miércoles, 30 de enero de 2013

NOMINACIONES IV PREMIOS DIANA ALLER

                                        
Como cada año por estas fechas, presento las categorías y los nominados de los cada vez más prestigiosos PREMIOS DIANA ALLER. Es un honor para mi, dar a conocer la 4ª edición en rigurosa exclusiva para sus sibaritas pupilas.
Les recuerdo que pueden votar si quieren, y que yo suelo hacer caso a la mayoría. Para votar, basta enviar un comentario bajo este texto (He de moderarlos, por lo que no se publican al momento, tengan paciencia).
Engalanada y con mis perlas ornamentándome me dispongo a abrir estos virtuales sobres embriagada de emoción, pero con toda la pompa que este anuncio merece.
Redoblan tambores en mi corazón... ¡y allá van las nominaciones!

1. Premio al Maricón que quita la ilusión:
a) Patty Smith
b) Oriol Junqueras (presidente ERC)
c) Los XX. Todos ellos
d) Frank Ocean

2. Ha perdido hasta la capacidad de decepcionar
a) Instagram
b) El ciclismo
c) La monarquía española
d) El PP
e) Marica con chándal

3. Me da asco, pero me lo follaría:
a) Melendi
b) Bob Esponja
c) Julian Assange
d) La reina Sofía

4. Mona se queda
a) Alicia Sánchez Camacho
b) Terelu Campos
c) Duquesa de Alba
d) Julio Ruiz

5. Reality que mataríamos por ver:
a) Chayo Mohedano se matricula en Oxford
b) Me cambio de familia: Tita Cervera y una matriarca de la droga de la Cañada Real
c) Prince Pelayo en una escuela de rejoneadores
d) Cúpula del PP sometidos en un Gulag norcoreano

6. Periodista hostiable:
a) Emma García
b) Ignacio Escolar
c) Pipi Estrada
d) Manel Fuentes

7. Lo va a petar:
a) Eurovegas
b) Fuck buttons

c) Los bolos de los de Gandía Shore
d) Las pieles, los maxicollares y la exageración a lo loco y sin venir a cuento

8. Serie hipster de la temporada:
a) Girls

b) Portlandia
c) Juego de Tronos
d) Aida

9. Labor dificultosa y titánica:
a) Montar una empresa/comprarse un piso/crear empleo/ jubilarse con dignidad
b) Traer a Steve Aoki a Madrid
c) Llevarse a Abraham Rivera al huerto
d) Encontrar hombres heteros solteros guapos e inteligentes

10. Blog sin ironía
a) Universo Lujo, de Erik Putzbach, (una marica lacia del Equipo G, que no deja de inspirarme)
b) Cupcakes a diario
c) El blog de Bárbara Crespo
d) Yo a Vogue y tú a California (Antonio Jurado)

11. Programa para que haga Pablo Motos:
a) Culo o codo
b) Muslos o tetas
c) Él y sus colaboradores se van a vivir a Guantánamo
d) 21 días comiendo lo blanco del jamón

12. Persona más dañada por la moda:
a) María Forqué
b) Sarah Jessica Parker
c) Jesús Vázquez
d) Allegra Versace

13. Seguro que tiene el coño "como dos camisetas tendidas"
a) Ana Rosa Quintana
b) Paula Vázquez
c) Silvia Prada
d) Alberto de Mónaco

Hala, a votar
                                             

Lo dice Diana Aller

lunes, 21 de enero de 2013

SUICIDIOS, DROGAS, ASESINATOS: LA MODA QUE INCOMODA

A ESPAÑA LE GUSTA UN LLORO

Aunque España exporte sol y fiesta, aquí somos muy dados a la tragedia, máxime en disciplinas que puedan tildarse de artísticas. Como al parecer dijo Víctor Sandoval (periodista de ilustre hidalguía donde los haya) “A España le gusta un lloro”. Y así es, amigos.

Me consta que no soy la única enganchada al culebrón Mota; que no es el humorista chungo, como muchos creímos al escuchar la noticia del suicidio. No, se trata de Manuel Mota, director creativo de Pronovias; una de las empresas dedicadas a la moda que mayores dividendos facturan en nuestro país. (Con permiso del archimillonario Amancio Ortega, claro). Les pongo en situación porque la historia es de lo más trúculis:
8 de enero, Hospital de Sitges. Una mujer de la limpieza entra en un wc para limpiarlo. Se encuentra a Manuel Mota, de 46 años cubierto de sangre en el suelo y con una mochila en sus manos. Se ha suicidado clavándose en el pecho en repetidas ocasiones, un arma blanca. Se trata de una forma especialmente cruenta y dolorosa de fenecer, propia de quien está atormentado y desea dejar con torturada grandeza este mundo. Mota había ido a trabajar por la mañana, justo antes de llevar a cabo su tétrico plan. Tiene mucho de lóbrego matarse así y dejar, tal como hizo 3 misivas cual misterios de Fátima en su mochilita.  Una para su hermana, otra para su novio (un joyero con el que llevaba año y medio saliendo) y una tercera para los Mossos d´esquadra. Inquietante y novelesco ¿Verdad?

La información que se ha ido filtrando después, resulta tan fascinante como contradictoria: la familia habla de “ansiedad producida por un monstruo que le hacía la vida imposible en el entorno laboral”; su psicóloga, a la que visitaba una vez por semana, dice que el modisto nupcial no padecía ningún trastorno ni siquiera parecido a la depresión, “solo” angustia producida por acoso laboral. Pronovias, y la familia Palatchi, propietarios de la empresa, fueron vetados en el funeral, por lo que emitieron un comunicado expresando su dolor y buena sintonía con el fallecido. Acto seguido, el novio se ha posicionado de parte de Pronovias, asegurando que la relación entre la firma y el suicida, (antes de ser suicida, claro) era excelente. A estas alturas yo ya no entiendo nada, pero quizás arroja algo de luz la experiencia de Rosa Clará, extrabajadora también de Pronovias que se fue “de malas maneras” del emporio. Posteriormente, Alberto Palatchi, el mandamás, acusó a la diseñadora de copiar sus vestidos y de competencia desleal. Clará mantuvo una durísima lucha judicial durante años. Finalmente ganó, pero se le quitaron las ganas de volver a hablar del tema.
Si esto les parece que huele a podrido, deberían saber que no es más que una burda excusa para abordar el hedor pestilente del mundo de la moda. Esto es un empezar y no parar de chismes, muertes, drogas y sinsentidos varios… Me atrevería a aventurar que tanto o más que en el mundo de la música (y eso que éste tiene una andadura sensiblemente mayor).

