miércoles, 28 de agosto de 2013

A FAVOR Y EN CONTRA

Por muy cambiantes que sean nuestras opiniones (la mía lo es dependiendo del clima, el ciclo menstrual y la hora del día) hay cosas que necesariamente han de ser irrebatibles, inmutables, estancas y fervorosamente posicionables sin medias tintas.
Soporto que a mi cuñado no le guste el queso, transijo con el calzado que a veces lleva Araceli, tolero incluso a Risto Mejide. Soy de mirada limpia y manga muy ancha. Pero hay cosas que siempre son un no, de la misma forma que otras son un sí:

 
↑ SIEMPRE A FAVOR

Del punto y coma.
De América, la madre de Alaska. Una de mis principales musas en la vida.
De las perlas.
De tener prejuicios, para poder echarlos por tierra.
De la geometría y su cadencia poética: la belleza de un paralelogramo tiene mayor capacidad de emocionar que una docena de sinfonías.
De la despenalización de las drogas y el aborto.
De la tortilla de patata.
Del ensalzamiento de la amistad y los amigos como orgullosa forma de vida.
De la edificante lectura de biografías de yonkies, asesinos en serie y foklóricas: puro desgarro vital.
De la piña. En almíbar, como decoración o debajo del mar. Siempre mola.
De la inclusión del "No me gusta" en Facebook.
De la ceja poblada.
Del extremo estético.
De los sabores fuertes.
Del horóscopo.



De las plantas, tanto de las que hacen la fotosíntesis como de las de plástico.
De una camiseta blanca.
De un parche oscuro que cubre un ojo, no puede haber nada más elegante y enigmático.
De viajar.
De la vida de las folklóricas.
De bromear con absolutamente todo.
De fiarse de la gente.
De beber cerveza de botellín.
De utilizar peluca.
De poner nombres pintorescos al ano: ojal, cíclope, burundi, ojete, bujero...
De la actuación de Lady Gaga en los MTV VMA's de este año: un sin sentido muy disfrutable.
De pasar la resaca en compañía de amigos.
De desayunar horchata con fartons.
De una cita a ciegas.


↓ SIEMPRE EN CONTRA

Del Yolado: Ni es yogur ni es helado.
De esos señores machistas con corbata sobre la barriga, que menosprecian la juventud, creen haber trabajado duro por dejarnos este mundo como está, y miran a todas las mujeres menos a la suya.
De Custo y Desigual  (¿acaso son cosas diferentes?) y sus rabiosos estampados que no dejan ver el bosque.
De quienes se vanaglorian de no tener televisión.
De los periodistas que se creen intelectuales (y encima dicen ser de izquierdas y machacan a quien sea por una parcelita de poder).
Del verso rimado, por cursi y remilgado.
De la vida de los futbolistas.
De la sequedad corporal y de la sequedad del alma.
Del victimismo y la queja como patrón sistemático de conducta.
De sentirse especial por el mero hecho de ser mujer, maricón o capricornio.
De aquellos/as que se autodenominan "SEÑORAS" o "CABALLEROS".
De la mecha gorda. Y de la fina.
De la sintonía de "Pasapalabra". Se muere un poquito por dentro cada vez que que se escucha. Otro tanto ocurre con "Mujeres, hombres y viceversa".
De los locales "chill out"-"lounge". Dejan sin esperanza y sin ilusión.
De los anuncios de televisión protagonizados por deportistas.




Del labio perfilado.
De las adaptaciones que marcas como Gallina Blanca ("Yatekomo") hacen de la comida oriental.
De las personas que se autodenominan "luchadoras". Y ya las "hechas a sí mismas" llegan al límite de insoportables...
De Concha Velasco.
De quienes incluyen entre sus gustos musicales "las bandas sonoras" como categoría.
De "Españoles por el mundo" y todas sus variantes.
De entrar a un coche y que huela a coche.
De espiar a la pareja.
De "a ver cuando nos vemos".
De avergonzarse de tener dinero o de no tenerlo.
De quien percibe el triunfo ajeno como fracaso personal.
De las salsas Knorr.
Del desprecio a todo lo artificial.
De la toalla de playa de marca.
De hablar mal de lo que en realidad se ansía.

Lo dice Diana Aller

domingo, 25 de agosto de 2013

LAS SOLUCIONES: ¿QUIÉN LO HA DICHO?


