jueves, 26 de noviembre de 2015

EL ESTILO DE RAQUEL BOLLO

Hay personajes que fascinan para mal. A mi me pasa con Raquel Bollo. Todo lo que hace, dice o incluso piensa, es contrario a mi forma de entender el mundo. Y eso me crea una enfermiza necesidad de saber más, de conocer... Esta semana ha presentado su casa en la revista de igual nombre, (Semana, no Raquel), y no ha defraudado. De hecho creo que ha superado mis expectativas: Ni una de las cosas que hay en su casa me produce el mínimo placer.

Estampados luciferinos, falso ladrillo-pizarra, la lámpara aspirante a rústica, las sillas pesadas, la alfombra come-espacio, un biombo sin sentido, un mueble bar brilli brilli y una estantería sin libros... Todo ello compone un salón pretencioso y lleno de malas vibraciones.


El salón pierde todavía más y parece más pequeño con toda la familia dentro. El estilismo de Bollo y de su hijo (de inspiración ¿rumana?) está muy a la altura del interiorismo de su hogar.



Miren que me flipan las barrigas, los embarazos y la maternidad. Pero igual que no entiendo esa moda de pintarse la tripa estando embarazada, tampoco alcanzo a ver el sentido estético de poner la propia barriga en un mural de un dormitorio claustrofóbico. La querencia de Raquel por las lamparitas de cristal es enfermiza (la del techo que se intuye y las de las mesillas); lo del joyero de espejo como de cocainómana de los 80 con la bisuta fuera tampoco sé a qué viene. Pero su postura tan forzada es lo que menos entiendo. Supongo que es para lucir la pedicura.


Lo más fuertecito, sin duda es esto, la piscina con el Buda en medio, porque ella se considera muy espiritual (también sale en el reportaje un libro de Paulo Coelho que no se ve en estas fotos). El minimalismo ha hecho tanto daño en el interiorismo que sus catastróficas consecuencias son incuantificables. 


Recordemos que Raquel Bollo tiene además una tienda de moda y complementos. Entiendan que no puedo parar de mirar su catálogo, sus fotos... Es tal la aversión que siento, que me produce un indescriptible confort mental indagar y descubrir los vericuetos estéticos de esta mujer.  ¿A alguien le pasa o esta admiración perversa es solo cosa mía?

Compruebo con cierto regustillo raro que el estilo de Raquel Bollo se considera refinado y hogareño en ciertos ambientes. Por ejemplo en la revista 10 Minutos, las lectoras lucen la decoración de sus propias casas con orgullo, y en el Top de la elegancia aspiracional está la casa de Paqui. Vean... Es del mismo estilo ¿no?

¿Cómo se llama esta corriente decorativa? ¿Habrá muchas adeptas? ¿Dónde se venden estos muebles? ¿Hay foros donde debatir de esto? Necesito saber más.

Y no, no soy experta en arquitectura de interiores ni tengo una casa de diseño. No hablo desde ninguna superioridad moral, hablo -de verdad lo digo- desde el encantamiento más sincero.
...Flipando me hallo...

Lo dice Diana Aller

miércoles, 25 de noviembre de 2015

EL PELIGRO DE LAS BEBIDAS ENERGÉTICAS

Muchas veces creemos que nada nocivo se comercializaría sin avisos. (En el tabaco, por ejemplo, se advierte bien clarito que mata). Pero viendo como es la atención al parto -un negocio donde nadie mira por el bienestar de madre e hijx- o las nulas salidas de los tóxicos fondos-buitre inmobiliarios; tal vez nos haga sospechar que a nadie le importamos más que como consumidores y cada cuatro años como votantes.

Así es. Vivimos expuestos a viles intereses comerciales, deseosos de manipularnos. Y las leyes amparan a los productos antes que a las personas, por lo que, esto tiene pinta de ir a más y cada vez nos acercamos más a Estados Unidos, a la obesidad de la pobreza, a la ignorancia, a la abismal diferencia entre ricos y pobres.