Pensemos sino en el caso de Daniel El Kum, estilista de aquél programón llamado “Supermodelo” y amigo de Ana Obregón y gente de parecida ralea, que estaba relativamente bien valorado en el tosco mundo de la moda española. Como Mota, tenía cara de desconfiado y vicioso, pero eso no quiere decir absolutamente nada, claro. Lo que parece haber trascendido, fue su extrañísima muerte: Los medios, los bomberos y los parroquianos de su barrio, se encuentran un buen día a Daniel en un balcón, a punto de ser consumido por lenguas de fuego y humo que emanan del interior de la vivienda. Hay dos detalles especialmente esperpénticos: 1. Está abrazado a su pobre perro, que no entiende nada y suponemos no tiene culpa de nada. 2. Está desnudo (y el perro también).

Mientras los bomberos charlan animadamente (no ven peligro inminente: Kun tiene un balcón al lado al que puede saltar en cualquier momento) el alocado (de hecho alocadísimo) estilista se lanza al vacío abrazado al yorkshire terrier que lo acompaña.

Por supuesto terminó muriendo. El perro también. Después se supo que no era la primera vez que incendiaba su casa y montaba esas peculiares performances. Se habló de desequilibrio mental, actitudes rarunas y consumo de drogas…

A saber qué consumiría el pobre hombre para acabar así. Sus amigas Marta Sánchez, Esther Cañadas, Nieves Álvarez, Mar Saura, Martina Klein o Beatriz de Orleáns ni se pasaron por el tanatorio, para que no las relacionaran con un asunto tan feo.

MODELOS… DE MUERTE

El mundo suicida tiene sus propios iconos de belleza, aunque, se considera inmoral hablar de suicidios en medios de comunicación. A mí, google me censuró un artículo profusamente documentado sobre el tema, por dar por hecho que incitaba a querer morir. Así que, quede claro mi interés en que ustedes vivan mucho y lo hagan muy felices siempre. Y como canto a la vida, les voy a hablar de gente muy guapa, que se autoasesinaron, sí, pero seguramente porque la belleza no da la felicidad. No traten de emular a esta gente superficial y bella, por favor.

Tom Nicon, francés, 22 años, conocido por poner cara y cuerpo a Burberry. En plena semana de la moda masculina de Milán, el 18 de junio de 2010, tiene una discusión con su novia y se tira por la ventana del hotel. Y chimpún.

Ambrose Olsen, 24 años, tan guapo que le tenía que doler. Su compañero de piso se lo encuentra en su apartamento de Manhattan ahorcado el 22 de abril de 2010. No quedaron claras sus motivaciones, aunque hay quien supone que teniéndolo todo, (guapo, triunfador y homosexual en un mundo nada discriminatorio), se sentía vencido y sin ilusión.

Daul Kim, 22 años, surcoreana, murió el  19 de noviembre de 2009 ahorcada en su apartamento de París, aunque su cuerpo fue encontrado días después. Precisamente su discurso suicida era el de la soledad de la pasarela: la vida tan triste de los modelos que consiste en ir de prueba en prueba, coleccionar rechazos y viajar por el mundo, sin saber quiénes son los amigos o la familia… En su blog criticaba la superficialidad del mundo de la moda (¿Qué esperaría?) y escribió …Cuanto más gano más sola estoy. Soy como un fantasma". Qué suerte tenemos la gente normal, de no despertar en un hotelazo de una ciudad diferente cada día y de tener que preocuparnos de ganarnos el pan, y de comerlo, claro, que esta gente no puede comer casi...

Lucy Gordon, dos días antes de cumplir los 29 años, el 20 de mayo de 2009 se quitó la vida mientras su novio dormía en su casa. Lucy gozaba de cierta fama como actriz (había participado en “Spiderman 3”, o en la película “Serge Gainsbourg” donde interpretó a Jane Birkin… Pero, pese a tener belleza, dinero, fama y un novio, no debía ser muy feliz. Para que vean…

Ruslana Korshunova, oriunda de Kazajistan, 21 años. Imagen del perfume Nina, de Nina Ricci. El 28 de junio de 2008 se precipitaba al vacío desde un edificio de Wall Street. Quienes creen que esta señorita se suicidó, se apoyan en que lo había dejado hacía poco con su novio y que en no sé qué red social, meses antes escribió: "I'm so lost. Will I ever find myself?". Sin embargo teorías refrendadas incluso en The Telegraph, sugirieron una complicada trama de prostitución y mafia rusa en la que estaría implicado su (ex)novio. Los conceptos “mafia rusa” y “prostitución” maridan exquisitamente como “patatas” y “salsa brava”; como “Ortega” y “Gasset”. Así que, suicidio, suicidio… Lo mismo no ¿eh?

Hayley Marie Kohle
, canadiense, 26 años: El 11 de octubre de 2008 se encendió un cigarro en el piso 17 de un edificio en Milán. Se acercó a la ventana, se le antojó apetecible y ¡pumba! Se tiró.

Existen demasiados casos documentados de modelos de éxito suicidas: Noemie Lenoir, (que no consiguió su objetivo) Lina Marulanda… la misma historia de éxito, atractivo físico y balconing a la deriva… Ser modelo no es nada guay, amigos.



UNA SAGA TRUCULENTA

Lo chachi, pensaríamos a priori, es ser diseñador. Se llevan la gloria, se consideran artistas, son admirados, y pueden ir hechos unos fistros. Pues tampoco:

Gianni Versace y su imperio, es el paradigma de tormento en el mundo del patronaje.
Como buen italiano y buen marica, gustaba del arte griego y romano, de los dorados y la exuberancia. Y en los 80 lo petó. Conquistó Hollywood y por ende, el mundo civilizado enterito, que se rendía a sus pies y a sus loquísimos diseños coloridos y exagerados.  Su seña de identidad era la opulencia, el lujo y la ostentación, algo que en plena expansión del imperialismo capitalista caló muy hondo en las clases medias y su consumo. Y la casa Versace, acumulaba dividendos sin parar.
Gianni fue asesinado el 15 de julio de 1997, pero no por robo, ni por obtener beneficio alguno. Un chapero le disparó en la puerta de su casa en Miami. Acto seguido –y eso es lo mejor del caso- detienen a Andrés Burguera, hijo de la gran saga Pajares como sospechoso del asesinato. ¿Qué carajo estaría haciendo para que creyeran que era él? Al verdadero asesino, Andrew Cunanan le cogieron una vez muerto, ya que el susodicho se suicidó unos días después. Se descubrió entonces que  se trataba de un asesino en serie que, ojito, solo mataba a sus clientes o amantes; y que había estado en la Mansión de Versace (que vivía con su novio) dos días antes. Gianni era su quinta víctima, ya que con 27 añitos acumulaba otros cuatro asesinatos de maricas ilustres.