Ya pueden comprobar los resultados:

 
1."[Soleá Morente] tiene mucho talento, pero no suficiente como para protestar"

b. Amaya Arzuaga


2."De mí se han dicho auténticas barbaridades: que tengo sida, que soy catalán..."

d. Camilo Sesto

 

3. "Ayuno una vez por semana. Lo hago como una limpieza, una desintoxicación"

b. Isabel Preysler



4. "Mejor no tener límites, ¿no crees? Eso de '¿dónde está el límite?' me parece una cursilería. Yo prefiero vivir sin límites. Es que vaya aburrimiento, ¿no? Tú, cuando estás en una fiesta, ¿te pones límites? Pues no, quieres pasártelo lo mejor posible"

a. Jorge Javier Vázquez 



5. "Era alcohólica a los 14 años"

b. Lana del Rey 

 

6. "Cuesta mucho dinero parecer así de barata"

c. Miley Cyrus 

 
7. "Si fuera una mujer rusa me haría lesbiana. Los rusos son bastante feos excepto alguno como el novio de Naomi Campbell. El resto es horrible".

b. Karl Lagerfeld



8. "¿Vosotros perdéis el tiempo en reciclar el vidrio? Yo no. 

b. Guti 


*Dicha frase formaba parte de una campaña en favor del reciclaje, quede claro.

9. "Me desnudo por rebeldía"

a. Álvaro Muñoz Escassi 


 
10. " [El techno] Es el refugio para los mentalmente deficientes. Está hecho por gente insípida para gente insípida”.

d. Morrissey

Lo dice Diana Aller

miércoles, 21 de agosto de 2013

¿QUIÉN LO HA DICHO?


Como yo no tengo vacaciones y ustedes probablemente sí, les propongo un pasatiempo estival: Adivinar autores de frases. Las soluciones próximamente.




1."[Soleá Morente] tiene mucho talento, pero no suficiente como para protestar"

a. Florent de Los Planetas
b. Amaya Arzuaga
c. Estrella Morente
d.Niña Pastori

2."De mí se han dicho auténticas barbaridades: que tengo sida, que soy catalán..."

a. El cantante Francisco
b. Pional
c. Joe Crepúsculo
d. Camilo Sesto

3. "Ayuno una vez por semana. Lo hago como una limpieza, una desintoxicación"

a. Popy Blasco
b.Isabel Preysler
c. Mi amiga Teresa Colomina
d. Lindsay Lohan



4. "Mejor no tener límites, ¿no crees? Eso de '¿dónde está el límite?' me parece una cursilería. Yo prefiero vivir sin límites. Es que vaya aburrimiento, ¿no? Tú, cuando estás en una fiesta, ¿te pones límites? Pues no, quieres pasártelo lo mejor posible"

a. Jorge Javier Vázquez 
b. Miguel Bosé
c. Jesús Llorente (Acuarela Discos)
d. Jota (Jotateam)

5. "Era alcohólica a los 14 años"

a. Melanie Griffith
b. Lana del Rey 
c.Ylenia (Gandia Shore)
d. Mila Ximénez

6. "Cuesta mucho dinero parecer así de barata"

a. Prince Pelayo
b. Topacio Fresh
c. Miley Cyrus 
d. Tamara Gorro

7. "Si fuera una mujer rusa me haría lesbiana. Los rusos son bastante feos excepto alguno como el novio de Naomi Campbell. El resto es horrible".

a. John Galliano
b. Karl Lagerfeld
c. Daniel Entonado
d. Elton John



8. "¿Vosotros perdéis el tiempo en reciclar el vidrio? Yo no. 

a. Ana Botella
b. Guti 
c. Mónica Cruz
d. Ana Rosa Quintana

9. "Me desnudo por rebeldía"

a. Álvaro Muñoz Escassi 
b. Lady Gaga
c. Lena Dunham
d. María José Cantudo

10. " [El techno] Es el refugio para los mentalmente deficientes. Está hecho por gente insípida para gente insípida”.

a. Justin Bieber
b. Nacho Vegas
c. Águeda Amiano
d. Morrissey



Lo dice Diana Aller

sábado, 17 de agosto de 2013

ALMA MARIE SCHINDLER

Aunque defiendo, creo, veo y disfruto del feminismo de la diferencia, admiro con devota pasión cada frase, pensamiento y coma de Amelia Valcarcel. Ella suele postular que las atribuciones femeninas, lo son por una heterodesignación duramente tabicada en la cultura.
Se nos define antes como madres de, hijas de, hermanas de, esposas de, que por nuestra entidad.
Alma Mahler, ha pasado a la historia como amante de hombres rebosantes de genialidad. Y no es que yo pretenda negar su biografía. Lo que creo es que ser musa de mentes creativas (adjetivo que en realidad me repugna, la verdad) requiere de una inteligencia más allá incluso de las propias obras que inspira.
Su vida se suele entender vertebrada en torno a los hombres que la amaron. ¿Porqué no leerla desde sus propios sentimientos y las consecuencias que tuvieron?

