miércoles, 29 de mayo de 2013

COLOR VIOLETA

A estas alturas, todos han escuchado preceptos del feng shui, y algunos hasta los han seguido a la hora de decorar y disponer su hogar. Para que funcione, solo hay que aplicar la lógica, e interpretar el simbolismo en realidad. Agua fluyendo en lugar de estancada, seres vivos y tonos relajantes. Ventilación, luz... y disposición del color.

Y aquí es donde en los últimos años asistimos a tropelías cromáticas, que me causan auténtico miedo por cuantas desgracias atraerán. En cierto sector social (parejas jóvenes que habitan pisos de nueva construcción) está muy en boga teñir las paredes de un absurdo e incombinable color lila.

Toda la gama de colores morado, lila, violeta es bien rara. Si usted pretende aplicar el feng shui tal cual, puede consultar al respecto del color lila. Pero si su cociente intelectual y capacidad de abstracción es lo suficientemente amplia, le invito a que indague en este extraño color. Tan frío como cálido, tan hermoso como incombinable, tan tranquilizador como peligroso.
Existe mucha mitología en torno al violeta. Es, en definitiva, el color de la magia y la espiritualidad.
Desde el más estricto punto de vista racional, este color resulta ya raro.

En psicología se entiende la cromatología y cromática como parte influyente en el carácter y ánimo de un organismo. Sin embargo, no a todos afecta por igual la interacción a un mismo tono.

En el caso del morado o lila, se da por supuesto que ejerce un efecto relajante y ayuda a desarrollar la creatividad . Se trata de tonos de transformación al más alto nivel espiritual y mental, capaces de combatir los miedos y aportar paz. Se supone que tienen un efecto de limpieza en los trastornos emocionales. Conectan también con los impulsos musicales y artísticos, el misterio, la sensibilidad a la belleza y los grandes ideales, inspirando sensibilidad, espiritualidad y compasión.
El violeta puede ejercer fuertes influencias, sin embargo, quienes creen en estas cosas, advierten que las personas que se sienten atraídas por él, deben tener cuidado por no dejarse llevar y vivir en un mundo de fantasía.
Cuando es más oscuro, el color morado está asociado con la protección psíquica.

El violeta o púrpura es el color de los sentimientos ambivalentes. Muchas personas no saben distinguir entre el violeta y el lila. La diferencia es que el violeta es mezcla de rojo y azul, mientras que el lila es la de violeta con blanco, es decir, es un violeta de clave alta. En ningún otro color se unen cualidades tan opuestas como en el violeta: es la unión de rojo y azul, de lo masculino y lo femenino, de la sensualidad y la espiritualidad. La unión de los contrarios determina el simbolismo del violeta.


CURIOSIDADES:

-Mención especial merece la leyenda del “Pendón Morado de Castilla”, que pese a no haber existido nunca, llegó a ser símbolo de algunas organizaciones reivindicativas y progresistas de su época, influyendo en la creación de la bandera de la Segunda República, a la que sus legisladores describieron como «roja, amarilla y morada», pero cuya franja morada, en la práctica, se representó con todo tipo de variantes más azuladas. 

-El color violeta se considera reivindicativo de la condición femenina. (Y me molesta porque resulta muy poco favorecedor y muy difícil de vestir).

-Nombres o matices de violeta: caracho, cardenal, cárdeno, cinzolín, chirlo, esquimosis, lila, liláceo, morado, obispo, ostro, púrpura, purpúreo,  purpurado, purpurino, renegrido, violáceo, violado.

-Los alimentos de color violeta son ricos en antioxidantes y fotoquímicos.
Incorporarlos en nuestra dieta nos ayuda a: Combatir el envejecimiento; disminuir el riesgo de algunos tipos de cancer; mantener la salud del tracto urinario; preservar la memoria. 
Frutas: Arándano, ciruela, higo, maracuyá, mora, uva negra.
Hortalizas: Berenjena, col lombarda, remolacha.

-En pintura está muy poco utilizado el color lila. Los impresionistas y su obsesión por captar la luz, probablemente fueran los más amigos de este tono a lo largo de la historia del arte.