El Emporio Versace pasó a manos de su hermana Donatella que se haría cargo del diseño, y a la hija de ésta, Allegra, le correspondería el 50% de la compañía al alcanzar su mayoría de edad (en 2004). Lo que para cualquiera sería un pelotazo de alegría y millonarios beneficios, supuso para estas dos mujeres una espiral de locura y autodestrucción.

Donatella, tras convertirse en una suerte de cyborg requemado y pellejudo, admitió ser adicta a la cocaína durante 11 años. ¿11 años? ¿Se imaginan eso en dinero? ¿En rayas? (Darían la vuelta al mundo en fila un centenar de veces)

El día del 18 cumpleaños de su hija Allegra (que a partir de ese momento manejaba un fortunón de 500 millones de dólares), Donatella se pilló una taja tal, que dijo “Hasta aquí”, hizo las maletas, se ingresó en una clínica de desintoxicación y anunció “Puedo prescindir de la cocaína, pero no de mis tacones”. Y en tacones todo el día, se desenganchó… y hasta hoy, que en teoría sigue limpia. Su aspecto, sigue igual de chungo: la estereotipación de la belleza (melena rubia, piel morena, delgadez, labios carnosos…) han hecho de ella un icono zafio y ruin de la feminidad pero representa precisamente eso, la entronización de lo vulgar, el esperpento hedonista, el exceso, la no aceptación de la realidad, la evasión… Y tiene su gracia, la verdad.


Pero ¿Y Allegra, esa joven multimillonaria? Ella achaca a su célebre apellido y a su no elegida fama, un serio y hondo problema de anorexia. Aunque mucho me temo que se lo debe al enloquecido mundo lleno de exigencias imposibles, falsas expectativas y frustración en el que vive, en el que vivimos todos. En teoría ya está recuperada, pero cual toxicómana o alcohólica, el problema seguirá latente de por vida. Allegra llegó a convertirse en un verdadero monstruo de 36 kgs, que daba casi tanto miedito como su madre. Cualquier vestido, por bonito que fuera, le quedaba mal… qué paradojas de la moda.


DISEÑANDO HORRORES

En efecto dedicarse a la creación en la moda supone a veces pagar un peaje extremo:
Christophe Decarnin se ocupó del diseño en Balmain, y desde el honorífico y honorable puesto de director creativo (lo puto más) de la firma, consiguió añadir éxitos, popularidad y elogios sin parar. 

Consiguió que las pijas llevaran camisetas roídas, fueran hechas unos zarrios y encima pagaran dinerales por ello. Un auténtico genio, que como tal, tenía sus claroscuros. En la semana de la moda de París de 2010 no apareció en el desfile de su propia colección, y la firma se apresuró a emitir un comunicado en el que hacían referencia al manido “estress laboral”, “agotamiento” y su estado “mentalmente exhausto”. Decían que por prescripción médica se encontraba reposando en una clínica. Nadie se lo creyó. Y es que, los desmanes y delirios de Decarnin por culpa de su drogadicción eran antológicos y conocidos por todos. Balmain prescindió de sus servicios, y el talentoso yonkie fue internado en una institución psiquiátrica; y ahí se le pierde la pista.

Alexander McQueen dijo en una ocasión: “Me fui directamente del vientre de mi madre al desfile del orgullo gay”; porque, a pesar de provenir de una familia humilde (Eran 6 hermanos viviendo del sueldo de taxista de su padre en el Londres de los años 70) tuvo siempre clara su vocación homosexual y de diseñador. Estudió en St Martin´s College, coincidiendo con John Galliano (otro que tal baila) y Stella McCartney, perteneciendo a una generación prodigiosa en cuanto a moda se refiere. A McQueen nadie le regaló nada: Se ganó los favores de la crítica solo gracias a su talento. Una conocida e influyente estilista de la época, Isabella Blow le amadrinó en sus comienzos, porque vio en él una capacidad estética fuera de serie. Trabajó para importantes marcas de moda, hasta que creó la suya propia. La gente flipaba con su estilo de cuento gótico y fetichismo y se vio reconocido económicamente relativamente pronto. Como buen marica inglés, viajaba a Ibiza en verano, se pegaba sus consabidas juergas y cambiaba de pareja de vez en cuando.

En 2007 su mentora y amiga Isabella Blow se suicidó justo antes de la Semana de la Moda de Londres. Alexander se quedó tocadísimo desde entonces; así que, cuando en 2010 murió su madre, hizo “un Antonio Flores” en toda regla y se ahorcó tras consumir cocaína, somníferos y tranquilizantes. Justo después comenzaría la Semana de la Moda de Londres, que como ven, para esta gente del vestir es como su Primavera Sound, y le dan mucho significado ritual.

Y como he adelantado, su coetáneo John Galliano, era otro pieza de cuidado. Para empezar, es gibraltareño, que de por sí supone una rareza, pero es que además ha demostrado siempre una insólita tendencia hacia lo teatral, la impostura, el Capitán Garfio, los viajes en el espacio y en el tiempo y una suerte de elegancia feísta muy suya.
Su talento le llevó a trabajar para unos y otros sin preocuparle demasiado su trabajo. Se pasó la década de los 80 saliendo sin parar, bebiendo y cometiendo todo tipo de excesos. Ya se pueden imaginar qué tipo de vida llevaba este sujeto en Londres… Hasta que se hizo cargo en París de Givenchy, y ahí se dijo “Esto se pone serio, me voy a tener que cuidar”, y como no debe tener mucha medida de nada, se creó una tabla de rutinas de ejercicio físico, alimentación sana y actividades culturales que ha seguido cumpliendo hasta hoy.  Al poco tiempo pasó a Christian Dior. ( Y Alexander McQueen le sustituyó en Givenchy) Triunfos, premios, disciplina… todo en un aparente orden encaminado al éxito.
El 24 de febrero de 2011 unas imágenes de Galliano borracho como un piojo en una terraza de París, cambiaron el curso de la historia de la moda, y también de su vida. Profería insultos antisemitas a una pareja sentada junto a él y decía encantado “Adoro a Hitler”. Y el hipócrita mundo de la alta costura, no podía tolerar algo así, porque “va en contra de la política de Dior”, así que, le dieron una patada en el culo, y le echaron.

