lunes, 28 de septiembre de 2015

WOMEN IN BLACK, VIERNES 2 DE OCTUBRE

Colectivos de mujeres de toda España organizan el próximo 2 de octubre una performance simultánea para denunciar los asesinatos machistas

El próximo 2 de octubre se celebrará una nueva acción de Women in black contra el crecimiento de los feminicidios durante el pasado año y la inacción de los gobernantes ante esta lacra. En Madrid la performance tendrá lugar a las 18h. en la Calle Arenal

A lo largo del pasado verano se han cometido el 23.3% de los 30 feminicidios cometidos este 2015 y reconocidos por los datos ministeriales. Unas cifras polémicas y revisables porque dejan fuera, por ejemplo, a una de las asesinadas en Cuenca por Morate por no haberse dado relación sexoafectiva con el asesino.

A pesar de que este incremento (es el mayor número de casos registrados durante los meses de junio y julio desde 2010) coincida precisamente con el descenso de inversión y políticas contra la violencia machista, (un 26% menos desde 2010) no se ha conseguido alcanzar un pacto global que haga frente a este problema desde las instituciones. Tanto peor: el pasado 2 de septiembre, en el Senado se rechazaba la Moción por la que se instaba al Gobierno a promover un Pacto de Estado contra la violencia de género, gracias al voto en contra de los 146 senadores del Partido Popular.

Ante esta situación, diferentes colectivos se han unido de nuevo a Women in Black, convocatoria de vocación internacional cuya primera performance tuvo lugar el pasado septiembre en 15 ciudades a lo largo del Estado español y que se repetirá el próximo día 2 de octubre; están llamadas de nuevo todas las ciudades que deseen formar parte de esta denuncia.

Por qué esta forma de protesta:
La violencia machista está presente de forma continua en el espacio público, a través de las prácticas de la vida cotidiana y a través de la cobertura mediática, e incluso llega a plantearse como debate en las instituciones. Sin embargo, se sigue observando una terrible ceguera por parte de la sociedad civil ante esta realidad. Creemos que llevar los cuerpos inmóviles a las calles hace visible esta incómoda aparición en el espacio público y que es fundamental que nos acostumbremos a mirar esta realidad desagradable en nuestra vida cotidiana. Según María Seco y May Serrano, ideólogas de Women In Black, esta acción nace “por la necesidad de visibilizar y concienciar al mayor número de personas posible”. “Los asesinatos a mujeres se han convertido en una clase de rutina con la que convivimos y la repercusión mediática y política es casi nula. Los asesinatos a mujeres son actos terroristas”, subrayan.

El luto, la inmovilidad y la indefensión de las participantes en la acción representan el miedo que como mujeres vivimos ante esta realidad. En palabras de la activista Ibone Olza, “La gente va y viene mientras yo estoy tumbada de negro en medio de la calle. La dureza del asfalto ayuda a pensar en su muerte. Los ojos cerrados traen un silencio, ya no escucho lo que dice la gente.”



Materiales adicionales


Cartel de las convocatorias:


Convocatorias en otras ciudades de España:
Badalona: 20h. Plaça de la Vila
Balmaseda: 19h., Plaza San Juan
Basauri: 3 de octubre, 20.30h. Plaza Arizgoiti
Bergara: 18h. Sanmartin Agirre Enparantza
Bilbao: 13h., Plaza de los Jardines de Albia, frente a los juzgados
Cabezuela del Valle (Cáceres): 12h. Plaza del Portal nuevo de la Iglesia
Castellón de la Plana: 18h., Plaza María Agustina
Cuenca-Ecuador: 10h., Parque de la Madre
Donosti: 19h. Bulevard (en caso de lluvia, Plaza Gipuzkoa)
El Casar (Guadalajara): 19.30h. Parque de las Mujeres El Casar, pistas deportivas del Centro Ermua: Plaza y Calle Zubiaurre
Gijón: 19h. Plaza del Humedal
Mexico: 18h. Kiosko de Plaza Juárez (Pachuca, Hgo.)
Pamplona: 13h. Plaza del Ayuntamiento.
Pineda de Mar (Barcelona): 20h. Plaza del Ayuntamiento
Puerto de Santa María (Cádiz): 3 de octubre, 12h. Plaza de Abastos (La Placilla)
Romo: 19.30h. Plaza del Ajedrez y Calle Ibaiondo
Santa Lucía de Tirajana (Gran Canaria): 18h. Avda de Canarias, Zona Peatonal
Joven (Av. de los Toreros, S/N)
Santander: 19h. Plaza Velarde
Sevilla: 13h. Plaza Nueva

