martes, 30 de diciembre de 2014

ADIÓS 2014


Los pasos de un año a otro son trascendentales, es como el cumple de todo el mundo a la vez; y nos sirve para reflexionar, para cargarnos de ilusión y para iniciar proyectos, etapas, ilusiones.
Ojalá este cambio de año nos sirva para coger carrerilla, dejarnos de egoísmos absurdos y darnos un poquito a los demás, a las cosas y a los días.
Hoy he leído en el Instagram del gran Javi Serrano una cita (de Hunter S. Thompson) que dice:
"La vida no debería ser un viaje hacia la tumba con la intención de llegar a salvo con un cuerpo bonito y bien conservado, sino más bien llegar derrapando de lado, entre una nube de humo, completamente desgastado y destrozado y proclamar en voz alta ¡Uf! ¡Vaya viajecito!"
Pues eso.
Feliz año a todo el mundo. Incluso a los israelíes y a Rajoy, y a Willy Toledo. que no se diga.

Lo dice Diana Aller

lunes, 22 de diciembre de 2014

PLAN EN MADRID

Las Navidades son muy duras, para qué engañarnos.
La ilusión se recupera al tener hijos. Esto lo digo por las personas que no los tienen y no comprenden la energía y motivación que tenemos quienes hemos procreado. Creo que no soy nada ñoña a este respecto, ni he perdido los papeles al ser madre. Mi vida sería igualmente plena sin hijos, pero me habría perdido un montón de sentimientos sobrenaturales. Los hijos representan el altruismo sentimental. Es como estar enamorado y que no se te pase nunca.
Por eso, cosas tan institucionalizadas como la Navidad, tienen cierta gracia cuando hay niños. Yo me ilusiono un montón haciendo planes con ellos.


Y el día 27 (sábado) a las 18:00 tengo un planazo con mis hijos y con quien se quiera venir. Será en la Sala de las Alhajas en la pza de San Martín (entre Callao y Arenal). Entrada gratuita. Más info aquí. (La casa Encendida organiza talleres, conciertos y actividades muy recomendables, echen un vistazo porque hay cosasinteresantes).
Ellos y yo estaremos poniendo música para niños, adultos, tercera edad y quien quiera pasarse. Yo pincharé lo que pongo siempre, y ellos rap, villancicos y canciones de videojuegos. Lo lógico en niños de 10 y 8 años.
Tener hijos mola.

Lo dice Diana Aller

jueves, 18 de diciembre de 2014

EL ANO

El ano, como oscuro objeto de deseo (no tan oscuro, a juzgar por la proliferación de industrias para su blanqueamiento) va tomando una relevancia cada vez mayor en la sociedad occidental, que todo lo consume y todo lo devora hasta desgastarlo. Como las sandalias de plataforma, como Chiquito de la Calzada, como con todo. ¿Ocurrirá lo mismo con el ojete?

He de pedir perdón, antes de nada, por haber tardado tanto tiempo en rendir su justo tributo al ano.
En realidad yo no soy muy de ano, pero está muy presente en el mundo en el que vivo, en mi cultura, en mi propia biografía, y la verdad, no puedo seguir viviendo de espaldas a una realidad tan acuciante.

¿QUÉ ES EL ANO?
El ano es la boca de salida del sistema digestivo. Si quieren ahondar sobre el conocimiento médico-anatómico, consulten la wikipedia, y sus ilustrativas fotos. (*No se pierdan el apartado "Cosmética de la zona anal" donde se referencian los "pirsins" que no son muy comunes.)
Sin embargo el ano trasciende su propia funcionalidad digestiva y tiene una importancia ideológica y representativa que va mucho más allá.
Me gustaría que usted se parara a pensar cuántos anos conoce. Cuántos ha tocado, cuantos ha visto "en persona" y la relación que ha tenido con ellos. Sea la que fuere, estoy bastante segura de que han sido nociones muy breves circunscritas a encuentros sexuales o cambios de pañales de bebés.
Los anos, tapados a las inclemencias del tiempo, a los otros ojos, escondidos al mundo, son el último tabú. Representan lo oculto, la entrada a lo prohibido.
Frente al orificio de entrada del citado sistema digestivo, la boca, el ano está profundamente desplazado y pareciera que fuese algo vergonzante. Mientras los labios y las bocas se exhiben impúdicas, maquilladas o introduciéndose comida (y otras cosas), los anos se ocultan, retraídos y discretos en un mundo que los esconde y vulgariza. (Prácticamente se reduce a la pornografía como objeto de consumo)
Nuestra cultura invisibiliza el ano, mientras muestra orgullosa por ejemplo los contenedores de residuos que pueblan nuestras aceras. ¿Acaso no es lo mismo depositar detritos en la vía pública que en el wc? ¿Qué tiene de indecoroso el cuerpo humano que no las bolsas de basura?
El ano, violáceo y estriado, es mucho más que una manga pastelera de heces. Es uno de tantos orificios de fabulosa precisión estratégica en la piel humana. Es una invitación al pecado (¡qué suerte que el pecado tenga hoy una connotación tan interesante!); es una eterna duda con forma de válvula iridiscente; es un ojo ciego de moral. El ano es poesía en contención, siempre deseada, nunca representada. El ano, querido lector es usted.