Posteriormente se supo que era alcohólico, aunque parece que esto lo tiene ya controlado (Seguro que hace sus abdominales y sus actividades diarias y arreglado.) Ahora anda metido en no sé qué de Oscar de la Renta… Parece que el bienpensante y nada superficial mundo de la moda está dispuesto a perdonar los pecadillos de este talentoso sastre, capaz de facturar abultados dividendos, claro.
Uno de sus triunfos de mayor  repercusión fue el vestido de novia de Kate Moss. Kate Moss, sí, la más grande.

 A Kate Moss también le jugaron una mala pasada las cámaras al inmortalizarla haciéndose unas lonchitas de cocaína con parsimonia y conversación animada. Como todos recordarán, a Kate le tocó pedir perdón sin parar, prescindieron de su imagen muchas firmas y tuvo que someterse al consabido programa de desintoxicación, aunque no estuviera enganchada a nada.
La moraleja que parece desprender el mundo de la alta costura es “Puedes adorar a Hitler, puedes drogarte todo el rato… mientras aportes beneficios económicos; pero como se hagan públicas esas cosas, te despreciaremos como a una rata. Aguantarás las exigencias de un mercado elitista, pero como no des la talla te vas a hundir psicológicamente hasta desear la muerte”.

Por suerte hay mucho talento diseminado en todos los estratos de la moda; atormentados o no, el componente creativo y visionario en el vestir es todo un arte, lleno de guiños, alegría, cultura, ilusión y genialidad. Son las exigencias del mercado las que fallan, no las personas.

Lo dice Diana Aller

miércoles, 16 de enero de 2013

PADECIMIENTOS DE LO MÁS RARO

Alguna vez he hablado de enfermedades y síndromes curiosos... Y el tema da tanto de sí, que hoy me apetece enumerar algunos de estos pesares curiosos, raros y desconocidos. Ahí van:


Sindrome de Pica (Alotriofagia): 
Es el apetito compulsivo por sustancias no comestibles, como carbón, tierra, tiza, ceniza del cigarrillo, pegamento, hielo e incluso pelo. La pica afecta a gente de todas las edades y es particularmente común en mujeres embarazadas y niños, especialmente aquéllos de zonas empobrecidas que padecen desnutrición. También afecta a personas mentalmente enfermas, en quienes puede resultar especialmente peligroso, porque tratan incluso de ingerir objetos afilados (acufagia). El riesgo más grave de este desorden son las obstrucciones gastrointestinales o roturas en el estómago. 
Sindrome de Cotard:
Este síndrome es una rara patología psiquiátrica, y quienes la padecen creen estar muertos, que no existen e incluso que han perdido órganos internos o que estos están putrefactos. A veces se creen inmortales, y el principal problema es que no lo son, por lo que pueden hallar la muerte, ya que suelen asumir actos llenos de riesgos (total… les da igual). Está relacionado con la hipocondria  y recibe su nombre de Jules Cotard , un neurólogo francés que llamó a este síndrome le délire de négation ("negation delirium"), en una conferencia en París en 1880. 

Síndrome Hutchinson-Gilford:
Quienes lo padecen suelen nacer como bebes normales pero a medida que van creciendo, se van arrugando, sobre todo el rostro. Se dañan sus arterias, el crecimiento es mucho más lento de lo normal y suelen morir adolescentes.

Enfermedad de Lewandowsky-Lutz (Epidermodisplasia Verruciforme):
Es una infección rara, permanente y grave por el Virus del Papiloma Humano que al parecer es consecuencia de una deficiencia hereditaria en la inmunidad. Las lesiones pueden asemejarse a las verrugas planas, o a una especie de tiña bicolor que cubre el torso y las extremidades superiores e inferiores. Se hizo popular gracias a un documental de Discovery Channel llamado "El Hombre Árbol"


Síndrome de Alicia en el País de las Maravillas: 
Es un desorden neurológico que afecta la percepción visual. Se podría parecer a ciertos efectos producidos por la ketamina. Si ustedes, gentes de mundo, han probado esta juvenil droga, podrán hacerse una idea: Los sujetos perciben los objetos sustancialmente mucho más pequeños de lo que son en realidad, como si los vieran desde el lado equivocado de unos binoculares.

El síndrome de Costello: 
Se caracteriza por un retraso en el desarrollo físico e intelectual, rasgos faciales particulares, pliegues profundos en la piel, así como una flexibilidad inusual en las articulaciones. 

La celopatía, delirio celotípico o síndrome de Otelo:
Es un trastorno delirante con una preocupación excesiva e irracional sobre la infidelidad de la pareja. El paciente, normalmente un hombre, está absolutamente convencido de que su pareja le es infiel sin que exista motivo real que lo justifique. En estos pacientes, el rival cobra especial relieve: quiere saber quién es, como le conoció, en qué le supera, poniendo constantemente de manifiesto esta morbosa curiosidad, y buscando en las respuestas de su pareja contradicciones que alimenten su convicción.   Se trata de una auténtica encarnación de la actitud y pensamientos de Otelo hacia Desdémona.

Karoshi (過労死 Karōshi) 
Es una palabra japonesa que significa "muerte por exceso de trabajo" y se usa para describir un fenómeno social en el ambiente laboral que existe desde hace varias décadas en Japón, que consiste en un aumento de la tasa de mortalidad por complicaciones debidas al exceso de horas de trabajo, sobre todo a derrames cerebrales y ataques cardíacos.  El Ministerio de Sanidad de Japón tuvo que reconocer este fenómeno en 1987. 
 
Boca de pino:
De 12 a 48 horas después de consumir piñones (solos, en ensalada o en salsa pesto) puede surgir esta extraña enfermedad que dura desde varios días hasta dos semanas. Se ve agravado por el consumo de cualquier otro alimento durante este período y disminuye significativamente el apetito y el disfrute de los alimentos. Tras recibir aviso de varias personas que sufrían este problema, la Food and Drug Administration (FDA) estadounidense lo investigó y confirmó que es una reacción adversa a un alimento diferente de una alergia clásica. Lo que aún no está claro es qué la provoca. La FDA está investigando si la cantidad de piñones consumida condiciona los síntomas.  El síndrome de "boca de pino" provoca cacogeusia, es decir, una alteración del sentido del gusto por la que el paciente detecta mal sabor en sustancias que no lo poseen.