-Es muy común que los hematomas tornen a un color púrpura muy característico.  También los genitales en sus momentos de máximo esplendor pueden amoratarse sensiblemente, así como las mucosas del cuerpo humano con los cambios de temperatura.
 
-Se denomina radiación ultravioleta o radiación UV a la radiación electromagnética cuya longitud de onda está comprendida aproximadamente entre los 400 nm (4x10-7 m) y los 15 nm (1,5x10-8 m). Su nombre proviene de que su rango empieza desde longitudes de onda más cortas de lo que los humanos identificamos como el color violeta. Esta radiación puede ser producida por los rayos solares y produce varios efectos en la salud.

-Mi gran amiga de la infancia, que sigue siendo amiga en la madurez, se llama Violeta, y siempre ha tenido mucho significado para mi.

-El morado y el lila se asocian a los signos del zodiaco de piscis, acuario y sagitario.

-En la Iglesia Católica se considera símbolo de fidelidad: Los cardenales visten sotana púrpura, porque era el color de los trajes de los patricios romanos, cuyo uso después fue reservado al emperador. El Papa y los cardenales llevaron el hábito rojo, hasta Pío V que, siendo dominico, en 1566 decide seguir llevando el hábito blanco de su orden después de su elección como Romano Pontífice. Sus sucesores continuaron con esta costumbre, mientras los cardenales visten de rojo púrpura, y recibían el capelo cardenalicio, insignia de su dignidad, hoy sustituido por la birreta roja. El rojo púrpura ha adquirido el valor simbólico de reclamo a la fidelidad hasta el martirio.

Lo dice Diana Aller

lunes, 27 de mayo de 2013

PS 2013

Cada Primavera Sound ofrece unas nuevas perspectivas vitales. Es un momento importante del año. Comienza la temporada de buen tiempo y supone una pequeña revolución personal, o como mínimo unas vacaciones musicales para recordar el resto del año.
Siempre resulta muy diferente a cómo se imagina. Como muchos, yo iba con mis horarios convenientemente subrayados (los perdí al llegar) y acabé viendo y escuchando cosas que no tenía previstas y por lo general, me gustaron.
Como existen tan buenos críticos musicales, y en ningún modo pretendo usurpar su noble tarea, voy a glosar como acostumbro lo que me ha llamado la atención en un aspecto muy general y sobre todo muy personal.

-Existía una aplicación del demonio llamada Connected. La idea era muy buena: se tendrían localizados los contactos en un mapa virtual del recinto, y supongo que algo más. Sin embargo, descargarla ya suponía quedarse sin batería. Cada vez que se abría, "chupaba" un 25%, lujo que no se puede permitir nadie con un smartphone en un festival. El negocio se completaba con un stand de recarga de móviles a 4€. Además el gran Paco Palmero aparecía en el localizador dentro del agua del mar, y quiero pensar que era la app la que se equivocaba.

-Lo mejor del PS para mí ha sido sin duda la Duki, una amiga que sabe ser protagonista, que nos ha hecho reír muchísimo y ha demostrado merecer escenario propio en la próxima edición. Lo peor: Creo que alguien me echó droja en el colacao, porque me sentí muy rara el viernes. Al principio era gracioso. Pero no me gustó.

-El escenario ATP, era un poco músicas del mundo, un poco Womad. Ahí actuó Omar Souleyman y nos cautivó a todos los presentes. Ver a amigos enloquecer bajo esa maravilla de ¿ñordito humano arrugado con chilaba y gafas de sol? ha marcado un antes y un después para mí.

-Me he dado cuenta de que mi trato con mucha gente se limita al facebook y las salutaciones en el PS. Me he propuesto cultivar las amistades como si de tulipanes se tratara.

-The knife para unos fenomenal y para otros insufrible. No hay término medio.

-Mi becario necesita un becario.

-Blur se mantienen bien. Con su edad y sus cosas. Aun no entiendo porqué no vi a Glass Candy. Lo hubiera gozado más, creo.

-He descubierto un invento raro de verdad que se llama Veneno de cobra. Sirve para estirar la piel de la cara, y doy fe de que funciona y crea adicción. Incluso cuesta gesticular.