Lo dice Diana Aller


jueves, 24 de septiembre de 2015

CARTA DE NO AMOR (Para que la copie, adapte y firme cualquiera)


Estimadx XXX,

Digo "estimadx" porque expresa con precisión lo que siento por ti. 

En este movedizo juego de afectos en el que estamos lo que hay entre nosotros es una estima fresquita, agradable.

Querría estar siempre aquí, en esta sala de espera de una relación que ya sabemos como es. Porque la consulta que tan acogedora parece desde fuera, no es más que una habitación llena de remedios quirúrgicos, muy parecidos siempre.
Quedémonos aquí, esperando algo que es mejor que no llegue. Quiero conocerte, gozarte, saber de ti. Y quiero también no saber todo, y que despertar a tu lado sea un regalo, no una rutina.

Porque esto no es amor, es otra cosa.

Nuestros amigos, nuestra familia y Hollywood nos han enseñado qué es una pareja y cómo debe ser la vida. Pero no quiero un final, ni feliz ni infeliz, quiero esta delicuescente incertidumbre. Ojalá tú la quieras también. Estar así, sin estar... Poder besarnos, sin pertenecernos, desearnos sin tenernos.

Mola soñar una vida juntos, proyectar futuros imperfectos, jugar a ser novixs, anhelar una convivencia imposible, imaginar cómo cocinaríamos más unidos que los Estados Unidos, como nos besamos un martes a las 7 de la tarde, como nos hacemos un selfie juntxs frente a la catedral de León, como compartimos nuestros calcetines favoritos…

Sería maravilloso poder mantener esa ilusión eternamente. Que esa fuera nuestra vida, nuestras vidas. Juntos, deseándonos y ya echándonos de menos antes de despedirnos. Pero sabemos que no funciona así. Ambxs hemos vivido la historia antes. Y sabemos como empieza y por desgracia también como acaba. ¿Acaso te interesa repetirla otra vez más? A mí no.

Con esta manía que le ha entrado a la humanidad de entender la vida de una forma absurdamente binaria, lo nuestro no tiene cabida. Y te quiero pedir que te mantengas firme, que si caes en el paradigma de la pareja como sistema, sea con otra persona. No me arrastres, no me pidas, no me saques de la verdad. No me interesa.

No te quiero, pero lo que siento por ti es mucho mejor que el amor. Es una estima fresquita, agradable… racional.

Qué inconmensurable placer coincidir algún rato contigo en la vida. Ojalá haya muchos. De a poquito. Con ganas, aprovechando cada ocasión como si fuera la última. Porque tal vez lo sea, y eso es lo que le da todo el valor. Lo nuestro es un regalo, un complemento de Prada, un souvenir inesperado, una cata de exquisito champán, una nueva temporada de una serie, un domingo sin resaca, una risa postcoital, un visionado de Muchachada Nui… Lo nuestro es placentero, finito, lujoso, único.


Rubrico el presente texto en señal de absoluta y total conformidad, y también como baluarte de nuestro no amor y garantía de libertad sentimental por lo que a mi respecta. Avisadx estás.