Sindrome de Proteus:
Es una enfermedad que provoca que la piel “crezca” excesivamente así como un desarrollo anormal de los huesos, músculos y vasos sanguíneos. Es algo progresivo, es decir, nacen normales pero a medida que crecen se van presentando tumores el crecimiento anormal de piel, huesos etc. Existen una gran cantidad de malformaciones cutáneas y subcutáneas, con hiperpigmentación, malformaciones vasculares y crecimiento irregular de los huesos. Se produce el gigantismo parcial de los miembros o el crecimiento excesivo de los dedos mientras que algunas zonas del cuerpo crecen menos de lo que deberían. Todo esto provoca una desfiguración extrema de la persona que suele estigmatizarla socialmente. Josep Merrick, el famoso “Hombre Elefante”, sufría de este síndrome. 


Fuga disociativa:
La característica esencial de este trastorno consiste en viajes repentinos e inesperados lejos del hogar o del puesto de trabajo, con incapacidad para recordar alguna parte o la totalidad del pasado del individuo. A veces la persona comienza una nueva vida. Por ejemplo, un diseñador gráfico madrileño de 36 años se despierta un día en Barcelona y no logra recordar quién es; entonces decide comenzar una nueva vida allí.

Cola Humana Verdadera (Cola Vestigial) 
Por lo visto un amigo de mi abuelo paterno tenía cola vestigial. En esta anomalía se observa la presencia de una cola en la zona final del sacro, a nivel cóxis. Está compuesta de tejido conectivo, músculos, vasos sanguíneos, nervios, piel, vértebras y cartílago. 
No se conoce la causa en profundidad. Se cree que se produce por la mutación de los genes encargados de producir la muerte celular programada de las células que estaban destinadas a formar una cola. Al amigo de mi abuelo le hacían la ropa a medida para enfundar aquél saliente o bien para sacarlo.

El síndrome del Gourmand: 
Produce en el paciente un irreflenable deseo de comprar o cocinar alimentos exquisitos y platos muy sofisticados. La enfermedad fue descrita por primera vez por los investigadores M. Regard, y T. Landis en 1997 en la revista Neurology. Según un reciente estudio realizado en Suiza, este trastorno de la alimentación está causado por una lesión que afecta a ciertas zonas del hemisferio cerebral derecho.  Aunque en principio es una enfermedad benigna, puede causar cierto distrés (estrés negativo), además de afectar seriamente al bolsillo. 

Síndrome de Frégoli:
Se trata de un trastorno delirante en el que la persona cree que persona/s conocida/s tienen otra identidad. Puede creer por ejemplo que el padre es en realidad un amor de la infancia, o un espía secreto… Quien sufre este síndrome cree que es la única capaz de ver la verdad.


Fetus in Fetus (Gemelo Parásito) 
Es una exageración del caso de los siameses. Dos gemelos no llegan a separarse completamente cuando son zigotos y quedan unidos por alguna zona. Uno de estos gemelos crece sano mientras que el otro se atrofia quedando en el interior del gemelo sano y dependiendo completamente de él, se observan órganos en lugares donde no deberían existir aunque también pueden verse unas diminutas piernas, brazos, dedos, pelo o cualquier otro elemento del feto que haya desarrollado. No hay dos casos iguales de fetus in fetus, puesto que los fetos parásitos pueden situarse en zonas muy distintas del feto hospedador y, por tanto, también será diferente el grado de crecimiento y elementos que haya llegado a desarrollar. Hay fetos parásitos muy desarrollados y otros que sólo poseen un número escaso de órganos

Síndrome de la cabeza que estalla 
Esta extraña enfermedad se presente durante la noche, cuando los pacientes intentan conciliar el sueño. Ha sido descrito por quienes la han sufrido como “un chasquido en el cerebro”. Algunas personas afirman que, además de la explosión, también perciben la existencia simultánea de una luz, similar al flash de una cámara fotográfica.

Onicofagia 
Es el hábito de morderse o comerse las uñas de uno mismo. Se presenta en estados de ansiedad. También puede ser un síntoma de algún trastorno mental o emocional, según su frecuencia. Su nombre clínico es onicofagia crónica. 

La Maldición de la Ondina 
Significa no dormir nunca, pues al entrar al sueño se pierde la voluntad y con ello el control consciente de la función respiratoria. Hay que elegir entre dormir o vivir. En algunos casos, los respiradores artificiales pueden ayudar. 

Lo dice Diana Aller

lunes, 14 de enero de 2013

CRUISING HETERO

El otro día me puse a investigar sobre el cruising para contar algo interesante al respecto. Pedí ayuda a los simpáticos lectores. Perdón, a las simpáticas lectoras (aplastante mayoría femenina), para trufar el texto con sus experiencias. Pretendía escribir un texto encendido, divertido, bien fundamentado y chispeante léxicamente... O lo que es lo mismo, trataba de quedar como una mujer interesante, amena y divertida...
Sin embargo, al ver mi correo inundado de experiencias tan bonitas (porque en el fondo los encuentros sexuales esporádicos son romanticismo puro), temo no estar a la altura. He disfrutado tanto leyendo sus confesiones (y casi todas "a cara descubierta", dando sus nombres) que me veo incapaz de añadir nada más; si acaso una propuesta de colonizar lugares de cruising gay para el disfrute heterosexual, dado el interés, que al menos en cierta franja de edad (25-40 años) y en gentes de elevadísimos intereses (lectores de este blog) existe.

(*he respetado cada palabra o falta de ortografía de los participantes; y he eliminado solo las salutaciones y comentarios fuera del tema)




MUJERES HETEROSEXUALES :
1-¿Le gustaría que existiesen lugares de cruising heterosexual? 
2-¿Ha fantaseado alguna vez con practicar sexo en lugares públicos? si, sobre todo en una playa  ¿Y lugares sórdidos?
3-¿Alguna experiencia/algo reseñable al respecto?

