miércoles, 31 de agosto de 2011

LA VIRGEN DE MELUN Y SU TETA

Agnes Sorel cambió el rumbo estético de la historia, y dio un vuelco a la iconografía del pecho femenino en el arte, dotándolo de un erotismo hasta entonces silenciado.



Verán, la muchacha, nacida hacia el mil cuatrocientos y pico, era de una hermosura tal que cuando se cruzó por delante de Carlos VII de Francia, éste, que le duplicaba la edad exclamó "Creo haber visto un angel"; expresión muy de la época que hoy bien pudiera traducirse como "¡Pibón!".

Poco importó que el monarca estuviera casado con María de Anjou y llegara a ver nacidos a 14 hijos con ella... Carlos VII con más de 40 años se prendó de la muchacha, que pasó a convertirse en Maitresse en Titre, lo que vendría a ser amante oficial, un título inaugurado como tal en aquel momento.

Agnes, además (para muchos a pesar) de su belleza, era inquieta e inteligente; hija de un noble venido a menos y una hija de comerciantes, aprendió a leer con 5 años, una proeza del todo inusual en aquellos tiempos de analfabetismo y barbarie.


Era virgen y del todo inocente cuando pasó a trabajar para la reina, que se mostró siempre a favor del encaprichamiento de su marido, que era físicamente poco agraciado y mentalmente algo deficitario.
Agnes Sorel recibió fortunas, castillos y lujos hasta ahora inalcanzables para las favoritas de los monarcas. Lucía los trajes más caros del reino y consiguió un séquito más numeroso que el de la propia reina.

Aunque dentro y fuera de la corte era amada y odiada por igual, la Dame de Beauté como se la conocería llenó de alegría y decisión la vida de Carlos VII, que era incapaz de emprender acciones militares por ejemplo, sin la "inspiración" de una buena amante.

Aunque Isabel de Baviera, madre del monarca, fue pionera en llevar vestidos escotados y con la parte superior de los pechos al aire, fue Agnes Sorel quien puso de moda estos atrevidos atuendos.

Y es que si bien en la Edad Media se exaltaban las virtudes de las mujeres de tetas exiguas y caderas anchas, antes de la edad moderna, comenzó a venerarse la belleza sensual del busto femenino. Fueron las propias mujeres las que descubrieron el poder que otorgaba un generoso escote a la hora de lidiar con varones. Por eso, los vestidos de Agnes eran celebrados y copiados por una parte y severamente criticados por otra.


Los moralistas y religiosos arremetieron duramente con esta moda pasajera que equiparaban el balcón del escote con "las puertas del infierno". (El cuerpo de la mujer, por incomprendido y deseado, ha sido siempre duramente castigado). Incluso se prohibía enseñar el comienzo de la caída de los pechos. Sin embargo las mujeres burlaban esta norma con telas transparentes que no hacían sino engrandecer el deseo de sus encantos.

El obispo Jean Jouven des Ursines acusó con dureza estas prácticas disolutas, propias de la "prostitución, lujuria y demás pecados". (Pierre Champion, La Dame de Beauté)

He tomado unas cervecitas y creo que me estoy alejando del artístico tema que nos ocupa. Vuelvo a él: La bella Agnes murió en un parto del que tampoco sobrevivió el bebé (tenía ya dos hijos del rey) joven, hermosa y forradísima. Se dijo que pudo morir envenenada...

Dejó su fortuna a los más desfavorecidos y un legado innovador y del todo revolucionario: Por primera vez se representaron las tetas como un mero estímulo sensual y no como las depositarias del alimento de los hijos, que, como bien saben, es su FUNCIÓN BÁSICA.

No sólo puso de moda mostrar parte de los pechos; dejó para la historia del arte un modelo del todo novedoso de proporción y belleza femenina.


El díptico de Melun, o la Virgen de Melun, era en su origen un cuadro doble cuyas mitades se separaron en la Revolución francesa.

Se expuso en los funerales de la propia Agnes Sorel, ya que representaba a la virgen y el niño Jesús. Sin embargo el cuadro se tildó de profano y blasfemo.