ETIMOLOGÍA
Hoy día está aceptado que año, ano y anillo provienen del latín "annus", que quiere decir círculo, por el círculo que circunscribe la Tierra en torno al sol. Sin embargo existen discrepancias en torno a "anus" y "annus" en las que no merece la pena perderse aquí.
Estoy muy a favor de discutir y otorgar sinónimos más o menos ocurrentes al ano: ojal, recto, culo, cíclope, bostezo, burundi, ojete, bujero...

EL ANO EN LA FILOSOFÍA
Tras siglos de ocultamiento el ano ha comenzado a abrirse en la ciencia de las ciencias, y cada vez está más presente con todo su significante a flor de piel.
Reproduzco aquí unas saludables palabras de la gran Beatriz Preciado en su "Manifiesto Contra-sexual" (pág. 27), texto que, sea dicho aquí, debería pertenecer al temario de la enseñanza obligatoria en todo el Estado Español y la unión europea también.
"El ano presenta tres características fundamentales que lo convierten en un centro transitorio de un trabajo de deconstrucción contra-sexual. Uno: el ano es un centro erógeno universal situado más allá de los límites anatómicos impuestos por la diferencia sexual, donde los roles y los registros aparecen como universalmente reversibles (¿quién no tiene ano?). Dos: el ano es una zona de pasividad primordial, un centro de producción de excitación y de placer que no figura en la lista de puntos prescritos como orgásmicos. Tres: el ano constituye un espacio de trabajo tecnológico; es una fábrica de reelaboración del cuerpo contra-sexual posthumano. El trabajo del ano no apunta a la reproducción ni se funda en el establecimiento de un nexo romántico. Genera beneficios que no pueden medirse dentro de una economía heterocentrada. Por el ano, el sistema tradicional de la representación sexo/género se caga".

EL ANO EN EL SEXO
Ciertas tradiciones han relegado al ano al ámbito de lo prohibido. Sobre todo por el arraigo supuestamente homosexual que se le presupone al orificio en cuestión. Como bien sabemos, nada resulta más placentero que dejar aflorar aquello que reprimimos; y el ano es la estrella en este sentido. A los varones heterosexuales les fascinan los anos. Los propios y los ajenos. A los gays también, pero no lo viven de una forma tan infantilmente prohibida.
El peso cultural de ciertas tradiciones, fomenta de manera nefasta la relación de la mujer con el ano como una responsabilidad, un aguante e incluso un sufrimiento. Incluso se obvia del todo en lo que se supone debe ser la práctica lésbica.
Entre musulmanas, católicas fervientes o gitanas, está extendido el concepto "virginidad anal" que para ellas no computa de la misma manera que la vaginal; por lo que utilizar su culo como receptáculo para la penetración sucede antes de formalizar religiosamente su unión heterosexual. Como bien explican estas adorables muchachas, las sagradas escrituras no dicen nada al respecto:


Hay chicos tremendamente hábiles (mi amiga Águeda dice que los de Zaragoza y alrededores sobre todo) a la hora de penetrar analmente sin que la penetrada se dé cuenta de que ha cambiado el miembro de la vagina al ojete. Pero desgraciadamente, se sigue tratando el tema del sexo anal hacia/con/entre mujeres de una forma casi patológica, donde ellas son un mero pedazo de carne, -responsable eso sí, de todo lo que les ocurra- para el disfrute heteronormativo masculino. Así lo hacen ver incluso los doctores.
Afortunadamente, el ano, como los codos o las fosas nasales, es objeto erógeno y sujeto a plasticidad. Jugar, incluirlo en tantas prácticas como se desee y desterrar formalismos, proporcionará unas relaciones sexuales placenteras y sugerentes.