 Krystal (30)
1. Me da igual aunque creo que seria algo muy fuerte de repente encontrar parejas dandole a la matraca a la vuelta de mi casa, no se si por el hecho de que se me antoje o se me revuelva el estomago, bueno depende de los especimenes en si, osea si veo un hombre dandole sexo oral a una chica si me exitaria por que pensaria :mmm que rico... pero ver a un viejo godinflon eso no mola, me explico? ¿Por qué?
2. Si tb en algun club swinger pero con mi pareja... 
3. Pues una vez ya en la borrachera y la calentura me tire a un fulano que conoci ese dia en un club o discoteca, terminamos haciendolo en la playa el pantalon a medio quitar y llena de arena hasta las orejas, no fue placentero por lo menos para mi... y a lo lejos mire a un sr levantando botes aluminio de cerveza obvio que nos vio que verguenza!!! solo me quedo recomponerme un poco y ya paso enfrente de nosotros ignorandonos lo que veria el sr en todos esos años, fue en mazatlan mexico. el fulano ya nunca supe nada, estaba bueno. 

Esther (29)
1. Creo q deberían existir sitios de cruising para todos, sin discriminación
2. Si que he pensado lo de los lugares públicos, de hecho liarte en un antro con uno y hacer alguna cerdada q otra, no está cerca de eso?
3. Experiencias: mmmm hace poco me tiré a alguien del trabajo en el trabajo y...pum!me cazaron las cámaras! vale eso?
fue un auténtico desastre después de un mes de frotarnos de día en su despacho. cayó charla y no ha vuelto a pasar nada. no trabajo en una multinacional en plan 500 plantas de oficina, es un piso de 400 m del barrio salamanca y cruzarme con él sin que vuelva a pasar nada es un poco....chungo!

 VLL (34)
1. No creo que haga falta, follar es no es complicado si no tienes estómago
2. Con la edad se me están quitando esas motivaciones, creo que la pareja estable me está convirtiendo en un coñazo sexualmente hablando
3. Tenía 17 años…  Estaba con mis amigas en Salou de vacaciones, y lo hice en un descampado en lo que iba a ser Port Aventura, encima de una de esas cosas amarillas que se utiliza de aislante en las obras.  Los picores que me dio no eran comparables a los sexuales por mi juventud…  

 Anna (31)
1. Si, para quien quiera practicarlo, pueda hacerlo (que no es mi caso)
2. Si, y Si
3. Piscina municipal de barrio atestada de gente, me encantó :)

Marta (29)
1. No. A riesgo de sonar de todo lo peor (y no serlo), creo que ese tipo de sexo no es para todo el mundo. Creo que las mujeres necesitan cierto tipo de conexión e intimidad con la persona con la que follan. 
 2. No he fantaseado con lugares sórdidos, aunque tuve una historia rara de pelotas con un tío que me ponía en escenarios sórdidos en sus fantasías sexuales. Extrañamente me he puesto cachonda recordándolo. Pero claro, ese tío me ponía a mil.
3. Experiencias... De los 20 a los 26 rodé por todos los bares de Madrid, borracha como una mierda follando en cualquier parte con cualquier persona. En más de una ocasión se aprovecharon de mi. Que si eso es cruising? Probablemente no, pero se parece peligrosamente. 

Helena (29)
1. Sí, porque a veces apetece saltarse el cortejo de marras cuando una sale por ahí.
2. Sí y sí.
3. Lo más sórdido fue en la puerta del taller de Victorio y Lucchino. Sexo callejero o rural muchas veces, una vez en un trigal con uno que resultó alérgico al trigo, otra vez unos niños nos tiraron piedras y otra la guardia civil se dedicó a dar el coñazo con las linternitas, todo muy normal, creo.

María (33)
1. Me daría igual. No me parecería mal, pero no creo que lo utilizara. ¿Por qué?, fundamentalmente porque ahora mismo tengo pareja estable, y tiendo a la fidelidad. Si no la tuviera, creo que tampoco lo utilizaría... no sé, me daría un poco de miedillo, por si en el último momento cambio de opinión y alguien se pudiera molestar... y porque además, a mi me encantan los cortejos previos a los actos sexuales, de hecho es lo que más me divierte, el momento sexual en si, me da un poco igual, de hecho, la  mayoría de las veces, termina jodiendo lo que con el cortejo apuntaba maneras... pero vamos, no sé. Eso creo así, en frío, y teniendo de hecho pareja estable.
2. Si, y sí, pero menos.
3. He tenido varios encuentros sexuales en lugares públicos, algunos más públicos que otros... sórdidos, no recuerdo... puede, pero también puede que haya borrado el recuerdo de mi mente. Reseñaría uno de cuando pasé una temporada en las Islas Galápago, en un bar sabrosón, encima de un billar, cuando ya se había ido todo el mundo. En el momento de clímax, entraron todos los amigos de mi partener, buscándolo para seguir de fiesta en algún otro lado... :-S, al ver el percal, decidieron no molestar y salir rápidamente, lo cual hizo que terminaramos de manera tan apoteósica como era todo con aquel muchacho. 
HOMBRES HETEROSEXUALES :
1- ¿Le gustaría que existiesen lugares de cruising heterosexual? ¿Por qué?
2- ¿Ha fantaseado alguna vez con practicar sexo en lugares públicos? ¿Y lugares sórdidos?
3- ¿Alguna experiencia/algo reseñable al respecto?


Hombre - 30 años
1. Me encantaría que hubiera lugares así, porque con unos mínimos de higiene, salud mental e imaginación se podrían hacer maravillas y disfrutar al máximo de esta "vertiente" sexual. En Barcelona he participado en un par de orgías con peña del faranduleo (mundo del cine, arte, diseño, moda, postureo 100%), pero acabaron ambas siendo muy del palo drogotrón y pierde mística, belleza y sexualidad (sic). Lo que sí hay son luagres de cruising homo, pero no es mi palo, aunque evidentemente lo respeto, xq ellos sí que pueden pillar a diario :)
2. No solo he fantaseado sino que con las parejas y amantes que he tenido así se lo he hecho saber, y ni una me ha dicho que no le molaba. Yo creo que es algo que la mayoría llevamos dentro, sin pasarse de exhibicionista. Otra vez, vuelvo a lo de los mínimos: no en plan guarro, sino buscando algún bosque, playa, calles semidesiertas, obras en curso, portales, etc. Con lo de lugares sórdidos, debería saber a qué te refieres. Por mi parte: lavabos de bar, el vestuario del hotel donde trabajo con alguna camarera de pisos, habitación de hotel acon algunas clientas, la habitación de invitados de casa de mis padres con una amiga suya de 40 tacos q está tremenda, etc. Entonces, eso sí son lugares sórdidos! Pero ya te digo que cada uno pone la sordidez donde puede o quiere.
3. Creo que ya he respondido en la pregunta anterior ;)