Para empezar tiene una luminosidad clara y reluciente alejada del claroscuro y tenebrismo propio de las escenas religiosas. Además el niño que debería amamantar maternalmente, ni siquiera mira a su madre ni a la fuente de alimento que tiene al lado. El bebé se distrae impasible, dejando todo el protagonismo al pecho furtivo, que es el verdadero centro del cuadro.

La piel de la modelo es suave clara y cerúlea, la frente ancha y despejada y los rasgos finos y juveniles; muy al gusto de la época. No en vano, Agnes era considerada la mujer más hermosa de Francia...


Jean Fouquet, el autor a quien se le encargó la pintura, representó a la joven con atributos reales: capa de armiño, piedras preciosas incrustadas y entronizada. A su alrededor serafines (rojos) y querubines (azules) resaltan los colores claros de su vestimenta, estos sí, propios de una Madonna.

En esta obra maestra de la pintura gótica se exalta la belleza femenina; una suerte de ideales extremadamente estilizados: el cabello rubio, el cuello largo, el talle estrecho y la cabeza que conforma un óvalo perfecto. Precisamente el volúmen de su cabeza y la del niño, dejan su pecho izquierdo (a la derecha del espectador) en un lugar privilegiado en el centro de esta trayectoria de volúmenes.

Se trata de una teta sorprendentemente esférica, pero carnalmente real (más si la comparamos con su antecesora principal, de la virgen lactante de Ambrogio Lorenzetti, una mera excusa alimentaria con más vértices que volumen).


Es, digo, una teta jugosa, joven que parece haber escapado obscenamente de la opresión del corsé, para saludar divertida, desafiando la pacatería religiosa, los preceptos de buen tono de la época y las obras de arte hasta entonces conocidas. Y que escapa incluso a su función primigenia: el bebé está distraído (parece un pequeño adulto fumado) lo que otorga una total libertad al espectador para su disfrute.

A nuestros ojos, muchas veces hartos de sobreexposición carnal, un pecho redondeado y blanquecino no supone exaltación alguna. Pero imaginen ustedes antes del año 1500 representar a la virgen María ofreciendo una sexualidad desbordante a los desconocidos espectadores... Blasfemia, pecado y paganismo atroz. Lo cierto es que esta mitad del díptico (la otra no tiene tanto interés) tiene algo de magnético e incluso esotérico: a mi me parecen muy raros los pliegues sobre los que se sienta el niño; la extraña forma de cogerlo, con la mano presionándole precisamente la infantil tetilla, los luciferinos angelitos rojiazules y la mirada de la chica que apunta precisamente a su pecho.


Éste es uno de los antecedentes de Playboy o Interviú; y el asentamiento de una nueva iconografía femenina basada en la sensualidad erótica; ése dificil atractivo que no siempre se comprende. La mujer sigue siendo un misterio y sus representaciones suelen ser maravillosas y consideradas ofensivas.


Lo dice Diana Aller

lunes, 22 de agosto de 2011

LA MÚSICA DE ESPAÑA 8: GRUPOS DE LOS 80 B, C

Miren que les tengo en estima, y les presupongo leídos, pero aprecio que muchos de ustedes fallaban en los exámenes por no leer los enunciados. En mi anterior columna sobre los grupos de los 80, anuncié bien claro que abordaría los grupos por orden alfabético (en tal caso sólo la A). Muchos de ustedes me escribieron diciendo que echaban en falta tal o cuál grupo. Tranquilos, que todo llegará... Vamos hoy con la B y la C. Contenta me tienen...
.

BETTY TROUPE: Valencianos, barrocos y autores de ése single que tanto gusta a mi amigo RomitoEl Vinilo”. Después un joven Nacho Cano en los amaneceres de su autoendiosamiento produciría un LP mediocre y sin gracia, que hizo de éste otro one hit band incapaz de superarse jamás.



LOS BÓLIDOS: Ya me referí a ellos hablando de marujeos de pop español y en la primera de las intervenciones sobre música ochentera en España. Me gustan por el peso femenino, porque a mi hijo le rechifla “Encontré el paraíso (Oh, oh, oh)” y porque ensayaban en Tablada, donde lo hacían también los Pegamoides y Paraíso y tantos y tantos grupos (incluso uno que tuve yo décadas después) de entonces y de siempre.