ENFERMEDADES DEL ANO
El ano es propenso a enfermar. Puede padecer hemorroides, cáncer, fisuras... En definitiva, requiere mimo y cuidado, como cada una de las partes de nuestro cuerpo; ya que tiende a resentirse cuando el organismo está "bajo de defensas", enfermo o descuidado.
El tacto rectal es un examen médico que se realiza introduciendo un dedo (generalmente el índice) por el ano del paciente, para palpar el final del tubo digestivo. Puede ser molesto, pero no doloroso. Como todo, es preferible que se haga con cierto cariño.

CURIOSIDADES DEL ANO
-Hay que ser extraordinariamente ágil y saber contorsionismo para verse el propio ano sin mediación de espejos.
-Las prácticas sexuales que incluyen el ano se llaman Sodomía y el nombre hace referencia a Sodoma y Gomorra, dos ciudades del Antiguo Testamento en decadencia moral, donde no se respetó a los emisarios que acudieron a rescatar a Lot. Parece ser que no llegaron a consumarse las violaciones, pero a los pobres sodomitas ya no les quitó nadie la fama.
-El nombre equivalente masculino de Ana es Analí o Analías.
-Se han encontrado objetos muy diversos introducidos por el ano. Se tiene noticia de vibradores, envases y hasta móviles.
-Existen muy interesantes (aunque muy someros también) textos sobre la historia del sexo anal.
-Hay cierto tipo de tortugas acuáticas que respiran por el ano además de hacerlo por los pulmones.
-La zona de periné que rodea a la línea anoperineal se llama margen anal.
-En el naming publicitario se recurre a veces a técnicas que nos retrotraen a referencias sexuales. Claro ejemplo es (Citroen) Saxo y tal vez el nombre de la compañía ONO.
-Nos referimos al culo como objeto de deseo, al designar los glúteos en toda su redondez y a su cavidad interior. La palabra "culo" se utiliza indistintamente para ambas cosas; pero en el imaginario sexual va muy unida la parte carnosa de las nalgas con el fetichismo anal.
-La leyenda urbana del ratón en el interior del culo se ha achacado a Richard Gere, a Ortega Cano y a otros famosos, y parece ser una práctica real.
-En los imperios griego y romano, el sexo anal era una práctica habitual entre hombres y mujeres, y se utilizaba tanto para la obtención de placer sexual, como para evitar embarazos no deseados. Pero, en caso de adulterio, la ley establecía que el afectado (varón) podía sodomizar al culpable (otro varón).

Sé que el tema da para muchísimo más, y más adelante prometo explayarme más. Baste esta humilde prosa como mero prólogo de esta cuestión.
(Me gustaría adentrarme algún día en el daño que ha hecho Freud y sus teorías de "fase anal", y alguna otra, que han dejado un poso demasiado opaco).

Lo dice Diana Aller

miércoles, 17 de diciembre de 2014

20 COSAS QUE PUEDE HACER PARA SER UN POCO MÁS FELIZ

1-Seguir el Instagram de las hermanas Hurtado (hurtadogemelasoficial). Mola. Sin ironía.


2-Motivarse. A cada uno nos hacen levantarnos y echar a andar (incluso correr) cosas distintas. ¿Cuáles le motivan a usted? No pasa nada porque sea "ganar más dinero"; basta ya de estigmatizar los anhelos económicos. El problema sería desear riqueza frente a cualquier otra cosa y nada más.



3-Buscar una posición cómoda. Cerrar los ojos. Respirar profundamente. Vaciar el cerebro. Llenar el alma. Abrir los ojos. Darse cuenta de que esto que acabo de escribir, amén de imposible, es una estupidez. Sonreír.

4-Mofarse de quienes confunden su trabajo con su vida y aficiones. (Y sentirse feliz, relajado y agradecido de no ser así).


5-Fascinarse leyendo cosas sobre Christina Onassis. Bueno, sobre cualquier personaje, hecho o ideología que nos interese. O series, películas y esas cosas de ficción que ven ustedes.