Jordi (30)
1. Me encantaria que existiesen lugares de cruising heterosexual, un par en cada ciudad.
2. He fantaseado miles de veces con practicar sexo en lugares públicos y en lugares sórdidos.
3. Hace unos 4 años tuve una de las experiencias más excitantes de mi vida, estaba viajando con la que era mi pareja en ese mometo, íbamos en un tren de dos pisos (de Bruselas a Amsterdam) al ver que estábamos solos empezamos a tontear acabando con un espectacular polvo junto a la ventana, con el tren en marcha, viendo pasar el paisage y las ciudades, justo al terminar subió un hombre y se sentó. En cuanto a lugares sórdidos, hace 2años, con otra pareja, después de un concierto y con los primeros rayos de sol entramos en un edificio en obras sucio y mal oliente, en un rincón ella se bajó los pantalones, se giró de espaldas a mi  y puso las manos en la pared, un polvo salvaje digno de recordar.

Juanjo (34)
1. Claro ¿Por qué? Para disfrutar, gozar, divertirme, depravarme y aliviar necesidades impuestas por la dictadura de la Biología
2. Claro. Según lo sórdidos que puedan llegar a ser esos lugares. Me considero una persona limpia y algo escrupulosa. ¿Un probador del Corte Inglés es un lugar sórdido?
3. Un probador del Corte Inglés del Oviedo pluscatólico y ultraespañol.

Jack Arahn Dosso (36)
1. Sí. Me gusta el sexo esporádico con desconocidas y el cruising heterosexual sería lo más adecuado para satisfacer este tipo de deseos. Lo más parecido que he encontrado a esta fantasía son los locales de intercambio de parejas.
2. Lugares públicos: no sólo he fantaseado, sino que lo he practicado. He follado en parkings públicos, en parques públicos (de noche), en una azotea. Me la han comido en la calle, también en un coche mientras conducía. He practicado sexo igualmente en lugares no propiamente públicos pero tampoco del todo privados. Por ejemplo: una librería (durante el cierre nocturno), baños en el lugar de trabajo, e incluso en los baños de la estacion de cercanías de Pozuelo de Alarcón. Con este último lugar además respondo afirmativamente a su última pregunta: no he fantaseado con lugares sórdidos, pero he practicado sexo en lugares de ese calibre como la citada estación. Para aliñar un poco más esa sordidez, recuerdo que fue un 15 de mayo día de San Isidro. ¿Habríase multiplicado esa sordidez si lo hubiera hecho vestido de chulapo?
3. He acudido (¿tendencias bisexuales ocultas?) a lugares de cruising gay y me ha parecido lo menos erotizante que he podido imaginar. Una vez leí en un foro una fantasía sexual ciertamente original: follar en un paso de Semana Santa, a hombros de los costaleros y en presencia de toda la devota ciudad. Uno de mis mejores polvos fue en un parking en los alrededores de la Castellana, con una madre de familia de nacionalidad americana, en un espacio que sobrepasaría escasamente el metro cuadrado.



HOMBRE HOMOSEXUAL :
1¿Le gusta practicar cruising? ¿por qué? En caso afirmativo ¿lo practica a menudo?
2- ¿Cuáles son sus lugares favoritos?
3- ¿Qué es lo mejor y lo peor que le ha pasado al respecto?

Hombre (?)
1. No, no me interesa demasiado. No me veo agazapado detrás de un matorral esperando la llegada de la presa, y por matorral me refiero al propio arbusto, a un baño de un centro comercial o una duna de la playa, no importa. Tal vez sea por pura comodidad, por escrúpulos o por absurdez, pero no me llama nada la atención.
2 y 3. Y ahora voy a hacer un poco como en Miss España, ¿debo responder a las demás preguntas también?


MUJER LESBIANA:
1- ¿Le gustaría que existiesen lugares de cruising bollo? ¿Por qué?
2- ¿Porqué no existen saunas ni locales dedicados expresamente al desfogue sexual femenino?
3 -¿Ha fantaseado alguna vez con practicar sexo en lugares públicos? ¿Y lugares sórdidos?
4- ¿Alguna experiencia/algo reseñable al respecto?

Itziar (38)
1. Siempre he envidiado ese espacio de encuentro sexual espontáneo y sin complicaciones, pero ¿te imaginas algo así para bolleras en este contexto heteropatriarcal? Los machos vendrían a violarnos. Creo que tal y como funcionan hoy las cosas, follar con gente desconocida en lugares públicos y recónditos es sólo seguro entre hombres. También hé de reconocer que debo haber sido muy condicionada por mi género asignado: no me gusta follar con alguien que me parezca gilipollas. Y no es que necesite entablar conversación introductoria alguna, pero agradezco referencias previas y para ello me es imprescindible (aunque también asfixiante a veces) la maraña lésbica. Sólo de imaginar que me voy a follar con una tía y me pone una canción de Bebe (me ha pasado a mí y a casi todas mis amigas), se me apodera la angustia. He tenido la suerte de practicar mucho sexo con amigas y conocidas en baños, plazas, azoteas. Practico un falso cruissing, seguro e incestuoso.   
2. Creo que ya te he contestado arriba más o menos.
3. Lo he practicado, a titiplé!!! Con María en el baño del Madame Yasmin, tras un arrebato nuestro, colgaron el cartel "cerrado por avería". Pensaban que nuestras corridas eran un problema de cañerías. 
4. Una de las primeras veces en que follé con una mujer en público, fue para mi revelador. Ella era una italiana que estaba tan buena como loca. Follamos en el asiento de atrás de un taxi (mi novio iba delante), en una okupa rodeadas de tíos. Acabamos tiradas en la acera, en un barrio a las afueras de Barcelona. Sentí miedo porque pasaban los tíos cerca de nosotras y no había nadie conocido cerca. Me parece temerario aunque a la vez comprendí que, cuando te muestras tan contundente, ellos se acojonan. Me alegro de haberlo hecho porque me liberó y porque terminó bien, pero hoy no me la jugaría. Este es el mayor inhibidor del cruissing bollo. A mi novia y a mi nos acosan sólo por ir agarradas o por besarnos, imagina. Pero en manada, es todo distinto. 