-En Disclosure no conseguí conectar con nadie, ni con la música ni con na. Y cogí y me fui.

-Tiendo a "hermanarme" en los festivales. En este, además de poner cara a mis admirados María Molkita, Pedro García y África Moya, tengo la impresión de haber vivido en paralelo a Bonjo, creo que nuestras experiencias han sido muy parecidas.

-El "vip classic" al estar en una especie de ladera, resultaba frío esta edición, en la que la ventisca y las bajas temperaturas han sido muy protagonistas.

-Me declaro fan absoluta de los señores de seguridad del recinto. Al que le tocó estar delante del concierto de Hidrogenesse, aquello le supuso un shock. Miraba con cierto temor hacia el escenario y con incomprensión y duda al público.

-Puede parecer exagerado, pero en absoluto lo es: Si no tuviera una vez al año el Primavera, mi vida estaría vacía y mochísima. Ha sido intenso, y como siempre (a pesar de que muchos no lo vean así) sano y curativo.

Y aquí llega el ya tradicional listado de frases del Primavera:

Frases de la Duquita:
 - "Tengo que hacer dos cosas: calzarme y comprar bebida. ¿Me dais el ok?"
-"Tengo mucho background porque he sido bakala".
-"Todos hemos sido bakalas: Aquí todos sabemos qué son unas Buffalo"
-"¿Qué hacéis? ¿Escuchar música vintage?"
-(al levantarse y tener que ponerse la ropa del día anterior) "Me tengo que vestir de puta y me voy pa´l gótico"
-(hablando de sus ex) "Te quiero más que a Laurent Garnier, fue lo más bonito que me dijo en su vida el tío cerdo"
-"Mi padre me decía Tú como tu madre, tranquila y elegante. Y mira como he salido".
-"Voy por la vida con una mochila cargada de sensaciones"
-"Omar es el tío más guay de Oriente"
-"¿En Granada hay club gays?
-Araceli: "¿Para qué quieres un club gay en Granada?
-Custi: "Quien dice un after, dice una sauna"
-Lucas Arraut: "Omar Souleyman es un taxi afgano con rever"
-Una amiga "De imaginar lo bien que me va a sentar lo que voy a tomar, ya me está subiendo"
-Daniel Entonado: "Mac Demarco va sucísimo" Ruben Gómez: "¡Dios! Va comidito de mierda!"
-(No me acuerdo quién): "Es gasiosi: Como con gas y gracioso"
-Sergio Botella: "Dan Deacon es tecnopolka holligan de la buena"
-Una heterosexual: "Las drogas unen mucho: Es la forma de follar con los maricas"
-Jorge Álvarez Navajas: "Solange (de cabras) tendrá el pelo a lo loco con esta humedad"
-Una chica le aconseja a otra consumiendo una sustancia que no es de curso legal: "Haz como que te maquillas"(???)
-Pajarillo: "Yo con la tontería, me he visto mogollón de grupos"

Lo dice Diana Aller

domingo, 19 de mayo de 2013

¿CUÁNTO DE HIPSTER SOY?


Mucho se habla de hipsters y muy pocos se reconocen como tales. Como Tales de Mileto, he decidido pensar un poco, y he decidido ahondar un poco en el tema.
La gran Inés Muñoz MM, afirma que eso de los hipsters es un burdo invento de los periodistas. Y esta teoría tiene bastante sentido. La palabra, el concepto, la esencia hipster suena ya a pasado de moda, al último otoño, a bolsas de tela, a blogueras perdidas y barbudos en bicicleta por doquier. Por eso, he establecido 3 categorías básicas. Todos, incluido usted, están sin duda en alguna de ellas:
Moderno de verdad
Hipster
“Sin ser yo nada de eso”
Si de verdad quiere saber a cuál pertenece (aunque me temo que ya lo sospecha) haga este test. Todo suyo:

1. Si tuviera que elegir un hipotético (e imposible) cartel de un minifestival al que va a asistir, se quedaría con:
a) Thee Oh Sees, Disclosure, the Knife, los Swans,  Death Grips, Alunageorge (+2)
b) Yo la Tengo,  Sonic Youth, the Velvet Underground (+4)
c) Florence and the Machine, y/o Hurts, y/o the Sounds y/o  Animal Collective (0)
d) Paula Rojo, Melendi, Auryn (-2)

2. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones le parece más actual?
a) El post punk ya no mola, entre otras cosas porque los hijos del revival no han aguantado ni dos asaltos: Bloc Party, Maxïmo Park, Interpol y toda esa pandi… deberían haberse separado después del primer disco (0)
b) Nos hemos drogado por encima de nuestras posibilidades (+2)
c) Entre los maricas se lleva mucho últimamente acompañarse y ser amigos de bolleras (+4)
d) Nada como ponerse un piercing o hacerse un tatú: La vida se ve distinta ¡y crea adicción! (-2)

3. De estas opciones ¿Cuál le relaja más?
a) Acariciar y fotografiar gatos (+4)
b) Ir a un spa (-2)
c) ver una peli de Isabel Coixet (0)
d) Montar en bicicleta por Madrid Río, el Macba, Raval o parajes similares. (+2)

4. ¿Qué error cree que ha cometido en el último mes?
a) Publicar en facebook cosas que ya todos sabían hace días (+2)
b) Decirle a un amigo, que lo que ha publicado en facebook, lo sabíamos todos hace días  (0)
c) Despreciar alguna actitud moderna o hipster (+ 4)
d) Denominar “friki” a cualquier cosa que percibo diferente,  tener una hipoteca, trabajar,  o ir de cañas por la Latina. (-2)

5. Tiene 24 horas libres y un presupuesto generoso para gastar seduciendo a alguien ¿Qué hace?
a) Ir a un hotel y follar. No se me ocurre nada mejor. (-2)
b) Quedar en el café Molar con mi portátil, fingiendo que tengo faena (Madrid) o a la galería Mutt (Barcelona) a saludar a los parroquianos para que vieran lo metidx que estoy en el ajo... (+2)
c) Invito a esa persona a una suculenta comida crudivegana. Experimentar, siempre seduce (+4)
d) Ir a un bar con canal+ y ver un partido de futbol. Entre la euforia y las cañitas, cae (0)

6. Le parece lo peor:
a) La gente que va a Londres y se siente cosmopolita por ello (+2)
b) La palabra “must” (0)
c) Sembrar la duda con la propia sexualidad, para al final, en el 99´99999 % de los casos, ser maricón. (+4)
d) La peli de Showgirls (-2)

7. ¿Qué le dice Karl Popper?
a) La sociedad abierta y sus enemigos… Esas cosas (+4)
b) Ése es un pensador (+2)
c) A mí decirme… Ese señor no me ha dicho nada (0)
d) Eso cuando éramos jóvenes lo echábamos en las mangas del jersey y las olíamos. ¡Ah!  Y se vende en sex shops ¿no? (-2)

8. Tener hijos tiene su punto:
a) Ahora hay conciertos y actividades de aprendizaje muy interesantes para ellos, para los “enanos” (+2)
b) Cuando veo a los de mi clase, hoy señores aburridos con hijos, me doy cuenta de que… en absoluto (0)
c) Tener hijos en una irresponsabilidad, que solo puede asumir la gente responsable (+4)
d) No creo que sea cuestión de “tener su punto” o no. Cada uno que lleve la vida que quiera. (-2)

9. Merece siempre una oportunidad:
a) El Nu Metal: Korn, Deftones, System of a Down, Limb Bizkitz… (-2)
b) Algo vintage del 2006 (+2)
c) Un reality novedoso: Un príncipe para Corina,  es una gratísima sorpresa, por ejemplo. (0)
d) Un encendido debate sobre Daft Punk y los clásicos instantáneos (+4)

10. ¿Quién iba a a decirle a usted…?
a) Que ser negro o parecerlo puntuaría positivamente…: Azealia Banks, Miguel, Solange, Tayler the Creator, Frank Ocean, Kedrick Lamar… (+4)
b) Que acabaría haciendo cortometrajes (-2)
c) Que tras venir de mi aldea a la gran ciudad, me iba a sentir como Amelie, paseando por Malasaña (0)
d) Que iba a tener como pareja a quien tengo/he tenido (+2)