6-Coja una foto infame suya del pasado. Seguro que tiene varias donde elegir. Mírela con atención. ¿A que ahora está mucho mejor?



7-Recibir los beneficios de los rayos del sol y la música al menos media hora al día. Fetén si son ambas cosas a la vez.



8-Busque una máxima que le defina y represente y hágala suya todo el rato. Le pongo ejemplos para elegir:
*"Haz lo que amas y ama lo que haces" (Frasecita de adolescencia mal digerida que cierta gente pone en su facebook)
*"Las personas felices no tienen historia." (Simone De Beauvoir)
*"Para abrir nuevos caminos, hay que inventar; experimentar; crecer, correr riesgos, romper las reglas, equivocarse… y divertirse." (Mary Lou Cook)
*"Cada uno es tan infeliz como cree" (Giacomo Leopardi)
*"Con la libertad, las flores, los libros y la luna, ¿quién no sería perfectamente feliz?" (Oscar Wilde)
*"La venganza es un placer que dura sólo un día; la generosidad es un sentimiento que te puede hacer feliz eternamente." (Rosa Luxemburgo)
*"Un ibuprofeno y pal rastrillo" (Esta frase la puso Laura Ponte en su twitter hace mucho, y para mí sigue siendo tan inspiradora como el primer día)


9-Tomar una decisión importante que afecte a partir de ahora al resto de su vida: Escribir solo con pluma y tinta negra; dejar de comer carne de una vez por todas; no volver a comerse una polla que no le parezca armónica... Ese tipo de cosas.



10-Comprobar como Pérez Reverte acaba de descubrir lo que es el brunch. Mi gran amiga Mónica, ha escrito a este respecto: "Oh, uh, Pérez-Reverte ESCANDALIZADO con la existencia del brunch (casi en 2015, wakalaka), tratándolo básicamente como un ataque a la totalidad de la nación española, mezclándolo con la deconstrucción, usando expresiones como "textura de sabores", demostrando que no sabe escribir la palabra 'jengibre' y, ya que estamos, metiéndose con El País Semanal. No quiero saber qué pasará cuando descubra que nos han profanado hace tiempo con RESTAURANTES DE SUSHI. Posiblemente le dará a algún pobre oriental con un guantelete en la jeta, convocándole al amanecer para un duelo a florete en la ribera del Manzanares".



11-Acariciar un animal. Uno no humano. Varios. Puede acudir a El refugio, verlos, tocarlos, pasearlos... Incluso adoptarlos y darles amor. Haga lo que haga, quien gana es usted.




12- Cambiar de ídolos. Empezar a admirar a Keanu Reeves, que es un solete, a mujeres ocultistas, a Cristina de Suecia, que era polimorfa físicamente y muy avanzada intelectualmente, a Emma Watson que parece muy sensata, o a algún héroe anónimo que sustituya a Madonna o a Pablo Iglesias. Originalidad, por favor.

13-Madrugar. Vivir conforme a nuestros biorritmos regula nuestra felicidad.


14-Hacer un regalo. Sí. Ahora. Puede ser una frase en el muro de facebook de alguien a quien se aprecia, o una prenda de ropa, o una canción. Seguro que podemos agradecer algo a alguien. Seguro que deberíamos hacerlo.

15-Apuntar nuestros sueños. Cuanto más larga sea la lista, mejor. Elegir uno y no parar hasta conseguirlo. Convencernos de que no hay nada imposible.

16-Definir una estrategia eficaz para terminar con las campañas de "facebook para empresas", "twitter para empresas" e "Independance club". (Y ya de paso para acabar con la monarquía de una forma limpia y elegante).



17-Hacer ejercicio. No tiene que ser en un gimnasio ni convertirse en experto en running. Basta con no llevar una vida sedentaria. Eso es fatal.



18-Tener mucha actividad y creatividad sexual. Mucha y bien. En soledad y/o compañía. De noche, al desayuno y a la hora de la siesta. Liberar hormonas, sentir placer, quedarse bien agustico. Y cagar también. Basta ya de gente estreñida y malfollá.



19- Beber, fumar, trasnochar de vez en cuando, ir en contra de lo establecido, cuestionarse las cosas; conseguir un nivel de autodestrucción saludable.