Uno de los ejemplos de consumo más feroz y novedoso es el de las bebidas energéticas. Los púberes, adolescentes y jóvenes, son el publico potencial de este producto. Para muchos una de estas bebidas es el desayuno habitual para empezar el día.

Dependiendo de la marca, estas bebidas están compuestas de vitaminas minerales B y C, taurina, guaraná o tiamina, compuestos euforizantes que multiplican sus efectos al entrar en contacto con el azúcar (aproximadamente el 20% dela bebida, una salvajada) y sobre todo la cafeína. Sí, estas dos cosas, cafeína y azúcar además de ser los componentes principales de las bebidas energéticas, en cierto modo actúan como drogas potentes. Drogas muy fuertes. Hay abundante literatura al respecto: Por ejemplo aquí, aquí y aquí. La suma de todo esto es una bomba de relojería insana que no produce ni un efecto placentero -como hacen muchas sustancias psicoactivas- y que tampoco aporta valores nutricionales al organismo.

Lo que producen estas bebidas es un gran aporte energético de azúcares y calorías que se acumularán en forma de grasa. Pero, obviamente lo que persiguen quienes las consumen no es una dieta de engorde, sino sus efectos más inmediatos: energía, y estimulación rápida.

Dependiendo de la cantidad y el organismo, puede afectar en distinta medida al sistema nervioso y circulatorio y pueden provocar insomnio, nerviosismo y taquicardias. A largo plazo, pueden provocar problemas cardiovasculares e incluso generar ansiedad.

Mezcladas con alcohol tienen efectos impredecibles, ya que el alcohol es un neurodepresor y estas bebidas son neuroestimulantes, lo que puede hacer que se enmascaren los efectos de uno y otras.

En algunos países este tipo de bebidas están prohibidas; en otros se expenden en farmacias (yo abogo por este uso comercial); mientras en España se venden en cada establecimiento de chinos, pakistaníes, panaderías y bares de cada manzana. De hecho van dirigidas a un público joven y empobrecido; sin grandes expectativas y fácilmente "enganchable". En este sentido, hay una marca, Redbull, que además de ser pionera, hace por desmarcarse de este target, y mostrar usos más lúdicos y salubres que sus competidores Monster o Burn. Red Bull hace campañas bastante chulas, esponsoriza eventos culturales y de aventura y se curra una imagen limpia y trabajada.


Puede que éste no sea un tema muy habitual en este blog, pero entiendan que es una de tantas cosas que me preocupan. No todo va a ser follar...

Lo dice Diana Aller



lunes, 23 de noviembre de 2015

FABRICANDO AL HOMBRE PERFECTO

Ingredientes:

El gusto musical de Jose Lozano (Automatics, Murciano Total)
El carisma de Jesús de Nazareth
La adoración de alguno de mis lectores
El talento con humildad de Joaquín Rodríguez (Los Nikis)
La autoestima de Brays Efe (actor, director vital de culturas invisibles)
La voz de Morrisey
La vitalidad sexual de A. (modelo)
Las resacas -alegres y veganas- de Nacho Vigalondo (cineasta)
El culo de Sergio Botella (gestor de comunicación y moda además de perfecto compañero de piso)
La sonrisa de Alberto Garzón (candidato de Izquierda Unida)
La empatía de Miguel Melindres (compositor de prendas de vestir)
Las estrategias manipuladoras de J Planetas
El aguante cervecero de Mario Vaquerizo
La noción de felicidad de Jodorowsky
La mandíbula de Ashton Kutcher
La colección de discos de Borja Prieto (nunca he sabido a qué se dedica exactamente)
El armario de Federico Tonizzo (productor de tv)
La sincera alegría de mi perro al recibirme dando saltos cuando llego a casa
La polla de James Deen (atractivísimo actor porno)
La capacidad de crecer de Amancio Ortega
Los abrazos improvisados y constantes de Polo y Lucas (mis hijos)
La educación exquisita y versátil de los 3 hermanos Vázquez Codesio (animadores juveniles)
Los ojos aniñados y rasgados de Harry Styles
El feminismo militante de Borja Domínguez (bloguero y muso)
El tórax de Robert Pattinson antes de que se musculara
El respeto al poliamor de Rubén y Michi & Luisjo
El gusto y dedicación gastronómica de El Comidista
La mirada de acero de Joe Crepúsculo (artista musicovocal)
La capacidad de estirar un chiste hasta el infinito y más allá de Pablo Zamora (fotógrafo)
El cerebro de Pepillo Medina (Airbag)
La felicidad -abierta, sincera, perenne- de Carlos Díez (diseñador)
La excentricidad de Dalí
La finura de Alex Pettyfer (actor)
Las preocupaciones de El hombre Confuso (escritor)
La cultura de Fernando Porres (amigo en constante rehabilitación)
La cara dura de Julián Muñoz y Jesús Gil
La pasión de Fernando Vacas (artista multiperfil)
El talento tecnológico de Ferrán Pla (artista digital)
Los calcetines de Rubén Gómez (artífice de biis, joyería masculina)
La suerte de Kiko Rivera
La conciencia política de Xabel Vegas
La serena armonía de Andrés Velencoso
La disponibilidad y predisposición de Victor Rins (director de tv)
La visión comercial de Sergio Ochoa (empresario de éxito de la noche)
La pericia de El Torete
La alegría que produce Chiquito de la Calzada


Lo dice Diana Aller


miércoles, 18 de noviembre de 2015

44 COSAS QUE DAN LASTIMITA

-El otro día una peluquera me dijo: Estas ondas te quedan muy bien, pareces una hipster.

-Los payasos

-La gente de barrios periféricos y ciudades dormitorio que se quejan de vivir en un lugar pijo.

-Chicos que montan un grupo de rock de toda la vida (en la España de hoy) y creen que se van a forrar.

-Las rebajas del Corte Inglés



-Yo estudiaba periodismo en el CEU (Universidad privada y -ojito- propagandista de la fe) y el delegado de mi clase, Azcárate, pese al apellido era el clásico señorito sevillano que tenía un "cortiho", una escopeta y una imagen de la virgen de la Macarena en la carpeta. Vestía de colores tierra, con pantalones con la raya planchada, mocasines granates, jersey con logo siempre a la vista y alguna vez incluso chalequito. Un día unos cuantos nos enzarzamos en una discusión sobre el ejercicio del periodismo por parte de quienes no habían pasado por la universidad. Azcárate defendía acaloradamente que si sus padres pagaban era para algo, que cómo iba a ser igual de periodista que alguien que no ha conseguido su título. Yo le dije que tan periodista era el que ejercía con o sin universidad, a lo que mi compañero alegó: "Claro, tu piensas eso porque eres de izquierdas". Y yo "¿Por qué crees que soy de izquierdas?". Su respuesta es una de las más tiernas en la historia de mi vida. Me dijo totalmente en serio "Porque vistes mal".
Por cierto, no llegué a licenciarme en periodismo y me dedico a ello con relativa fortuna. Estoy plenamente convencida de que el destino ha reservado a Azcárate una vida tan clasista y triste como él proyectaba.

-La gente que alega "los años de dedicación" a algo para defender su valía.

-El autobombo en redes sociales.

-La frase "Eso ya lo llevaba yo en los 90" o similar.


-Las fotos que cuelga la gente donde se ve un golelé sórdido, una puerta con molduras, un enchufe y varios cables, algún básico de Ikea, una decoración mal proporcionada y una vida sin sensibilidad estética.

-Quienes se alimentan de barritas energéticas adelgazantes.

-Los hechos a sí mismos. ¡Uf! Qué pereza!

-Las webs de bodas.