RESULTADOS:

De -20 a 0 puntos: “Sin ser yo nada de eso”
En efecto a usted se la pela la modernidad y sus chorradas. Le encanta leer el Jueves y considera la revista Mongolia como algo “hipster”. Tiene una vida más o menos plena, con lo que le dejan para vivir con escasez. Las cosas que le gustan, le gustan de verdad y “porque si”. No siente la necesidad de dar la talla ante los demás y si juzga actitudes ajenas, es desde la moralidad. Sabe que pase lo que pase, los Ramones, el amor, las protestas sociales, los problemas vitales y los políticos corruptos, son clásicos y son para siempre.

De 0 a 20 puntos: Hipster
Usted dirá “¿Hipster yo? ¡pero si los detesto!” Nadie se reconoce como tal, pero un hipster es una persona que trata de estar al día, eso es todo. No sea durx consigo mismx. Olvídese de esos conceptos que maneja tan bien (Wes Anderson, maistream, outfit, Lena Dunham, Death Grips, HBO, AMC, Tisci…) y relájese, que nadie le va a examinar. Al contrario, aprenderá leyendo, escuchando y embebiéndose de cultura anterior a sus ponderados años 90. A cada uno “nos tiran” unas cosas en la vida. Sea sincerx consigo mismx y disfrute y destaque en lo suyo. Cuando deje de buscar el aplauso, encontrará el reconocimiento. Buen viaje.

De 20 a 40 puntos: Moderno de verdad
Lo de usted es genético cual enfermedad. O bien, por su profesión o circunstancias vitales, se ha visto avocadx a la actualidad, y la devora, comprende y mastica con inusitada soltura. Mientras no pretenda fardar de ello ni menosprecie a quienes no viven así, todo correcto. Enfoque sus conocimientos en estos tiempos de caos intelectual: La cultura le necesita, y más que le va a necesitar.

Lo dice Diana Aller

jueves, 16 de mayo de 2013

LOS NUEVOS POBRES

Escribo esto en pleno ataque de rabia. No puedo más, amigos. No soporto los modos falsos de los nuevos pobres.
Se creen que no nos vamos a dar cuenta, y sin embargo fracasan estrepitosamente. Se ve a leguas que no son de baja cuna, por mucho que se arruinen, que cobren o incluso pierdan sus prestaciones de desempleo.
Basta ya de tanta zafiedad y modos impostados de estos nuevos pobres. Algunos incluso van a manifestaciones y alzan sus brazos y sus voces pretendidamente habituados a concentraciones y protestas. Sin embargo, cierta inseguridad de movimientos delata su origen no humilde.
Por favor, no se dejen engañar por estos advenedizos y sus falsos modales de pobreza; no se fíen de esta gente que se mueve a sus anchas entre la oferta y la queja... son impostores con ademanes de humildad aun sin pulir.
Se mueven con aparente soltura por Lidl, Segundamano y tiendas Humana.Viajan cabizbajos en metro. Llevan cupones descuento en sus carteras, leen el 20 Minutos, remiendan la ropa e incluso se organizan por comunidades, colegios, barrios y asociaciones. ¿Pero qué se han creído?
Me duele ser clasista, pero los Nuevos Pobres, me sacan de mis casillas, no lo puedo evitar.

Lo dice Diana Aller

jueves, 9 de mayo de 2013

MODA Y MUJERES QUE DECIDEN


“La moda sigue un ciclo edípico; los diseñadores jóvenes siempre intentan recuperar la primera imagen femenina que les marcó” –Christian Lacroix (diseñador de moda, Arlés, Francia, 1951-)

"Ser mujer es fascinante, constituye una aventura que requiere considerable valentía, un desafío que nunca llega a aburrir". Oriana Fallaci (periodista y escritora, Florencia, 1929-2006)