[firma del/la interesadx]

(Imágenes de Kenne Gregoire)

Lo dice Diana Aller




martes, 22 de septiembre de 2015

15 COSAS QUE HE APRENDIDO DE MÁLAGA

Me gustan los besos largos, blandos y húmedos; igual que me gustan las ciudades cercanas, cosmopolitas y en movimiento. Es importante detectar lo que nos gusta en la vida para poder sacarle todo el juguillo…


He descubierto Málaga con auténtica pasión. Normalmente tengo la sensación de que llego a todo tarde y mal, pero en este caso creo que he venido en el momento exacto. Málaga es ahora como la Barcelona preolímpica, como Madrid en los 80, o como Pompeya antes de la erupción: está en su punto. Hay una energía especial, ganas de que ocurran cosas, y se está dando un empuje considerable a la cultura y al arte. Igual que Valencia anda cabizbaja últimamente, Málaga está estirándose al despertar. 
El esplendor de la burguesía mercantil del siglo XIX, marcó cierto talante abierto, y la figura de Picasso, omnipresente en cada rincón, le da a Málaga un aire interesante, personal y casi rebelde. Las ciudades que han tenido industrias florecientes, y sobre todo las que tienen comercio marítimo, son mucho más permeables a tendencias, cultura, intereses… Y la gente habla y sonríe por la calle.

1-Todo está en obras. Abren calles sin parar.

2-Con sol o nublado, la temperatura es entretiempo (¡qué concepto tan gozoso este del entretiempo, vive dios!)

3-El puerto de Málaga tiene unos 3 mil años de antigüedad. Los fenicios aprovecharon una cala natural y lo montaron donde todavía está.

4-Se venden muchas más almendras de las que se compran.

5-El Paseo del Parque es el lugar más frondoso y apropiado del mundo para pasear escuchando a Yo la tengo.


6-Las moscas se vuelven muy pesadas al final del verano.

7-En cuanto Chiquito de la Calzada sale de casa, sabe que se hará innumerables fotos con desconocidos ese día. Y lo lleva admirablemente bien.

8-Las palomas están tristes y nadie sabe por qué.

9-¿Por qué quedan tan bien las norias en las ciudades? A Málaga la suya le sienta de maravilla.

10-Bajo la calle Victoria hay restos de una necrópolis islámica y la gente camina por ella como si nada. Yo flipo.

11-Hay muchas despedidas de solteras. Y de solteros también.

12-En Málaga se estila mucho lo que Borja Domínguez y Miguel Melindres denominan el “rollo maleni”: mesas hechas con palés, cupcakes, el color turquesa clarito, espacios diáfanos con bien de madera blanca, y cierta ñoñería aséptica en cuanto al estilo.

13-Antonio Banderas se está haciendo un ático espectacular cerca de la catedral. Le envidio. Bastante.

14-Hay muchas jugueterías eróticas y tiendas del ramo, y no lo entiendo. Primero por la poca simpatía que me despiertan este tipo de establecimientos, y segundo por la estética tan rotundamente fea que gastan: tipografías agresivas, humanos estereotipados en cada representación, en cada envase, y la hipersexualización como canon, que es algo que me repugna. No tiene ninguna gracia.

15-Es el lugar perfecto para vivir, para perderse y para enamorarse. E incluso para hacerlo todo a la vez.


Lo dice Diana Aller

martes, 8 de septiembre de 2015

ESTELAS QUÍMICAS

Lo normal es ser confiados, racionales, bienpensantes. La vida es más cómoda así. Lo suyo es que las instituciones, los gobiernos y las personas miren por nosotros... Pero luego vemos como roban los políticos abusando de su poder, cómo se maltrata a las mujeres (como norma "cultural") y hasta a los bebés en los paritorios o vemos los turbios intereses farmacéuticos que definen nuestra época... Y claro, entonces lo lógico es no creerse nada. Lo lógico es dar por hecho que nos engañan, que el mundo es un sistema de contrapesos desiguales, montado para favorecer a unos pocos.