20-Detesto la expresión, pero es deseable "Salir de su zona de confort". La vida es asumir riesgos, solucionar marrones y no acomodarse nunca. Busque el disconfort. Crecer mola.



Doy por hecho que usted ya es feliz. Que esto solo es para incrementar esa sensación. En realidad, si no es feliz con lo que tiene, tampoco lo será con lo que no tiene. La felicidad no es un sumatorio de consejos; ni un estado permanente. Es una capacidad que creo,  no depende de estas 20 cosas que he escrito aquí. En realidad no las necesita. Pero tampoco vienen mal ¿no?

Lo dice Diana Aller

martes, 16 de diciembre de 2014

ADORABLES PRINGADOS

Francis Bacon (1561/1626) dedicó muchas horas de su vida a desmontar la lógica aristotélica. Él que defendía la experiencia como base del conocimiento, le echaba en cara al estagirita (que era de Estagira, no se crean que insultaba a nadie) trabajar sobre la teoría y no la práctica.
El pobre Bacon (maravilloso apellido) mientras contemplaba la nieve caer, decidió comprobar empíricamente si ésta -la nieve- podría conservar la carne como lo hacia la sal. Compró un pollo, lo mató, y se quedó fuera de casa para ver como el pollo cubierto de nieve se congelaba. El pollo nunca se congeló pero Francis Bacon cogió una tremenda pulmonía y murió.

Aun no estando muy de acuerdo con su filosofía, me admira que este británico (no confundir con el pintor, que también tiene lo suyo) fuera tan consecuente con su pensamiento. Vivió y murió defendiendo el método científico hasta sus últimas consecuencias.

Bajo la tecnológica luz de nuestros días, Francis Bacon resulta un adorable pringado. Él sus antecesores en la filosofía y los que vendrían después.

Y los humanos que poblamos hoy el planeta también lo somos. Entusiastas, llenos de ilusión, de curiosidad, de anhelos y de fobias que nos hacen crecer.

A lo mejor a veces yo muestro el lado más siniestro del ser humano, el más zafio y cutre. Estamos acostumbrados a percibir la falta de estima en compulsivos selfies o exhibicionistas titulares de twitter. Los medios de comunicación dan cuenta de la maldad humana y los políticos se han afanado en encarnar la rendición total al dinero y la mentira.

Pero eso no es la vida. De hecho, no tiene nada que ver con nosotros, los humanos. Nadie desea ser malvado, ni injusto, aunque en ocasiones nos pueda el egoísmo. El hombre es esencialmente bueno. Ustedes son excelentes personas. Lo sé.

-Usted se conmueve inesperadamente con una noticia triste. Una entre veintitrés noticias horribles. Y de pronto algo le toca el corazón, le indigna, y frena una lágrima furtiva y espesa a punto de brotar.

-Usted quiere a sus amigos. Se alegra cuando son felices y se entristece si no lo son. Y sabe que es recíproco. Que aunque son muy pocos, lo son todo.

-Usted de forma natural se pone del lado del débil: el anciano, el animal, el desahuciado, el pobre, el niño.

-Usted es capaz de hacer decenas de cosas al día por los demás, que no le reportan ningún beneficio: desde sonreír a un vecino hasta ceder el asiento en el transporte público. Y no lo hace por sentirse mejor; lo hace porque "es lo suyo", porque su naturaleza, esencialmente bondadosa, le empuja a ello.

-Usted tiene la maravillosa capacidad de amar. Amar sin límite ni frontera. Amar en todas sus conjugaciones, en diciembre y en Huesca. Amar sin buscar la compensación de ser amado. Amar por gusto, por vicio. Amar porque sí.

Los humanos somos unos pringados adorables, reconozcamoslo. Creemos en lo que hacemos, aunque una y otra vez la vida nos devuelva una imagen distorsionada y monstruosa de la realidad. Somos buenos y confiados, creemos en la justicia y nos desesperamos (y nos crecemos) con la maldad.
No hace falta creer en Dios ni profesar religión alguna. No es necesario poner un belén en casa. Con ser conscientes de todo lo bueno que tenemos es suficiente. La vida está hecha para disfrutarla.

Celebremos estas fiestas.