-Los pobres padres que nos decían que no aceptáramos caramelos de desconocidos porque tenían droga. (Qué maravillosa fantasía: drogas gratis sin necesidad ni de buscarlas)

-Los blogs mal escritos.

-Cuando alguien prepara un plato supuestamente riquísimo que sabe a rayos y pregunta ¿A que te gusta?

-Alessandro Lecquio, F. Sánchez Dragó, Kiko Matamoros y todos esos señores infollables que se creen seductores.



-Los viejecitos y sobre todo las viejecitas que se paran a hablar conmigo por la calle. Y ya cuando llevan un perro (generalmente un chuchillo feo y despeluchado) directamente son para comérselas de monas.

-Edurne y Chenoa

-La gente que dice que le encanta leer y en su casa solo hay una pequeña estantería con libros (y uno de ellos es un diccionario de Inglés y otro una guía de Barcelona).

-Los animadores de hotel.

- El anuncio de la lotería. Da pena, pero de la chunga.

-Ciertas conversaciones en los camerinos de los grupos. Gente que presume de tonterías.

-Las selfies compulsivas. Imaginar todo el dolor y la soledad que hay detrás de decenas de descartes, composición de plano y muecas frente al móvil.



-Treintañeros perdidos que se compran la ropa en El Ganso.

-Carlos Latre

-Los que escriben activamente en forocoches.

-El acento andaluz de Terelu. El de Alejandro Sanz (madrileño, por cierto).

-Quienes dicen (y están convencidos de) que viajan mucho. Y en verano van a Gandía y una vez fueron a Roma y se hicieron una foto frente al Coliseo.

-Los fans de Triángulo de amor bizarro (los fans, no ellos ¿eh?)

-Parados con iPhone.

-Cortylandia

-Las dependientas -dependientas- de firmas caras (Dolce&Gabbana, Chanel...) que miran por encima del hombro.


-Los seguratas y porteros -porteros- de salas de fiesta que miran por encima del hombro.

-Conversaciones en el foro (mitele) de telecinco durante la emisión de Sálvame o Gran Hermano. Tienen unas trifulcas ahí montadas, que no se hacen ustedes una idea.

-Travestis mal maquilladas.

-Los monólogos de los monologuistas. Alguna vez me ha tocado escribir alguno y es un proceso triste en el que hay que echar mano de estereotipos hirientes y humor zafio. Y lo que más me deprime, es que me digan que lo hago bien.

-Los Cantajuegos.


-La cola del Primark y lo mal vestida que va la gente que espera en ella.

-Quienes creen ciegamente en su supuesto talento.

-El señor que salió en la tv diciendo que qué manía le había entrado a la gente con eso de las sílfides.

-Gente que dice de sí mismo que es auténtico.

-La palabra "auténtico".

-Ver a los padres hacerse mayores.

Lo dice Diana Aller

martes, 17 de noviembre de 2015

COSAS INTRASCENDENTES

-Parece que vienen con fuerza los cuellos altos en jersey y polos. Nunca me han gustado demasiado.

-He vuelto a tomar coca-cola tras varios meses sin. Y me sabe igual de rica y me sienta igual de bien que siempre.

-El zumo de naranja después de lavarse los dientes sabe a rayos.

-Julián Contreras junior tiene un cuerpo desmesuradamente grande con respecto a su cabeza. Es una persona muy rara y físicamente sombría.

-Este viernes 20 asistiré al festón de la temporada. La Fiesta furiosa. Me muero de ganas.

-Uno de los momentos más duros de la madurez no es descubrirse la primera cana de nuestra cabellera. Es encontrar la primera cana en nuestro vello púbico. Es desolador.

-Demasiadas veces me duermo con una goma de pelo en la muñeca y me despierto con la marca en la piel. Este dato no me interesa ni a mí.



-Las personas que más guapas me parecen de la historia de la humanidad están ya muertas. En el top ten estarían Amparo Muñoz entre las mujeres y River Phoenix entre los varones.