Y de repente, caemos en la cuenta de que todo podría ser una conspiración, y las piezas empiezan a encajar. Los gobiernos (probablemente dirigidos por otros poderes que están por encima) explotan a las masas, las alienan con sistemas de control tan poco sofisticados como la precariedad salarial, el fútbol o la cocaína. Y el día que nos paramos a pensar que nos están manejando nos puede afectar de dos formas: O bien ya estamos tan idiotizados por el sistema que nos dé igual, o bien nos convertiremos en un conspiranoico, en un individuo agobiado al que habrá que tratar con ansiolíticos, terapias y teorías de mansedumbre social.
¿Y si todo fuera así? ¿Y si no se nos permite hacernos ciertas preguntas?

Hace unos días, cerca del Ikea de San Sebastián de los Reyes, vi un montón de estelas químicas, ya saben, ese rastro blanco que en teoría dejan los aviones en el cielo. Componían formas concretas: paralelas, diagonales e intersecciones que no parecían aleatorias. De diferentes grosores e intensidad. Y me dio por pensar ¡Oh, no! Gran error... No hay que pensar, es peligroso, mi cerebro dará con locuras fuera de la realidad. Como cuando era pequeña e iba al dentista y pensaba que los empastes en realidad eran cámaras y micros para que los extraterrestres estudiaran el comportamiento de los niños humanos. Pensamientos, que de haber hecho públicos habrían sido tildados de pulmones narcisistas... Miraba las estelas químicas y pensaba "Y si...?" Y busqué en google y leí un chorreo de informaciones que parecían poco fiables y alocadas sobre los chemtrails, que es como se llaman también.

Leí cosas como ésta o ésta. Hasta cierto punto bien fundamentadas (aunque mal escritas, algo que me pone muy nerviosa).
También artículos de esos que no se mojan, pero explican muy bien las cosas, como éste de Ana Huerta, en el que habla de una asociación, los "Guardacielos":


"Lo cierto es que los miembros de esta plataforma cívica han logrado que el Parlamento Europeo admita a trámite su petición para que el asunto sea investigado por una comisión independiente en el marco de programas de modificación del clima. Porque por muy peregrina que pueda resultar su teoría, la realidad es que los experimentos y estudios de genoingeniería llevados a cabo para intentar influir en el clima existen desde hace décadas. El más incontestable –por haber sido admitido de manera oficial– es el que llevó a cabo China con ocasión de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, antes de los cuales se lanzó desde el aire diatomina para destruir los cúmulos de lluvia y asegurar el buen tiempo durante los días de tan importante evento. Ficción o realidad, la historia –o leyenda– de los vuelos químicos no es de ahora, aunque haya sido a partir de los años 90 cuando más se ha empezado a hablar de ella fuera de ciertos foros dedicados a ver lo que la inmensa mayoría no vemos. Quizá simplemente porque no exista o, pongámonos en lo peor, porque no queramos verlo.
(...) Aunque sea demasiado tarde para el medio ambiente, así como para los agricultores que están perdiendo sus cosechas y para las personas aquejadas de enfermedades producidas, presuntamente, por dicho fenómeno antinatural, como el Síndrome del Golfo, Síndrome de Fatiga Crónica, el de Sanfilippo, encefalopatías, alzheimer y un considerable aumento de casos de autismo en las zonas donde más se avistan este tipos de estelas. Desde Guadacielos se insiste en que resulta fácil diferenciar las estelas de condensación de vapor de agua que pueden dejar los aviones a su paso de aquellas que llevan en su interior productos químicos. Para empezar, advierten, las segundas son de mayor grosor y persisten en el cielo durante más tiempo que las primeras. Más aún, las estelas químicas crean patrones en el cielo, como líneas que se entrecruzan, y el comportamiento de los aviones involucrados, que giran para volver a pasar, servirían como prueba de que se pretende fumigar de manera reiterada una zona en concreto. Por último, las estelas químicas – siempre de acuerdo con la teoría que mantiene Guardacielos – no salen de los motores del avión, como sí ocurre, en cambio, con las de condensación.
Defensores de la existencia real de este oscuro método hay, por supuesto, en todo el mundo. De hecho, fue el periodista norteamericano William Thomas quien utilizó el término de “chemtrail” por primera vez y la teoría se expandió rápidamente gracias al influyente programa nocturno de radio Coast to Coast, del locutor Art Bell, que suele dedicar parte de sus cuatro horas de duración a temas relacionados con lo paranormal y las conspiraciones".