CADILLAC: Estos eran unos pobres horteras a remolque del nuevaolerismo de la época. Representaron a España en Eurovisión de 1986, y sólo les salvaba que entre ellos estaba Guzmán, de Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán, grupazo setentoide del que creo que ya he hablado alguna vez.



CELTAS CORTOS: Aunque hayan envejecido tan mal; para la época resultó novedoso que un grupo (pucelano para más inri) triunfara con música folk celta. Dro apostó por ellos, y miren, les salió bien la cosa.



CIUDAD JARDÍN: Como tantos otros, sus prometedores inicios oscurantistas y literarios, hacían presagiar algo mejor que la sucesión de discos totalmente prescindibles con guiños a todos los estilos posibles. Querían ser malditos (el gérmen del grupo eran el malogrado Eugenio Haro Ibars y un exnovio de Christina Rosenvinge), pero al carecer de talento, la suya fue una actitud impostada e incluso de cierta lastimita.



CÓMPLICES: La gran pregunta es ¿cuál es el objetivo de componer canciones hiperglúcemicas si su partenaire grupal es tu esposo/a? ¿Qué oscuro juego de seducción se traían –y aun se traen- estos dos entre manos? Golpes Bajos, el anterior grupo de Teo Cardalda fue un esperanzador comienzo; pero al formar esta nueva banda (porque esta gente son de los que hacen bandas, y no grupos) la cosa perdió. Seguro que son muy buenos músicos. (Basta echar un ojo a su web para comprender qué NO es la audacia o la vanguardia).


Aprovecho para reiterar la condición de Opinión en este blog. Si quieren fríos datos, les recomiendo la wikipedia y un montón de webs perfectamente documentadas y con información políticamente muy correcta.

Disfruten de sus vacaciones, escuchen canciones bonitas y cooperen para que el mundo sea más habitable, hagan el favor.
Se les quiere.


Lo dice Diana Aller

domingo, 14 de agosto de 2011

10 FORMAS DE DECIR "TE QUIERO"






1- Si la persona amada frecuenta el polígono, tiene un plumas blanco o le ha escuchado decir alguna vez "un tanguita" o "mi gente", lo mejor que puede hacer es regalarle un peluche de las ferias de su pedanía y enviarle un sms que diga "t k mzo" seguido de "churri, gordi, cari", o cualquier apelativo habitual entre ustedes (imprescindible que termine en "i").


2- Si desea declarar sus sentimientos a alguien que estudia/estudió una diplomatura en absoluto vocacional, que en verano come en traje de baño o que ha veraneado en un camping alguna vez, le recomiendo que escriba en su tuenti un texto sentido y directo: "Ers lo mjor k m ha psado". Acompáñelo de gifs animados de ositos y corazones.


3-Si su ideal de amor es disfrutar de Ibiza juntos, si se conocieron en el gimnasio o usted o su pareja viven con una abuela, regale una joya para demostrar su amor. Escóndasela en la ropa interior y cuando la encuentre dígale susurrando "te quiero". Una cosa finísima que le derretirá, sin duda.


4-Si está enamorada/o de alguien de extrarradio, o que no terminó una licenciatura, o que se queja a menudo del trabajo, opte por el romanticismo puro: Mi sugerencia es un viaje a París con visita a la torre Eiffel. Una vez arriba, declare su amor con un anillo o un reloj mientras dice "te amo".


5- Si llama a su pareja "mi chica/o", a uno de los dos (o a ambos) les gusta Sabina, y son fumadores (de tabaco y porros), dígale que le quiere con la letra de alguna canción de Extremoduro: almas sensibles como usted, no cabe duda: "Si me encierro ven a verme; un vis a vis... Caí preso dentro de mi. Si me escapo ve a buscarme cualquier día, donde quede alguna flor, donde no haya policía".


6- Para quien ha encontrado cierta sintonía en una persona afín, con intereses dispares pero de parecida altura a los propios, para quien ve en su pareja a alguien tan interesante como aractiva/o... sería recomendable esconder bajo la almohada una carta manuscrita con los sentimientos al desnudo, con los anhelos e ilusiones compartidas... Sinceridad sin florituras, como su relación.