Hace días (apenas horas cuando escribo esto) se ha celebrado una gala en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (MET) bajo el nombre “Punk, from Chaos to Couture”. En teoría se trataba de un homenaje al punk, pero se convirtió en un bochornoso espectáculo que no entendió ni como referencia lejana ninguno de los preceptos del punk: Madonna, a sus 54 años, se preocupó más de sorprender por su impostada rebeldía y su belleza de botox perdurable, que por aquella desobediencia inocente que en su día la encumbró. Lució un conjunto de Givenchy Haute Couture by Riccardo Tisci que incluía una jartá de accesorios supuestamente punkis como cadenas, tachas, cuero, medias de red o guantes negros. Es decir, un modelo como de Partyfiesta, pero de miles de dólares, un disfraz a su medida para recrear algo que en su día tuvo tanto peso como incomprensión.
Como ella, Miley Cyrus o Sarah Jessica Parker se atrezzaron para la ocasión con prefabricados estilismos al gusto pretendidamente insurrecto. ¿Esto es moda? ¿Representa una época? ¿del punk? ¿de ahora? ¿Qué transmiten y qué pretenden transmitir estas mujeres a través de su indumentaria?
Aunque no soy experta en moda ni en feminismo, ambos temas me interesan desde una vertiente tan teórica como ideológica. Me he sorprendido en mi búsqueda sobre las conexiones de una y otra disciplina, por los ramplones y vacíos argumentos al respecto de la poca bibliografía existente.
Normalmente, quienes han abordado el tema –de soslayo siempre- se han limitado a definir el corto de las faldas, los materiales menos nobles o atuendos deportivos, con periodos de liberación femenina, entendiendo ésta como una mera necesidad de trabajo no intelectual. Es decir, se suelen limitar a asociar ropa cómoda con momentos de crisis económicas y guerras o inconsciencia social femenina; mientras que las florituras engorrosas en las prendas de vestir pertenecen a momentos de bonanza económica y aburridas damas de clase alta.
En el siglo XX, se suele acotar la relación entre feminismo y ropa con simples anécdotas (quemas de sujetadores, implantación del pantalón…) de una muy cercenada historia de la moda y las mujeres como meros maniquíes sin voluntad.
Nadie –recalco: nadie- se ha molestado en entender los vaivenes y tendencias en el atuendo desde el punto de vista de sus portadoras/consumidoras. Una industria hoy casi tan importante y dañina como la armamentística, necesita de una explicación o al menos una pregunta al respecto. Como mucho, se menciona a Coco Chanel como una visionaria que liberó a la mujer siendo (¡oh, milagro!) ella misma una mujer.
Sistemáticamente, se ha obviado el papel de la propia protagonista de la historia de la moda: la mujer. La base biológica de la moda, consiste, como no, en propiciar la atracción sexual. Los machos de nuestra vil especie se encienden sexualmente sobre todo por el sentido de la vista. De ahí que los maricas se arreglen sensiblemente más que los heterosexuales; y de ahí también que mujer se las haya ingeniado para seducir con unas proporciones curvas y sensuales a través de la ropa a lo largo de siglos y siglos de instintos pasionales.
Es decir, partimos de la base –obvia, sí, pero necesaria- de que la ropa es un instrumento cuya función principal (cubrirse, abrigarse) añade prácticamente desde el principio, el sentido del pudor, y por tanto de insinuar, gustar y atraer por aquello que cubre.
Sobre lo que sí se ha tecleado y escrito mucho, es sobre la politización y la conciencia de poder sexual de las mujeres. Bien, pues desde aquí enuncio que el vestir es el instrumento más importante de nuestros días a la hora de posicionarse con respecto a la condición femenina. La ropa es hoy el último bastión de definición feminista. (Si lo piensan, no hay muchas más formas de manifestarse todo el día).
La ropa, no sólo abriga y cubre; desde tiempos inmemoriales, se encarga de seducir precisamente “tapando la carne” y marcando la epicúrea silueta femenina. Después se añadió un factor artístico y después netamente contestatario