Lo dice Diana Aller

viernes, 12 de diciembre de 2014

CUBISMO VERITATIVO

-Jeniffer Aniston tiene pinta de masticar mucho la comida.
-Decirle a alguien que es más feo que lo de arriba del melón, debe doler mucho.
-¡Qué hartura la gente que se queja del uso que se hace de "patriarcado", "bizarro", "patrio" o "empoderar"! En el fondo siento envidia de quienes tienen tan poca faena.
-Shrek existió y era muy tierno.
-Mi faraón egipcio favorito es Akenatón. Me flipa.
-Amamantar es uno de los mayores placeres (sexuales, sí) que existen. Basta ya de contemplarlo como una "opción" para la crianza. Es un derecho (el de ser amamantado) de todo ser humano. No permitamos que nos manipulen con falsos mitos de liberación que enmascaran precisamente ataduras sexistas al capitalismo.
-Durante años he detestado el color granate. Ahora me encanta.
-Todas las conspiraciones de una minoría poderosa que roba y explota a una mayoría pobre tienen una lógica aplastante.
-Poner leche entera en lugar de suavizante, deja la ropa superfresh.
-Vacío existencial cuando terminamos una serie chiflante.
-No puedo parar de escuchar a Murciano Total, y quiero que todo el mundo sea tan feliz como yo al escucharlos.
-Flipo con las artistas que cuentan granos de arroz. ¿Tomadura de pelo o genialidad?
-De las listas que he leído últimamente, ésta es la que más me ha gustado: Animales famosos por los dibujos de su pelaje. Sublime.
-Olga Caballer me pasó un enlace que pone de manifiesto de forma hiperbólica la heterosexualidad como sistema político, la separación capitalista y enfermiza de dos sexos, y la perpetuación de estereotipos miserables.
-Anne Hathaway ha dejado la dieta vegana, según informan los medios. Por lo visto estaba sin fuerzas ¡Hija, pues come lentejas!
-El 2014 es el año en el que murió -ahogado en su propio vómito el hipsterismo.
-Nunca tengo resaca, pero retengo líquidos. El yin y yang de mi vida.
-Por fin alguien explica bien lo de las tasas y Google News. (Les juro que no entendía nada hasta hace un rato).
-Mi hijo menor está escribiendo un libro que se llama "Cosas que hacer fuera de casa"; mi hijo mayor está preparando una serie (ahí es nada) que se llamará "Los Tekins". Los niños de hoy son como muy de hoy ¿no?


Lo dice Diana Aller

martes, 9 de diciembre de 2014

MONIQUE WITTING Y LOS SOMBREROS

Tengo mil ideas en la cabeza y no sé cómo ordenarlas.

Cada vez veo más signos y más claros de que el término "mujer" es un invento lingüístico de la dominación hetero-capitalista.
"Mujer" es en este momento un adjetivo restrictivo, un ser sexual, un apaño dañino, un bien (un mal) de consumo, una paradoja del orden natural establecido por los otros (¡Ay no, que no hay otredad en nuestro mundo!)

En lugar de hablar de estas cosas, que no tienen mucho éxito, les voy a hablar de Monique Witting, alguien que pensó y ordenó magistralmente este tipo de ideas.
De hecho, luego hablaré someramente de sus teorías (de su vida, desgraciadamente sé muy poco). Pero, por hacer más ameno el trance, voy a comentar lo bien que le sentaban a esta mujer los sombreros.




¿Saben por qué? Se trata de un tema de proporción y elegancia.
Mientras que la ropa se utiliza sobre todo para disimular lo que se consideran imperfecciones; los complementos sirven para ensalzar virtudes. En el caso de los sombreros, gorras, y gorros, enfatizan cierto carácter.
Para empezar, hay que saber llevar un sombrero. Hay que tener cierta gracia en ademanes, miradas y psicomotricidad.

Un sombrero cubre la cabeza, representa la parte más intelectual de nuestro cuerpo; en cierto modo eleva a la persona. A la gente excesivamente alta o excesivamente baja no le suele sentar bien. Taparse la cabeza favorece al humano promedio.

Los sombreros con ala, como los que lucía Witting, sientan bien con media melena como la suya y también con pelo largo. Sin maquillaje alguno consiguen un efecto de fascinación absoluta. Pareciera que cualquier cosa que diga, iba a resultar de interés.

Con el pelo corto, Monique corona su brillante cabeza con una gorra, mucho más apropiada y coherente con el look que luce.