7-Si su pareja posee la belleza exótica e incomprendida de Birmania, si le ha descubierto canciones, colores o situaciones fascinantes, y si siente auténtica devoción, declare su amor en una pequeña embarcación, de vacaciones, diciéndole "Estar contigo es como veranear eternamente... Y detestaría tener que volver a trabajar".


8-Si la persona amada es locuaz conversadora, intelectualmente activa y sexualmente embriagadora, pídale estar siempre juntos. Tal vez acepte...


9-Si se ha enamorado sin remisión de la persona equivocada; si un capricho del destino les ha unido por siempre, cocinen juntos una cena exquisita con un Rioja, difrute de cada instante y cuando estén levemente achispados, celebren el bendito error que les unió, porque la vida es esta maravilla para disfrutar juntos.


10- Si cuando yace con su pareja amada, le brotan lágrimas de amor, ve fuegos artificiales, caen dictadores y siente que es eternamente primavera, dígaselo con la crudeza carnal del momento: "Te quiero aquí y te quiero en febrero; te quiero bastante, te quiero cuando te tengo y también cuando no. Te quiero como a un tesoro sumerio, como El Corte Inglés a las rebajas, como el viernes al sábado y como se quisieron mis tatarabuelos hace siglo y medio. Quiero estar junto a ti, más unidos que los Estados Unidos, abrazados y echándonos de menos aun sin separarnos. Te quiero hoy, te quiero hasta doler y te quiero en Pontevedra".


Lo dice Diana Aller

martes, 9 de agosto de 2011

CÓCTELES Y REVOLUCIÓN

Saben que me gustan un horror las teorías conspirativas; pero además me rechifla tomar cócteles y protestar. Bien, pues todo esto está íntimamente relacionado con lo que paso a relatarles ya mismito:



Colaboro con la revista Vanity Fair España, y hace poco me pidieron un artículo sobre fiestas veraniegas; me sugirieron que incluyera un apéndice con los mejores cócteles para tales ocasiones. Acudí a quien hoy por hoy es el mejor coctelero de nuestro país, Javier de las Muelas, propietario del mitiquísimo Dry Martini de Barcelona. Me atendió un chico estupendísimo de su equipo, Gerard Acereda, ("head mixologist" ¿Se puede tener un oficio más bonito?) y muy amablemente me falicitó este listado que me parece pura ambrosía estival:



SUMMER BEER


Ingredientes: San Miguel Selecta, zumo de piña, zumo de maracuyá, zumo de mango, sirope de fresa, ralladura y trozos de lima.


Un cocktail servido en jarra con abundante hielo para compartir en una terraza cerca del mar.



NESPRESSO MOJITO


Ingredientes: café Nespresso Ristretto Origin India, hojas de menta fresca, sirope de menta, licor de café Kahlúa, zumo de lima fresco, ron Seven Tiki, ron Bacardi Superior.


Un momento de relax en cualquier hora del día.


JESSE JAMES


Ingredientes: Angostura, hojas de menta fresca, zumo de lima, lima Rose´s, tónica schweppes


Cítrico, elegante, con suave amargo final. Un glamour sin alcohol que no altera los sentidos.



KUMKUATS & MANDARINE MARTINI


Ingredientes: Kumkuats, jengibre, zumo de limón, sirope de caña, zumo de mandarina, ron Bacardí Superior.


Un aperitivo imprescindible pensado para acompañar con ligeras gastronomía japonesa.



IPANEMA


Ingredientes: Zumo de maracuyá con sus semillas, zumo de lima, zumo de piña, sirope de vainilla.


La mejor forma de cuidarse bajo el sol.



SHISO COLLINS


Ingredientes: hojas de shiso moradas, cardamomo, azúcar de caña, zumo de pomelo y lima frescos, ginebra Bombay Sapphire, Soda Schweppes.


Una pincelada de exotismo en las noches estivales.



JIM-LET FOX-TROT


Ingredientes: Lima Rose´s, Ginebra Bombay Sapphire, Tónica Schweppes.


Un Gimlet granizado flotando sobre una tónica helada con abundantes hielos diamantinos. Sencillamente irresistible.