-Una vez escuché la teoría de que lxs que contratan como cajerxs del Dia% son gente deliberadamente fea, porque así se contribuye a la sensación de "barato" del supermercado ¿Alguien me lo podría corroborar?

-Sustituir el suavizante de la ropa por leche entera, además de ser menos invasivo para la piel, da muy buenos resultados.

-Ciertas decisiones me han cerrado demasiadas puertas. Pero esos cierres me han hecho cavar túneles hacia mundos alucinantes.

-Escucho "Amores normales" de Agustín Pantoja en Sálvame diario y me hace mucha gracia.

-Yo quería llamar Oliver a mi hijo Lucas.

-Qué desidia tan tonta, que pereza triste dan los días cortos y el clima frío... Queda tanto para el verano, que resulta angustioso pensarlo.

-Si usted no hubiera leído esto le daría exactamente igual.

Lo dice Diana Aller

miércoles, 11 de noviembre de 2015

5 COSAS POR LAS QUE MERECERÍA LA PENA PROTESTAR EN MADRID


He nacido en Madrid, estudié en Madrid, vivo en Madrid, y todo apunta que moriré en Madrid. Por eso conozco algo cómo funcionan las cosas en esta adorable e infernal ciudad. Y por eso veo que estamos mal enfocados. Que protestamos -y sobre todo nos quejamos- por cosas que no llevan a nada, y desatendemos los problemas de primer orden. He aquí mi listado, seguro que extensible a otras localidades e incluso a otros países como Cataluña.



1. LA MODERNIDAD MAL ASIMILADA
Madrid es una de las ciudades más cosmopolitas del Mundo, precisamente por su aperturismo, por la gente de todos los rincones del mundo aportando cosas y por la urgencia con la que se vive todo. Madrid no duerme, es abierta, divertida y enloquecedora. Muchos jóvenes de provincias llegan aquí desde sus ignotas pedanías y quedan deslumbrados ante la permisividad de la cultura y el ocio y la espontaneidad artística. Y rápidamente se meten en un centrifugado express y se hacen modernos, se cambian el look, conocen gente por la noche y consumen drogas riquísimas. Viven entonces un espejismo que desde fuera da mucha lastimilla. No aportan nada, pero alimentan la locura devoradora de Madrid. Tienen tremendas lagunas culturales, pero sus instagrams arden de referencias. Dentro de cinco años se avergonzarán de las pintas que llevan hoy, pero ahora son consumidores precarios aunque potenciales. Acumulan followers que a su vez también son precariado que sueñan con ser mileuristas. Sienten que el futuro es suyo, mientras entorpecen el de los demás.
Sí, hay un mundo ahí fuera con investigadorxs, ideólogxs y mentes brillantes enfocadas de verdad a crear un mundo mejor... Pero no gastan su energía promocionándose. Y alguien debería hacerlo. Tal vez estos mamarrachos modernukis podían dedicarse a ello.


2. EL PRECIO DE LA VIVIENDA
Es abusivo. La compra, el alquiler, los impuestos, los suministros, los seguros, los créditos hipotecarios... Absolutamente todo tiene un precio inflado y muy por encima del coste real, del nivel de vida y de la dignidad. La especulación que propició la corrupción ha conseguido que los ricos salgan de la crisis a costa de los pobres. Así hemos llegado a esta locura donde con un solo sueldo solo se puede pagar el alquiler o la hipoteca o siquiera la parte correspondiente a unos baldosines del cuarto de baño.



3. LA ESTAFA DE LOS TRABAJOS MODERNOS
Las pequeñas y medianas empresas, que van de enrolladas y dicen que son "como tú" pero que están reventando precios de mercado al contratar servicios (de periodistas, fotógrafos, realizadores, diseñadores, asesores…) y pagan casi nada con la excusa de que otro se lo hará más barato. Estos empresarios, por cierto, no renuncian a su tren de vida (asistentas interinas, fines de semana en casas rurales de lujo, colegios privados, gimnasios pijos) puedan mantenerlo o no, porque en muchas ocasiones sus empresas han dejado de ser top top.

