempos me tortura una lucha interna que me está ahogando el alma ¿Cómo puede ser que me caiga bien esta mujer?

-La decoración africana. Me rechifla y obsesiona (salvo las máscaras, quede claro)

-Rumanía. Me ha encantado

-Los vaqueros acampanados

-Bob Dylan

-El color naranja

Nunca he podido con:

-Los maricas que se refieren a sí mismos en femenino

-La ropa ultraceñida

-Escote y minifalda: No, no, no

-El francés (el idioma)

-El minimalismo decorativo

-Las chirigotas de Cádiz

...Pero siempre, todo cambia...

Lo dice Diana Aller