APPLE MARTINI


Ingredientes: Manzana Granny Smith, calvados, bisson grass, zumo de lima, licor de manzana.


Delicioso, delicado, intenso. Un placer para tomar con los ojos cerrados.



BEER & BERRIES


Ingredientes: San Miguel 0,0 Manzana, sirope de fresa, zumo de pomelo rosa, zumo de arándanos, frutos rojos.


Para saborear con ritmo pausado agradables tertulias noctámbulas.



WASABI FRAPPÉ


Ingredientes: Ginebra Bombay Sapphire macerada con raíz de wasabi.


Picante, con carácter, limpio y seductor. Servido a -15 º , es una excelente elección antes de reunirse a cenar.


Como ven, resulta conmovedoramente agradable, exclusivo, y también fácil. ¿Se atreven con alguno de estos cócteles?


Acudo menos de lo que me gustaría a la sucursal madrileña del DRY, en plena Plaza de Colón. La decoración es clásica y vanguardista, la atención exquisita y los cócteles una maravilla procedente de otro mundo. Sorprende tanto saber hacer en un mundo tan cutre.


Desgraciadamente estamos acostumbrados a contratos explotadores, a políticos indoctos, a corrupción de los poderosos y resignación de los ciudadanos.


Pero por suerte hay economistas comprometidos, pensadores a pie de calle, madres de infinita generosidad, comerciantes luchadores y jóvenes solidarios... Sol, Madrid y España es todo un símbolo y un ejemplo. Nos llaman indignados, pero sólo queremos Democracia Real Ya, DRY. La esperanza de nuestra era se llama DRY.


¿Y si la mejor coctelería de Madrid fuera el epicentro de un movimiento social de protesta? ¿Y si en pleno paseo de la Castellana se gestara el ideario del 15M?


Los cócteles nos dan una conciencia suprema, nos acercan a la verdad, a la lucha y al placer... En cualquier caso Vanity Fair decidió no incluir el listado de cócteles de DRY ¿Habrá un mensaje encriptado en ellos o son en sí mismos una llamada a la revolución?
Lo dice Diana Aller


martes, 2 de agosto de 2011

MARCELA BASTERI

La mayoría de ustedes tiene una vida lineal, con sus tímidos vaivenes emocionales, sus reveses económicos y sus golpes y abrazos del destino. Pero diríase que, en gran medida su biografía es predecible e incluso aburrida ¿A qué si?










Estamos inmersos en un soporífero bipartidismo político, sin guerras declaradas, con injusticias de todo tipo, vacaciones de costa, y de interior, crisis financiera, algún amor inconfesable y algún vicio aceptado... Una existencia miserablemente planita y normal. Muy loable para lúcidos intelectos como el de Immanuel Kant, pero triste para lo que el cine norteamericano nos tiene acostumbrados.

Sin embargo, hay gente destinada a la fascinación ajena, cuya biografía es un parque temático de pasiones. Marcela Bastieri es una mártir de la era de la exhibición. Voy ya con la historia de sus días:


Sergio Basteri, hijo de Ida y Ferruccio, era además hermano de Piero, Carolina, Franco, Renato, Adua y Enzo. Sergio era un italiano guapetón, que se hizo soldado y, que cantaba como dicen que cantan los ángeles. (Arriba en el centro... una genética que perduraría)


Luchó en la Segunda Guerra Mundial y su esmero, bravura y simpatía, le valió el apodo de Tarzán. A su regreso en 1944 a Castagnola di Sopra, una localidad entre las marinas de Massa y de Carrara, se dio cuenta de que tenía que salir del pueblo en busca de una vida mejor.

La encontró en Verona, donde conoció a Vanda Tarrozzo, una joven guapa y decidida. Se enamoraron y al poco se trasladaron a la casa de la familia Basteri, donde nació Marcela (Marcella en italiano), su única hija, el 10 de diciembre de 1946.
Sergio se fue a buscar una vida mejor, una oportunidad laboral, una salida a la pobreza... y se fue, ni más ni menos que a Argentina. Vanda se quedó con la familia de él, esperando... Al parecer, no se sentía muy cómoda con su familia política así que abandonó la casa de los Basteri para irse con Marcela (de seis meses) a buscar por su cuenta, también una vida mejor. Conoció a un camionero napolitano llamado Russo Ciro y huyó con él a Nápoles, dejando a su hija en un orfanato, del que no podría salir hasta que cumpliera los 10 años.