4. LA FALTA DE PROTECCIÓN HACIA TODO LO TRADICIONAL
En Madrid se tiran fachadas, se renuevan comercios y se rehacen edificios o monumentos sin ningún respeto ni conocimiento sobre su verdadero valor patrimonial: la herencia histórica. No existe una ley de urbanismo que proteja lo suficiente, y la ciudad es un despropósito que da la espalda y destroza la identidad misma de Madrid.


5. EL TRATAMIENTO SEXISTA DE CADA COSA, CADA DETALLE
Es asfixiante, angustioso sentir cómo se reduce el espacio normativo para las mujeres. Muchas optan por ansiolíticos, otras se lanzan al sometimiento...haciendo dieta, promocionando un concepto de mujer sumisa, delgada, y preocupada por chorradas (es decir, lanzándose a la no existencia). Es muy duro ser mujer en Madrid. La brecha salarial es enorme, la cosificación ni les cuento; si somos inteligentes nos llaman "listillas"; si tenemos tenacidad, "pesadas", si nos rebelamos "histéricas"; y ya desde niñas, se nos dice que estamos guapas como lo máximo a lo que se puede aspirar.

Ahora mismo hay unas mujeres muy valientes en la Puerta del Sol. Pertenecen a la asociación VeLaLuz y son supervivientes del terrorismo machista. Están en huelga de hambre y todo por pedir algo tan lógico como leyes que amparen, protejan y persigan esta lacra, este feminicidio violento y aceptado. Los políticos si van a visitarlas, es para hacerse la foto (En nada hay unas elecciones generales, ya saben) y muy pocos apoyan su lucha, porque es algo menor y sin importancia. Además, grupos machistas se sienten amenazados (¡oh, han osado cuestionar sus privilegios!) y las han hostigado durante la noche, por lo que se sienten (están) muy desprotegidas. Desde el #colectivoZAS estamos organizando turnos de acompañamiento para la noche. Si alguien quiere pasar una noche de charleta conmigo o alguna compañera que nos escriba a colectivozas.madrid@gmail.com. Bastante han sufrido ya estas mujeres...
Ojalá en otras ciudades sea un poquito diferente a lo que hay aquí. Ojalá...

(Todas las fotos corresponden a intervenciones de la madrileña Nuria Mora, para mí la mejor en street art mundial)

Lo dice Diana Aller

jueves, 5 de noviembre de 2015

COSAS QUE PASAN (DE VERDAD) EN EL AMOR Y EN EL SEXO (¡6ª entrega ya!)


-Una decisión fortuita hizo que usted conociera a esa persona tan especial. Al final las pequeñeces determinan los momentos más importantes de la vida. Y lo más maravilloso del mundo es no saber qué va a ocurrir mañana. De hecho es lo que nos mantiene vivos.

-Los heteros con gusto para la moda masculina tienen egos del tamaño de Wisconsin. Comprobado.

-Esa persona insoportable, desagradable y chunga... que seguro que folla maravillosamente. ¡Qué rabia da!

-"¿Te la puedo meter por el culo? ¿Tú eres de esas que se dejan?" No entiendo... "¿de esas zorras sedientas de sexo que me dan morbo pero no querría como amorosa madre de mis hijos?"; ¿de esas locas salvajes e inconscientes con la nevera vacía y resacas permanentes que roban en el súper y las detienen en las fronteras?"; "¿de esas que se sacan mocos en público y se tiran pedos delante de los colegas?"... ¿qué coño es "de esas"? ¿como que "dejarse"? Ay, ay, ay...

-Esa absurda sensación de derrota al conocer al hombre perfecto... que vive a 530kms.

-¿Por qué las dentaduras imperfectas son una fuente inagotable de inspiración sexual?