En general, cualquier efecto óptico que agrande la cabeza, resulta favorecedor: desde un cardado hasta una capucha esquimal. Desde siempre monarcas y dictadores se han empeñado en ponerse cosas en la cabeza para demostrar que detentaban algún tipo de poder. En el antiguo Egipto (por el que estoy cogiendo gran gusto últimamente) abusaban de la desproporción cefálica en sus representaciones artísticas.

Nosotros, los ciudadanos de hoy, herederos de un ingente legado de absurdos y confrontaciones intelectuales, deberíamos considerar el sombrero como la vivaz tapadera de nuestros atractivos cerebros racionales.

El mío, como les decía anda ahora disperso con esta tontuna de la diferenciación de géneros. Lo que viene a decir Monique, desde una perspectiva lesbiana es que la diferencia sexual es meramente política, no natural. Y por ende, las lesbianas no son mujeres; porque en el mundo heterosexualizado en el que vivimos, "mujer" está contrapuesto a "hombre". Y también de ahí, (y eso es un poco cosecha mía) que lo que hoy conocemos por gays y lesbianas sean una raza híbrida de heterosexuales: Luchan por el matrimonio gay, en lugar de abogar por la abolición del matrimonio como institución, que sería lo lógico.

Si les gusta leer sobre sombreros, den aquí por terminada su lectura.

Esto es lo que dice Monique Witting:"Masculino/femenino, macho/hembra son categorías que sirven para disimular el hecho de que las diferencias sociales implican siempre un orden económico, político e ideológico. Todo sistema de dominación crea divisiones en el plano material y en el económico. Por otra parte, las divisiones se hacen abstractas y son conceptualizadas por los amos y más tarde por los esclavos cuando estos se rebelan y comienzan a luchar.
Sólo hay un sexo que es oprimido y otro que oprime. Es la opresión la que crea el sexo, y no al revés. Lo contrario vendría a decir que es el sexo lo que crea la opresión, o decir que la causa (el origen) de la opresión debe encontrarse en el sexo mismo, en una división natural de los sexos que preexistiría a (o que existiría fuera de) la sociedad. 
El destino de las mujeres es aportar tres cuartas partes del trabajo en la sociedad (tanto en la esfera de lo público como de lo privado), trabajo al que hay que añadir el trabajo corporal de la reproducción según la tasa preestablecida de la demografía. Ser asesinada y mutilada, ser torturada y maltratada física y mentalmente; ser violada, ser golpeada y ser forzada a casarse, éste es el destino de las mujeres. Y por supuesto no se puede cambiar el destino. Las mujeres no saben que están totalmente dominadas por los hombres, y cuando lo admiten, «casi no pueden creerlo». Por lo general, como último recurso ante la realidad desnuda y cruda, rechazan «creer» que los hombres las dominan conscientemente (porque la opresión es aún más terrible para las oprimidas que para los opresores). Por su parte, los hombres saben perfectamente que dominan a las mujeres («Somos los amos de las mujeres», dijo André Bretón) y han sido educados para hacerlo. No necesitan decirlo constantemente, pues rara vez se habla de dominación sobre aquello que ya se posee. ¿Cuál es entonces este pensamiento que se niega a analizarse a sí mismo, que nunca pone en cuestión aquello que lo constituye en primera instancia? Este pensamiento es el pensamiento dominante. Este pensamiento afirma que existe un «ya ahí» de los sexos, algo que precede a cualquier pensamiento, a cualquier sociedad. Este pensamiento es el pensamiento de los que gobiernan a las mujeres".

Creo que es el turno de las que somos culturalmente designadas como mujeres. Es más, de las no-lesbianas (entre las que veo muy pocas preguntas). Es hora de desmarcarnos de la cultura política de la dominación, es hora de pensarnos, es hora de admirarnos de nuestro poder, y si es con un sombrero puesto, mejor.