Imaginen esta primera década de la niña, que por cierto era monísima: pobreza, abandono, alguna furtiva visita de sus tías y su abuela Ida, soledad, extrañeza...
...Hasta que pudo salir del orfanato y su padre se la llevó con él a Sudamérica, donde vivía con su nueva mujer: Catalina Mezín.
En contra de la literatura al uso, entre la niña y su madrastra hubo muy buena química, pero vivían en un ambiente de digna pobreza, escasa cultura y trabajo a todas horas. La madrastra era asistenta, y en verano, la familia para la que trabajaba, se la llevaba a Mar de Plata (al Sureste de Buenos Aires), con la joven Marcela, que cada año estaba más atractiva y más cerca de una vida sin necesidades ni penurias.
Había allí un chico español, cantante, que había cosechado cierto éxito en Argentina. Se llamaba Luisito Rey. La de él era una historia de miseria y hambre, pero procedente de España y rodeado de su familia. Ambos venían de ambientes paupérrimos, y cataban el lujo con deseo e incluso con ansia.

Él era el tercer hijo de Rafael Gallego Rey y Matilde Sánchez Repiso. Nació el 28 de junio de 1945 en Cádiz, en un ambiente de miseria total, el que dejó la Guerra Civil.
El matrimonio había tenido tres hijos anteriormente: Rafael, José Manuel y Vicente, pero Rafaelito había muerto a los dos años de edad a causa de una meningitis. En 1950 el padre de familia fue incapacitado por una enfermedad del corazón y los Gallego Sánchez estaban atravesando una situación económica muy difícil. Quien los salvó de la quiebra total fue Luisito, con sus dotes artísticas. A los seis años, el niño, acompañado de su guitarra, dio un concierto en la redacción del Diario de Cádiz. Al poco, ganó un concurso de Radio Cádiz en su programa Misión Alegría. Se hacía llamar Luisito Gasán. En cuanto acumularon una discreta fortunilla, se trasladaron a Madrid para impulsar la carrera del niño.

Tras un primer intento fallido de triunfar en Argentina a los nueve años, tuvo que regresar a España ya con doce. Sin embargo, se fue después a Francia para librarse del servicio militar. En esa época, se hacía llamar Luis Miguel en honor a su ídolo, el torero, Luis Miguel Dominguín. Después, decidió probar de nuevo suerte en Argentina, donde esta vez logró alcanzar el éxito, ya como Luisito Rey, gracias a la canción “Frente a una copa de vino", lo que se convertiría en una premonición de su vida conyugal.
Allí estaba Marcela, enamorada del racial gaditano de portentosa voz, fascinada por la riqueza y el cariño que a ella siempre le faltó. Ambos se enamoran de verdad, con ganas, con atracción... y con necesidad de triunfo. Luis Rey, aprende los entresijos de la industria musical; mientras que la bella Marcela se convierte en actriz. Son una pareja compenetrada y en apariencia feliz. La vida de la joven Cenicienta la lleva primero a Puerto Rico, donde su ya marido decide instalarse una temporada para promocionar su trabajo como cantante. Allí nace su primer hijo (en 1970). Ya en México, tendrían otros dos.


Mientras los retoños crecen, la familia Rey Bastieri aumenta también su patrimonio. Y sus fiestas, y sus amigos, y el consumo de alcohol. El primogénito, Luis Miguel muestra facilidad para la interpretación musical y además tiene un físico muy a la moda. Y ahí empieza la grandeza y el declive. El padre, como tantos otros padres de niños muy dotados para la música, ve en su hijo la estrella que él no fue. Y como a Brian Wilson o a Michael Jackson, le explotan durante su juventud.