¿Partículas de aluminio que empobrecen los cultivos, cambio climático, fumigación humana, o simple paranoia de malpensados aburridos?

Además de buscar información en internet (por cierto ¿Se acuerdan cuando la gente decía "la red de redes"?), tiendo a cotejar mis pensamientos con quien sepa mínimamente del tema. Y en este caso me puse en contacto con Joaquín Rodríguez, ídolo mío por ser miembro y autor de Los Nikis, mi grupo favorito de juventud, y también por méritos personales suyos. Él es piloto de aviación, así que le pedí una explicación entendible del tema ¿Cómo y porqué se producen las estelas químicas? ¿Porqué antes no eran tan habituales? ¿Son perjudiciales? Su respuesta, concisa, y por supuesto muy bien escrita, me parece soberbia:


Todos somos expertos en creación de estelas. Cuando expiramos en invierno y se condensa el aire que sale de nuestra boca, por ejemplo. Si nos viera un extraterrestre imaginativo situado a 11 km. de altura podría crear una teoría de la conspiración en la que aseguraría que los humanos, que son malignos y quieren controlar el Universo, están expulsando productos químicos por la boca para rociar a los extraterrestres esos que hay ahí arriba. Pues bien, esto es exactamente lo que sucede con los inocentes aviones que se les ocurre dejar estelas, pero al revés. El pobre motor de reacción, lo único que hace es expulsar aire con algo de humedad en una atmósfera muy fría y se condensa en forma de nube alargada (estela). Igual que nuestro vaho en invierno. 

Los que mantienen la teoría de la conspiración de las chemtrails son retorcidos y no les convence este argumento. Y te dicen "Ya, ya, y ¿por qué unos días los aviones si dejan estela y otros no?" Pues por las diferencias de temperatura y humedad entre un día y otro, igual que unos días te sale vaho por la boca y en agosto no te sale ni harto de vino. No se dan por vencidos y te dicen: "Pero hay días en los que unos aviones dejan estela y otros no, yendo todos a la misma altura. Sé de buena fuente que los que dejan estela tienen conexión secreta con la C.I.A." O sea, que tú, desde aquí abajo eres capaz de diferenciar si dos aviones vuelan a 11.000 metros o uno está a 11.000 y el otro a 11.300. Esos 300 metros de diferencia suponen 2 grados de variación de temperatura y pueden se decisivos para que se produzca la condensación, como pasa en tu baño cuando te duchas. Un par de grados pueden decidir si el espejo se empaña o no. Además, esos dos aviones que tú ves a la misma altura pueden ser un avión grande que vuela muy alto y otro más pequeño que vuela más bajo. Desde aquí abajo tienen el mismo tamaño relativo y parece que van a la misma altura.

En fin, no sé para que pierdo el tiempo escribiendo esto, los que creen en las teorías de la conspiración son irreductibles e imposibles de convencer...

Yo creo a Joaquín. Es una persona cabal y su explicación es muy convincente. Claro, que existe la posibilidad de que él mismo sea un agente de un poderoso sistema dedicado a engañar a la humanidad, o un siervo alienado que como todos, está programado para resolver dudas aplicando conocimientos que le han metido en el cerebro y tienen su lógica. Obviamente no lo sé. Pero si yo tuviera que elaborar una teoría de porqué aparecen estas estelas químicas en nuestros cielos, me aventuraría a pensar que son las farmacéuticas las culpables. No las señoras que están detrás de un mostrador en las farmacias (los sitios que mejor huelen del mundo); sino la industria más poderosa actualmente.