-Tías que se empeñan en tener pareja como solución en la vida. Mujeres inteligentes para las que es un plus determinante que un tío tenga dinero. Chicas que se han tragado por completo la milonga de que "el amor lo puede todo". Gente que pregunta "¿ya has rehecho tu vida?" dando a entender que una vida hecha es una vida en pareja. ¡Cuánto nos queda por andar, amigas!

-Cotillear las fotos del Facebook de esa persona. Qué gran clásico.

-Flujo vaginal blanco y grumoso. Flujo como clara de huevo. Flujo que amarillea y se acartona en las bragas.

-El amor para toda la vida es una extrañeza, una mutación, una casualidad, una excepción, una maravilla de la naturaleza. Lo habitual es la desidia, el aguante y el conformismo fraternal. El amor es una mierda bien gorda.


-"¿Y tú piensas tener hijos?"
-"¿Y tú cerebro?"

-Beber vino en pareja es un placer comparable a una siesta de sofá y mantita, comparable a despertar y ver que quedan 3 horas para levantarnos, comparable a un buen libro, comparable también a unos tallarines bien cocinados y condimentados.

-Chicos con camisas remangadas cuya visión nos hace lubricar un mililitro.

-No querer enamorarse es la forma más decisiva y fácil para hacerlo.

-Estar mirando el móvil con una sonrisa bobalicona. Darnos cuenta de que llevamos así 13 minutos y 44 segundos.

-"Por favor, que nadie se entere de esto. Que no se entere mi novia". De verdad, chicos, no hace falta decirlo. Nosotras no necesitamos pregonar nuestras conquistas. Ustedes no son trofeos, son personas. Ojalá ellos nos vieran así también a nosotras.

-Uno de los placeres más tontos y bonitos que hay es el de imaginar futuros perfectos con alguien.


-En el sexo en grupo siempre alguien que se queda un poco de lado, y es muy raro el sentimiento de hacerle caso por pena ¡Es sorprendente que hasta en esos momentos tengamos educación!

-El "efecto Casillas" le sucede a muchos chicos: A veces es guapísimo a veces un garrulillo sin gracia.

-Haga un listado de la gente que conoce y le atrae. Otra con la gente con la que se acostaría. Otra con la que tendría una relación. No sirve absolutamente de nada, pero pasará un rato divertido consigo mismx. O con amigxs.

-Orgasmos suaves y decepcionantes en momentos mágicos con alguien especial. Orgasmos-terremoto haciéndose un dedo un martes para coger sueño.

-Me empezó gustando él, pero acabé con su amigo. Un gran clásico.

-Pues yo a Pablo Iglesias me lo follaba. Incluso a Albert Rivera, pero tardaría más en correrme. Con Pedro Sánchez dudo siquiera que se me abriera el coño. Ver a Rajoy, directamente me impide disfrutar del sexo en la siguiente media hora.

-Ver un abrigo precioso, azul marino, marmóreo, pesado, muy british y elegante y desear tener novio solo para regalárselo.

-Creo firmemente que unas tetas normales son un acierto. La ropa queda estupendamente cuando se disimulan y sexualmente dan mucho juego cuando se lucen. El secreto es la proporción. El "modelo Letizia Ortiz" es vulgar y artificioso: una delgadez extrema con pechos cual misiles queda mal de día y de noche.

-Ocupar un 42´3% del día en preparar una cita que supone el 2´1% del tiempo.

-Quiero salir con sus amigos, pasar un domingo en su sofá, incluso conocer a sus padres ¡Jo! ¿Qué me está pasando?

 -Follar por chat.

-"No te vas de mi cabeza. Joder, no te vas".