Las mujeres, queridos todos, exponen (y han expuesto) su posición social, sus convicciones, intereses, gustos, adhesión política o simple negación y pasotismo… por medio del vestir.
Todo esto ha sido un camino cada vez más vertiginoso (y auspiciado por una amoral y devoradora industria textil) que nos ha llevado al momento actual: el de la urgencia de la moda, un sinsentido lleno de revivals; intereses simplemente monetarios; gurús sin cultura, pasado ni capacidades; personas con un inusitado sentido estético; mujeres débiles y garrulas que no comen; gente permanentemente insatisfecha y estresada; jóvenes con extraordinaria e innata elegancia; diseñadores sin talento y complicados sistemas de manofacturas en Bangladesh sin responsabilidad penal.
Que venga ahora el listillo de turno a decir que los corsés (por ejemplo) son una forma de opresión, como comprenderán, no tiene ninguna fuerza ni sentido. La moda, se ha de entender como un fenómeno sujeto al sujeto, y no como un hábito colectivo, aunque en apariencia así sea. Para resumirlo de forma gráfica: la moda tiene que ver tanto con la psicología como con la sociología.
Miles de chicas de cuestionable gusto y evidentes lagunas culturales, actualizan cada día sus egoblogs de moda. Y no sólo eso: De manera exponencial, muchas más, los leen y consultan. El poder globalizador, empobrecedor, y casi siempre borreguil, que se genera de esa obscena relación, tiene tanta o más fuerza que cualquier proclama política.
Desde aquí, quiero pedir un seminario en el IED o en cualquier centro especializado en moda para que se dé la oportunidad de entender a los futuros profesionales del sector la condición primaria, secundaria y terciaria de, por ejemplo, la hombrera: El momento álgido de la hombrera, fue a finales de los años 30 y primeros 40 y posteriormente los 80. El efecto óptico al ensanchar los hombros es estrechar las caderas; pero a la vez otorga una evidente masculinización de la figura femenina. Curiosamente, en ambas épocas de esplendor, occidente se recuperaba de (y precedía a ) una crisis y trataba de sentar ciertas bases de igualdad asumidas por la sociedad sin necesidad de grupos de mujeres insurrectas, sufragistas o “quemasujetadores”. Las hombreras fortalecen, agrandan y amplifican una suerte de poder femenino, que se da por implantado.
Los retratos de Tamara de Lempicka, grandilocuentes, hiperbólicos y de evidente carga sexual de dominación, son toda una oda a la hombrera en plenos años 30-40. Ella, como mujer fuerte y capaz de decidir, buscar y elegir su sexualidad (era bisexual confesa), pintaba personajes agresivos, conduciendo, fumando o mirando con displicencia y cierta superioridad el mundo… Y con exageradas hombreras, que bien podrían haber pasado por iconos ochenteros al ritmo de plateados sintetizadores.
En efecto, en los 80, cuando muchos de ustedes nacieron, se estrenaban películas como “Armas de mujer” sonde se proponía un modelo femenino de agresiva igualdad y de adaptación a un boyante sistema masculino de poder. En Gran Bretaña prácticamente durante toda la década, gobernó Margareth Tatcher, que no sólo era apodada como la “Dama de Hierro”, sino que ejecutaba un poder netamente masculino e incluso sanguinario, muy apropiado en los cuadros de Lempicka y tan sobrio y frío como ellos.
…Y todo esto, planteando el significado de las hombreras.
¿Qué decir, por ejemplo, del aspecto voluntariamente desharrapado de los hippies de los primeros 70 y su revival con el grunge de los 90? ¿Nadie se ha parado a estudiar porqué el pelo rapado se asocia a la violencia (icono netamente masculino) y la melena a la pasividad (imagen 100% femenina)? Tanto en un momento cultural como en otro, algunos varones y mujeres mostraron su indolencia luciendo pelo largo y prendas sueltas. Aunque en ambos casos fueran evidentes minorías, la historia (y los disfraces) han dado como válidos e hijos de su tiempo a esos looks dejados y apáticos. Por supuesto, en ambos casos son respuestas antibelicistas, que pese a no ser la norma, han pasado a la historia como el atuendo icónico pacifista de momentos de máxima tensión militar.