Sabemos que esos oscuros poderes económicos -constatados y reales- que mueven actualmente el mundo, tienen el foco puesto en la farmacopea, en el dominio del hombre mediante sustancias y alteraciones químicas. Sabemos que aun existiendo vacunas rentables para el tercer mundo, no compensa sacarlas al mercado porque económicamente no merece la pena sufragarlas, pero sí investigaciones para hacer a la gente adicta a la comida, y sus tratamientos para adelgazar, sí la financiación de estudios sobre la insatisfacción de los occidentales y el consumo de antidepresivos... Eso, queridos todos, mueve mucho dinero. Y mantenerse joven, prevenir enfermedades, tratamientos para el Alzheimer (una enfermedad relativamente "nueva"), enfermedades genéticas, transplantes de órganos defectuosos... Cosas con las que se podría llegar a un nirvana inmortal algún día... para quien tenga dinero, claro. Habría que experimentar mucho, tal vez aniquilar a ciertas masas, probar los efectos de distintos compuestos sobre otros organismos vivos...

Todo esto es lo que yo pensaría si fuera de esas personas a las que les da por plantearse cosas. Pero como vivo alienada, miro al cielo, veo estelas químicas, me sonrío, y me voy a casa tan tranquila a hacerme la cena. Vivir en una mentira, a veces es cómodo; y como no sé dónde está la mentira y dónde la verdad ¿Para qué me voy a preocupar?

(Por cierto, las fotos, que son una pasada, son del propio Joaquín Niki)

Lo dice Diana Aller

viernes, 4 de septiembre de 2015

TOTAL

En el cine español hay decenas de joyitas de lo más dignas. Yo he gozado lo máximo con cosas tan dispares como el cine kinki, Ilusión o La vida alegre. Lo malo es la cantidad de productos prescindibles, subvencionados y exhibidos que eclipsan las grandes obras del cine nacional.


Sé que hay mucha gente fan de "Amanece que no es poco" de Jose Luís Cuerda. Es una película muy mítica para muchos y -tal y como he  comprobado con la muerte de Saza Tornil- tiene mucho tirón. Recomiendo bastante fuertemente esta web para los amantes de la peli.

Aunque sí que es verdad que la gente se suele quedar con los hombres que nacen de un bancal y Luis Ciges con Antonio Resines (interpretando a padre e hijo) en la cama; los puntos álgidos se suceden sin parar y son bastante mejores que estos dos que acabo de nombrar.

La siguiente parte, una especie de secuela que se llama "Así en el cielo como en la tierra", es más floja, pero mantiene el tono de lo que en su día se denominó surruralismo, un género único que trata tema trascendentales desde una óptica a la vez cubista y rural.




En realidad se trata de una trilogía, y precisamente hoy quería hablarles a ustedes de la primera parte, "Total". La obra completa sería pues "Total, amanece que no es poco, así en el cielo como en la tierra".

Total es un mediometraje, de hecho no sé muy bien por qué, pero se creó expresamente para televisión, lo cual me fascina, dada la libertad formal y narrativa de la peli. Trata del fin del mundo, del futuro, de las pulsiones humanas, de cómo y cuánto estamos sujetos a nuestra circunstancia y duda. Trata de cómo se envenena y olvida el amor, de la lógica de la naturaleza frente a la barbarie humana, de creencias y tradiciones... trata de absolutamente todo.

La memoria de Total sigue muy viva y en aumento. Se hacen proyecciones y rutas; y hace unos días comprobé con gran alegría que estaba en la web de tve, donde por ahora parece que se quedará sin problemas.

Así que, encantada, deseo colaborar en su propagación y darla a conocer a todo el que se deje. Yo creo que me lo van a agradecer ustedes.

Disfrútenla.

Lo dice Diana Aller