(Monique Witting nació en Francia en 1935 y el 3 de enero de 2003 su pareja, la directora de cine Sande Zeig, informó que había muerto de un ataque al corazón, a los 67 años en su hogar, en Tucson, Arizona)

Lo dice Diana Aller

viernes, 5 de diciembre de 2014

OFICINISTAS

Botas abiertas por arriba forradas de borreguito. "¿Dónde está la grapadora?" Siempre hace frío o calor. Miran cosas feas por internet. Compran cosas feas por internet. Vidas miserables. Tonos ocres. Envidias. Trankimacín. Un martes tonto alguien llora. Stabilo Boss para subrayar. Él viaja siempre a Denia y una vez fue a Nueva York. Camisas talla L de Cortefiel. Bolsas tartera para la comida preparada de casa. Ropa barata. Sonido de fotocopiadora triste. Alguien física y psiquicamente poco armónico, busca vestidos on line para la boda de una prima. Luz artificial. Vaqueros apretados con desgastes artificiales. 100% de sujetos vestidos por prendas hechas en Bangladesh. Rellenar expediente. Alianzas. Cargador de móvil. Vertedero sentimental. El familiar y chirriante sonido de la máquina de café. Contar la misma anécdota en distintos corrillos. Baño con olor a caca ajena. Ella lleva ensaladas y barritas sustitutivas a diario, pero está muy gorda. Hablar mal de la cuñada. Bolsos de hombre. Se compran cachorros de raza y pierden los papeles con ellos. Chalequitos como de crochet que ni abrigan ni sientan bien. Post It. Deseos de matar. Cajas de folios. "¿Quién sale a fumar?" Cerrar el facebook cuando pasa el jefe. Quejas sin sentido. Quejas consentidas. Cuentan enfermedades del padre y de la madre. Mobiliario gris, de color gris. Envidias soterradas. Envidias manifiestas. Deseo de un polvo furtivo en el baño con la persona que se sienta enfrente. Fondo de escritorio de dos niños feos. Horarios absurdos. Botella de agua sobre la mesa. Abrigos marrones de ZARA. Mezcla de olores de comidas de tupper de la gente que come directamente del tupper. Lunes de tristeza y viernes de satisfacción. Gente con gripe. Divorcios. Collares de "Uno de 50". Corrillo de mujeres tomando café. Bolsos baratos. "¿Alguien tiene un tampax?". El drama diario  de aparcar. Lotería de navidad. Coca-cola zero como elixir. Robo de material de oficina continuado y sistemático. Logotipo del Real Madrid. Alguien se pasa a ONO porque se lo recomienda su compañero. Podredumbre moral. Gelocatil. La chica de la puerta. Gente sin gusto que monta "tartas a domicilio" o "decoración de fiestas" en sus ratos de asueto. Pantalla de ordenador con 3 post it. Productividad de bajo coste. Amigos del trabajo. Amigos. Sillas con ruedas. "¿Hemos cobrado?". Personas sin más vida que la laboral. Archivador de cuatro anillas. Señor de pantalón marrón con gafas. Espacio y tiempo consumidos en un agujero negro que solo importa a la Seguridad Social. De 9 a 6. De lunes a viernes. De los 30 a los 60. Nada. Vacío.



Lo dice Diana Aller

martes, 2 de diciembre de 2014

16 COSAS QUE ME GUSTAN Y NO

-Trabajar.

-La ciencia ficción cuando es demasiado ciencia o demasiado ficción.

-Los blogs y las redes sociales: Dar voz a según qué gente es un error. Triunfa la mediocridad. Pero eso es tremendamente fascinante.

-Los estrógenos.

-Leer.

-Viendo no sé que vídeo del Youtube, me ha saltado este anuncio de Tous, marca que aborrecía. El anuncio es hipsterón a más no poder, y a la chica le faltan carnes para ser creíble. Pero precisamente por la monstruosidad, el buenrollismo facilongo y la musiquita, me ha encantado.



-No tener pareja estable.

-El pequeño Nicolás.

-Los años 80. Me parecen gastados y me fascinan.

-La politización de la gente.

-El mar. Soy de secano; pero la iconografía marítima me chifla.

-Esa duda tonta de cómo saludar a alguien en una segunda, tercera cita. ¿Se da un beso en la boca?

-La fenomenología.

-Las melenas largas.

-Alejandro Jodorowsky. Me resulta estimulante y me parece un pesado, todo a la vez.

-La interpretación de los sueños me interesa muchísimo, y creo firmemente en que en ellos están las respuestas a las grandes preguntas de la humanidad, del individuo y de la religión. Pero leer las interpretaciones rígidas y planas que existen de los sueños me desespera.

Lo dice Diana Aller