La mujer ha ido (y va) adaptando sus formas, sus cejas, sus hombreras, sus hechuras, y absolutamente todo al momento vital que le toca vivir como unidad, como persona. Puede que el imaginario cultural recuerde los noventa o los dosmiles de una determinada forma; pero cada mujer crea una imagen muy precisa de lo que es, lo que desea ser, el pensamiento sociopolítico, la clase social e incluso el día que tiene, a través de cada prenda de ropa y la forma de hacerla suya. Cada una “tiende” a un estilo. 
Los varones también se adhieren a modas y tendencias, por supuesto: Pero la base biológica y lael pensamiento heteropatriarcal, marca que las mujeres no seleccionan por el aspecto, sino por la capacidad del hombre para procurar una vida con abundancia. Es decir, que si la ropa marca que estamos ante un alto ejecutivo y no un vendedor de fruta, la mujer se sentirá más atraída… hasta que se muestren las capacidades económicas (en potencia, no en acto). Ahí la fémina se olvidará del traje de chaqueta o el mandil y se volcará en el más capaz para sustentar a una posible progenie.
De ahí que la moda masculina esté tan poco evolucionada. El deseo sexual (que freudiano queda esto) determina al final cada detalle de la moda en varones y mujeres.
Por eso, es de gran zafiedad y falta de horizontes, recurrir al punk como excusa para lucirse en un evento de moda; porque precisamente el punk propugnaba el feísmo, se trataba de la transmisión de valores (en realidad de no-valores) a través de iconos que subvertían su significado (las esvásticas, por ejemplo). Si Madonna hubiera asistido sin depilar, vestida con harapos y una parka militar de una charity, sería un poquito punk, o al menos una digna revisitación del movimiento. Pero hacerlo de forma tan desacertada y grandilocuente es una broma de mal gusto.
Mujeres que se consideran liberadas, apuntan a veces que nosotras nos vestimos al dictado de los varones. Diseñadores homosexuales y al parecer pérfidos y misóginos que nos quieren hacer sufrir por medio de la ropa. Creo que esto, pertenece a esa corriente de mujeres lloronas que entienden el feminismo desde la victimización, no desde el éxito. ¿No creen -pregunto desde la más sincera de las curiosidades- que los hombres trabajan a nuestro servicio, para que nosotras, ¡oh, puro intelecto! decidamos qué imagen queremos dar? 
No solo no somos maniquíes (aunque a algunas así les guste sentirse) sino que como sujetos activos, ofrecemos la imagen que en cada momento queremos dar.
Dado el espesor y lo prolongado del tema, propongo un próximo texto, ameno a modo de alivio intelectual y cuajadito de fotos que lo ilustren. Se trata de desentrañar la fascinante personalidad de Agueda A., alias “La Duquita”  por medio de su armario.
Ella, lejos de salir de él, está dispuesta a mostrarlo al mundo, como mujer liberada e intelectualmente emancipada que es. Águeda se dedica a la moda, es conocedora de tendencias, particularidades y pormenores del sector; y sin embargo, le resbalan cual pastilla de jabón mojada. Próximamente, aquí.

Lo dice Diana Aller

*Lecturas recomendadas: 
Cualquier Historia de la moda

miércoles, 8 de mayo de 2013

15 PIROPOS QUE NO LO SON.


-Se nota que te alimentas bien.
-Me comía tu regla a cucharadas.
-¡Qué guapa sales en la foto! No pareces tú.
-Qué bien estás. Por delante y por detrás.
-Ese jersey te queda genial, te disimula la tripa y la papada.
-Ayer me encontré fatal y me acordé de ti.
-Tanta carne y yo pasando hambre.
-Qué vicio tienes...
-Te lo comía to´...
-Tu hija es una monada. No se parece en nada a ti.
-A tí te daba yo lo que no has tenido tú nunca.
-Si suena así el chorro, cómo será la manguera.
-Eres igualito a tu padre.
-Preséntame a tu ginecólogo que quiero chuparle el dedo.
-Estás mona, para ser tú.


Y uno que me ha hecho mucha gracia y parece sacado de Chiquito de la Calzada: "Eres un pibonazo incisivo"

Lo dice Diana Aller