El padre dirige y ordena, la madre calla. Marcela discute con su marido, pero nunca delante de los niños ni de invitados o amigos. Comienzan a relacionarse con las familias bien de México (allí a los pijos se les llama "fresas"), e incluso Luis consigue que su hijo actúe en la boda de la hija del entonces presidente del país, José López Portillo. La ambición da pronto sus frutos: dinero, fama e insatisfacción. Tras aquello, Luis se trajina a los trabajadores de EMI; y ahí despega una carrera fulgurante, la del cantante Luis Miguel.
Marcela, antaño llena de vida y de carácter, ha ahogado su propia personalidad en alcohol, y probablemente también en cocaína. Está triste, apática, a ratos enfadada e irritable y a veces feliz, mirando a sus hijos, y pensando que les da lo que ella no pudo tener. Conserva un innegable atractivo natural, pero para lo joven que es, está algo estropeada. Pasa por alto los desaires y cambios de humor de su marido; ya no le afectan, le da igual. Va a remolque de los acontecimientos... En público resulta extrovertida, amable e ingeniosa. En privado le cuesta conciliar el sueño y le faltan las fuerzas para tomar una decisión que se plantea cien veces al día, pero nunca lleva a cabo ¿Cómo va a separarse ahora? Su hijo está ganando una auténtica fortuna, las presentaciones y fiestas, son una oportunidad para todos, también para ella... no puede hacer eso, no, no, no.
En 1985, cuando Luis Miguel cuenta con 15 años, gana su primer Grammy (hasta la fecha, tiene 10, un auténtico record). Los Rey Bastieri están borrachos de alegría. Y Marcela de alcohol, drogas, ý pastillas para dormir. A los pocos meses, la prensa se hace eco de la desaparición de Marcela. Nadie dice nada, nadie denuncia, simplemente, Marcela ya no está. Pasan semanas, meses y años. Luis Miguel sigue triunfando, sus conciertos son un delirio Raphaeliano, sus discos superventas y su vida, como la de su familia, un hermético secreto. Tiene que pasar mucho tiempo, para que afloren las teorías más desquiciadas al respecto... Rondan varias por internet y revistas de medio mundo:

1. Marcela fue secuestrada por la Mafia. Enviaron incluso su dedo meñique a la familia, pero no se molestaron en reclamar a la madre y esposa desaparecida.

2. Murió junto a otras 4 personas en un inoportuno tiroteo en Chihuahua, en una fiesta en la mansión de un conocido narco.

3. Tras pedir a su marido el divorcio, éste se negó y Marcela despechada, retornó a Italia, donde vive retirada aunque manteniendo contacto con sus tres hijos, a los que no ha dejado de querer.

4. Eran tan habituales los malos tratos de Luisito Rey, que la actriz acabó con brotes psicóticos y alucinaciones avivados por la cocaína y el alcohol. Se marchita en un psiquiátrico, donde la retiraron para no ensombrecer la carrera de su hijo.

5. En una de las muchas y habituales orgías de sexo y drogas duras, Marcela practicaba una felación a un hombre. Su propio marido se les unió, y cuando hubo acabado, preso de rabia, drogas y locura la mató en la misma piscina del jardín donde se encontraban. Se deshizo del cadaver sin problema.
Sea como fuere, la vida de Marcela apenas despegó. No pudo asumir la situación, o no llegó a encajar aquello que tanto ansió. Su marido y sus hijos nunca han hablado del tema. Ni de ese ni de ningún otro, el cantante preserva su vida privada como si de algo inconfesable se tratara (desde su matrimonio y paternidad, filtra alguna foto a la prensa, pero poco más).




(Estos son la mujer y los hijos de Luis Miguel con kilos de maquillaje y photoshop)


Marcela desapareció y nadie denunció ni se pidió investigación alguna. Se ha especulado con la paternidad del cantante, porque, una vez desaparecida la madre, mafiosos, empresarios y hasta un primo de Lady Di, dicen haber mantenido (continuas y extremas) relaciones sexuales con la desaparecida madre.

Luis Rey murió en 1992 y está enterrado en su Cádiz natal.
La niña del orfanato se convirtió en una celebrity desaparecida, (un nuevo género de famosa que inauguró Ylenia Carrisi) a la que nadie pareció echar de menos. Abandonada al principio y abandonada al fin. Raro, truculento y muy interesante ¿No creen? Vuelvan a sus insípidas vidas, a veces reconforta ser normal.

Lo dice Diana Aller