Alma Marie, como tantas mujeres fascinantes, fue educada en un ambiente cultural y abierto. Sus padres, tolerantes y artistas, gustaban de rodearse de libros, amigos y tertulias. Todo esto en la Viena de finales del siglo XIX, imagínense. Su padre era pintor, y cuando murió, la madre se casó con uno de los discípulos de aquél. Así que Alma, creció rodeada de arte y curiosidad. Precisamente, conoció los placeres sexuales gracias a una fugaz relación con un amigo de su padrastro, que se llamaba Gustav.
Alma era muy guapa, buena conversadora, con muchísima sensibilidad y realmente interesante. Así que Gustav, que se apellidaba Klimt inmortalizó en un cuadro llamado El Beso, precisamente eso, un beso de la joven (muy joven aun) Alma. Sin embargo aquélla no fue una relación seria ni duradera. Ni la que tuvo al poco tiempo con un -entonces muy famoso- director de teatro, Max Burckhard. Ni la que vivió con Alexander Von Zemlinsky, un compositor y músico de cierta relevancia.
De hecho, Alma tenía muy buen oído y tocaba con gusto y sensualidad varios instrumentos. Empezó a experimentar con la música, a componer, y a describir sentimientos por medio del arte.
Esto fascinó a otro Gustav, 20 años mayor que ella, que se sentía rejuvenecer y muy inspirado a su lado. Porque este Gustav, que se apellidaba Mahler, era un compositor bohemio y exitoso del que todos los lectores de este blog han oído, leído o escuchado algo.
Como en tantas parejas, lo que al principio era fascinación se fue tornando rutina, y al casarse, Gustav pidió a Alma que abandonase su labor musical para dedicarse de lleno al matrimonio y la familia. El no soportaba que su mujer compusiera, y la necesitaba como musa. Se dice que la quería mucho, que le obsequió con hermosísimos retratos musicales, que la veneró cada día y cada hora... Pero yo no me lo creo demasiado. Si el amor existiera sería una cosa bien diferente. Así lo debió ver ella también, porque se aburría soberanamente haciendo de secretaria y esposa de Gustav. Y también de madre, porque tuvo dos niñas, María y Anna. La mayor murió con 5 añitos, y Alma cayó en una profunda depresión. Le costaba encontrarle la gracia a la vida, así que se recluyó en un balneario para buscar la paz espiritual. La encontró de la mano de un arquitecto alemán lleno de ideas y juventud. Este se llamaba Walter. Walter Georg Gropius, que a ustedes, versados lectores les sonará porque años más tarde revolucionaría el diseño, montando la famosa escuela de la Bauhaus.
Vivieron una historia de amor apasionada, que cultivaban con citas ocultas y encendida correspondencia... Hasta que una misiva para Alma llegó en un sobre a nombre de Mahler. Se dice que el arquitecto lo hizo adrede para destapar su relación. Sin embargo, el marido, tal y como los cánones reproducen una y otra vez, entendía el amor como una posesión, y en cuanto vislumbró la posibilidad de que Alma le abandonara se desesperó. Sin embargo, hizo algo novedoso para la época. Acudió a una cosa rara llamada "sesión de psicoanálisis" que impartía un tal Sigmund, de apellido Freud. Aunque las psicoterapias de entonces rozaban la aberración, a Gustav Mahler le sirvió para calmarse. Estaba enfermo y mayor, así que no sólo le pidió a su mujer que no le dejara. Comenzó a valorarla y a interesarse por su obra. Ella volvió a la música, al piano y a sus composiciones, y esperó paciente a quedarse viuda, cosa que ocurrió al poco tiempo. Entonces se cruzó en su camino un pintor, de nombre Oskar, paradigma de artista arrebatado y pasional hasta la violencia. Kokoscha, que este era su apellido, era pintor, y aquí, hago un inciso a modo de alivio musical, para que escuchen al grupo homónimo y este su gran hit, mientras leen el resto de la entrada:


Oskar se obsesionó hasta la locura. Primero retratando compulsivamente a Alma, y después cimentando una relación pasional e incluso violenta, con continuas peticiones de matrimonio, abortos, éxtasis, tormento, promesas y numeritos de todo tipo. La cosa duró dos años. Él pinta su obra culmen, la novia del viento: un cuadro de pincelada retorcida que muestra un encuentro de pareja entusiasta, azulado y delirante, y que por supuesto es un autorretrato arrobado y sexual de Kokoschka con su musa.
Ella no sabía como deshacerse de aquél novio obsesivo, masoquista y celoso e hizo lo imposible porque se enrolara en el ejército. Él, ya en la caballería del ejército austrohúngaro, es herido de gravedad y suplica ver a Alma. En cuanto le hacen llegar el mensaje, ella no le cree.
Oskar se fue recuperando, mientras ella volvía con Walter Gropius, con quien se sentía plena y feliz.
Kokotscha, más enloquecido y obsesionado que nunca, no para hasta dar con una mujer, Hermine de apellido Moos que vivía en Munich y fabricaba muñecas. Le encargó una a escala y con la apariencia de su amada Alma. La correspondencia que se conserva resulta muy clara al respecto: le pide caderas anchas y "orificios practicables".Tras casi dos años y un dineral, el pintor recibe su muñeca a imagen y semejanza de la pianista, y comienza una relación con ella. Se pasa un tiempo viviendo con su maniquí (este de la foto), la lleva incluso al teatro, la retrata, la penetra con frenesí, y un buen día se harta de ella para siempre.
...Hasta que la recupera en una fiesta enloquecida de sexo, alcohol, amigos y música. En un momento de enajenación, saca la muñeca al jardín y le corta la cabeza con una botella de vino. A la mañana siguiente, un vecino había denunciado que había una mujer decapitada y allí aparece la policía tratando de resolver el lío.
Alma, casada ya con Gropius, tiene una niña, que moriría a los 18 años de poliomelitis. El matrimonio pasa unos primeros años muy felices, pero la relación se va hastiando, y Alma simultanea a su marido con un amante Franz, que era escritor y se apellidaba Werfel. Incluso se queda embarazada de éste, y tiene un niño que muere poco antes de cumplir un año. Entonces se separa de Walter Gropius y se casa con Franz Werfel. Esto ocurrió en 1929, año de la profunda crisis económica y también momentos convulsos en Europa.
Viven en aparente tranquilidad... Hasta que ella organiza una cena con altos dignatarios eclesiásticos. Uno de los sacerdotes asistentes tiene un atractivo especial y la pianista no puede dejar de mirarlo y desearlo. Johannes, que así se llamaba (y además se apellidaba Hallnsteiner) también se olvidó de su fe y de dios mismo al cruzar su mirada con la de Alma. Vivieron un idilio paralelo, que a él le costó el Arzobispado de Viena, que lo tenía a la vuelta de la esquina; y a ella habladurías de todo tipo. Pese a la desgarrada pasión que vivieron, ella continuó con su matrimonio como si nada.
De hecho en 1938, la pareja se ve obligado a huir, por la procedencia judía de Werfel. Y tras varios tumbos por Europa y Estados Unidos, se instalan en Los Ángeles. Son reposadamente felices y están maduramente enamorados. Cuando él muere en 1945, Alma se traslada a Nueva York, donde vive 9 años más, perteneciendo a la alta sociedad, tocando el piano y siendo muy respetada, por su pasado, sus amantes y sobre todo su atractivo. Concretamente, el de su cerebro.
Composiciones musicales, cuadros, delirios, amor, y hasta muñecas decapitadas. Hay que ser muy especial para inspirar tanto...
Lo dice Diana Aller

martes, 6 de agosto de 2013

VERDADES QUE INCOMODAN

-Siempre hay un amigo gorrón en el grupo, que como cae bien, nadie dice nada, pero harta bastante.
-Las mujeres asturianas mayores de 40 tienden a parecerse a Rosa Villacastín.
-Nuestros padres follan.
-Nestlé es una marca cruelmente poderosa.
-En la tercera edad se practica el sexo sin ataduras.


-Cuando el hijo de unos amigos cercanos es rematadamente feo.
-Camela es el grupo independiente que más vende en España.
-David Bustamante y Terelu tienen pinta de ser fascinantemente primitivos en la cama.
-A las mujeres nos duele un poco que nos llamen "señoras".


-Comerse la placenta de un recién nacido es sanísimo.
-El dolor menstrual es muy fácil de paliar con una simple y placentera masturbación.
-Existe una guerra fría entre compañías cosméticas relativa al uso del semen humano.
-Kiko Hernández se lo ha currado.
-Los peperos que follan, follan mejor.



-A lo largo de la senectud el tamaño de las orejas aumenta considerablemente.
-Cuando el rollo de un/una amigx hace pasar vergüencita ajena y todos son conscientes de este ello -aunque fingen lo contrario-.
-En algún momento todos hemos follado por educación.
-La madre es el mejor espejo del futuro de una mujer. Seremos como ellas.



-Defecar da gustirrinín.
-El tamaño sí importa, al igual que importa el tamaño de un coche, el de un pantalón o el de una hamburguesa. Otra cosa es que importe para bien o para mal.
-Dios no existe.
-Melendi es carismático.
-Un dedo dentro del culo a tiempo salva una situación.



-Las pollas "anfibio" existen, están entre nosotros, y cualquiera puede portar una.
-Todos nos hacemos "selfies" y, en ocasiones, éstas son realmente bochornosas.
-Son grandes mitos sexuales españoles Cristina Tárrega, Hilario Pino, Loles León, .
-Con esa persona que hoy considera íntima, recuerda con sonrojo que al conocerse se enrollaron.
-Yolanda es un nombre muy ordinario.



Lo Dice Diana Aller