No sé a ustedes, pero a mi este tipo de anécdotas, me hace pensar que no somos tan diferentes, que los miedos y las apetencias son muy parecidas dentro del género humano. El único chico gay que ha contestado, dice no practicar cruising... Ya ven, los estereotipos no sirven de mucho... Y -creo que por suerte- es bastante habitual tener experiencias satisfactorias en lugares públicos. Gracias por responder y disculpas a Gladis, Inés y Rebeca por no incluir sus testimonios.

Lo dice Diana Aller

jueves, 10 de enero de 2013

TOXICIDAD

Hace unos días me encontré a un exnovio de hace ¡20 años!. Óscar. Estaba igual de guapo que entonces, igual de risueño, divertido, atractivo y sonriente. Me ha encantado retomar el contacto con él. De hecho, al despedirnos, me descubrí a mi misma sonriendo durante la hora entera posterior. Todo lo que me recordaba, me parecía divertido.

También en navidad, me reencontré con un viejo conocido que nunca me hizo especial gracia. Se trata de un músico triste, que durante toda la conversación no paró de quejarse, hablar mal de los conocidos en común que tenemos y echarme en cara la "buena suerte" que tengo yo. No veía el momento de despedirme, me empecé a sentir fatal, cansada incluso, y cuando al fin me marché de ahí, me quedó un regusto extraño en el cuerpo.



Siempre echo un ojo a los libros de psicología y sobre todo autoayuda cuando visito librerías o el vips. Soy tan simple que leyendo las contraportadas me animo un montón. He observado que hay un superventas (argentino) que se llama "Gente tóxica", de un tal Stamateas que habla precisamente de eso, de gente tóxica.

Aunque creo que sí que hay personas negativas que chupan la energía, me parece errado referirse a gente tóxica, primero, porque se trata ante todo de situaciones tóxicas, y segundo, resulta discriminatorio pensar que alguien es así por principio, cuando todos emanamos toxicidad en algún momento determinado o interaccionando con cierta gente.

Sin embargo, resulta muy interesante plantear un libro para ayudar, "hablando mal" de los demás (de los tóxicos), gente que precisamente, se dedica a hablar mal y quitar méritos al prójimo. Stamateas, se dedica a dar pautas para detectar a la gente tóxica; explicar las tipologías que existen y cómo protegerse de ellos.

A estas alturas seguro que usted está pensando en alguien en concreto, una persona de esas chungas que no apetece tener cerca, que da mal rollo, que culpa a los demás de su mediocridad, que disimula su frustración rebajando los méritos ajenos, que mina la autoestima de los de su alrededor... Yo, como el autor del libro, aconsejo alejarse de quienes producen esta sensación... pero hay dos casos que me parecen especialmente difíciles.

Cuando la persona tóxica es nuestro jefe (y desgraciadamente hay muchos así) o cuando es nuestra pareja. En el primer caso resulta imposible librarse, máxime en la situación en la que estamos, que renunciar o marcharse de un trabajo es algo así como un suicidio económico. Un jefe tóxico hace la vida imposible a sus empleados, será descalificador, ruin, fuerte con los débiles y débil con los fuertes. Se aprovechará del trabajo de los demás, utilizando a la gente para conseguir sus propósitos.

En este caso lo más sano es desoír sus mensajes negativos en la medida en que se pueda, crear un clima propicio de trabajo con el resto de compañeros (sin hablar mal del jefe ni de nadie), buscando alianzas desde la honestidad y la comunicación sincera. Un jefe tóxico puede llegar a tomar el control de su vida, minar su autoestima y destruirle... Aléjese todo lo que pueda sin comprometer su trabajo, pactando y negociando sin entrar en el juego sucio en el que se mueve él. Y si éste es su caso, le deseo mucha suerte.

Tampoco es fácil alejarse cuando la persona tóxica es la propia pareja. Sobre todo, si usted aun no la percibe como tal, porque el amor ciega su capacidad de percepción.

Si intuye que no termina de ser feliz con esa persona, si le dice cosas como "me sacas de quicio" o "tú me haces ser así", si manipula y sesga las emociones, si no se alegra por sus logros ni es capaz de detectar el sufrimiento ajeno, tal vez se está despertando cada mañana y acostando cada noche con una persona tóxica (que dicho así hasta suena sugerente; algo parecido a follar con un pesticida o un bote de lejía).

Hace poco hablaba con una amiga que se había embarcado en una relación así. Afortunadamente detectó la toxicidad, y aun está en proceso de "atacarla". Como me encanta la psicología, sé que en estos casos se puede intentar elaborar estrategias para adaptarse a esa persona, entender qué hace negativizar su discurso a su pareja. Y también es recomendable trabajar la propia autoestima: fomentar la amistad, rodearse de estímulos positivos, entornos agradables... y tratar de vincular a la persona amada a sus códigos, invitándola a que abandone el victimismo y los mensajes negativos de su interior que no tienen salida.

Pero tanto si es su jefe, su amante o su cuñado la persona tóxica, no le aconsejo embarcarse en un proceso de ayuda si usted cree que es permeable, débil o puede emanar toxicidad también. Alejarse siempre es una solución útil y directa; y la gente tóxica está "acostumbrada" a que nadie quiera estar con ellos.

Pensando porqué el libro en cuestión lleva tantas ediciones vendidas -y habiendo tantos libros de autoayuda tan positivos, eficaces y necesarios en esta época- he llegado a la conclusión de que es un problema común a nuestra sociedad (postindustral, tecnológica, fría, capitalista, individualista... donde tiene cabida Raquel Bollo o se promociona a Rodrigo Rato).

Premiamos todas las conductas chungas, estamos gobernados por egoístas cutres y recibimos poco amor. ¿Qué se puede esperar?
Sorprendentemente, en lugar de fomentar actitudes de cariño, honradez y alegría, siempre hay alguien dispuesto a sacar tajada, y se convierte en la manzana podrida que pudre a las demás. La toxicidad es contagiosa, así que, cuidadito amigos. Y estén alerta de los "happy happy flower" también. Esos son los peores, otro día escribo sobre esa gente que parece encantadora... hasta que nos despistamos.

El músico que me encontré el otro día estaba solo, con cara de asco mientras vomitaba quejas y negaciones. Oscar sonreía rodeado de amigos (¡los mismos que hace 20 años!) recordando la música que escuchábamos y la ropa que llevábamos, contando lo feliz que era y lo bien que me veía... Qué guay.

Me voy a tomar unos Doritos. Hasta más ver.

Lo dice Diana Aller