-Las Biscuit Salés, con la voz de mi idolatrada Araceli Segura a la cabeza, ejemplificaron con maestría el perfil cultural del cuñao. En "Ese pedazo de onda" hay unos versillos que dicen "Tú tienes a todos los chicos detrás. Puedes quedártelos. Esos empollones sin estudios, esos enanos, esos cutres, con sus camisetas cutres, con sus pantalones cutres. Con esa pinta (¡maricones!). Con gafas o sin gafas (¡miopes!) no me veis, cutres". Toda la canción es una oda al empoderamiento sexual (y agresivo) femenino.

 - Gente muy sexual, que se ve a la legua. Gente con el interés sexual de un boquerón. Y todos felices en el mismo espacio y tiempo.

-Sentir que está a 0´2 puntos de una escala imaginaria para enamorarse.

-¡Cómo jode escuchar "bueno, aunque no seas guapa tienes cosas mucho mejores"! (En nuestra cultura el valor máximo que se le otorga a una mujer es la belleza. Muchas desearían tener menos cerebro y estar más buenas. Es una pesadilla, joder).

-Miradas de deseo. Maravilla.

-Escuchar la que era "su canción" y que vuelva un remolino de sensaciones a su cabeza. Si gasta esa canción demasiado, pierde el efecto. Si la deja en barbecho una temporada, al recuperarla le volverá todo de nuevo.

- Que levante la mano la que no pueda decir ahora mismo: ¿Cómo me podía gustar ese imbécil?

-Parir mola. Mola sexualmente. Amamantar también. ¡Por algo da gustirrinín que nos chupen los pezones!

-Poner toda la ilusión en un tío y que todo se venga abajo cuando usted:
a) ve su calzado: zapatillas mochas sin gusto
b) se entera de que escucha a Vetusta Morla
c) detecta un gesto repelente (dice "ganazas" o hace comillas con los dedos)
d) escucha cómo habla mal de su ex

-Quiero enamorarme como la primera vez. Pero tal vez la primera vez es la única.


-Cuando somos jóvenes combinar bragas y suje significa que proyectamos una cita. Al pasar de los 35 no llevar la ropa interior conjuntada es un signo de rebeldía y distinción. Le da a las citas un toque espontáneo y casual único.

-Chicas que cuando bailan se convierten en diosas de la fertilidad. Chicas cuyos movimientos nos hacen enloquecer y perder toda perspectiva.

-Creo que es mejor que los primeros encuentros sexuales sean un desastre para que la cosa vaya mejorando. Si empieza demasiado bien, las expectativas se agotan en seguida.

-Quiero ser bollera pero no me sale.

-Tíos que preguntan "¿te ha gustado?" después de follar. ¿Qué esperan? ¿Un informe? Porque igual habría que contestarles la verdad: "Pues mira, no demasiado, pero algo hay que hacer cuando no se puede tener una conversación inteligente".

-Placer culpable:
*le ponen los adolescentes con granos
*envió un whatsapp fuera de tono tras tomar unas cervecitas
*lo que más le gusta es que le coman el coño en un lugar público
*le atraen los amigos de su novio
*le atrae el hermano de su novio
*le atrae el padre de su novio
*le atrae la madre de su novio
*le atrae el perro de su novio
*imagina a menudo cómo follará tal persona y tal otra
*sus primeras experiencias sexuales, a los 5 ó 6 años fueron las más placenteras
*se recrea odiando a su ex
*solo se corre si se imagina esa misma filia recurrente y gastada que le ronda siempre
*aquella infidelidad nunca confesada, fue una de las mejores experiencias de su vida
*o se pone encima, o no le gusta
*le encanta escupir, pero teme hacerlo para que no la escupan a usted
*recrea una y otra vez un polvo con alguien que no significa absolutamente nada para usted
*sabe que le caben tres pollas por tres orificios a la vez. Lo sabe de sobra
*ha seducido a un pobre hombre solo por el placer de hacerlo

-Masturbaciones compulsivas y mecánicas como ritual nocturno.

-Ese chico dolorosamente atractivo, locuaz, majo, con recursos emocionales y empatía. Ese chico interesante que pregunta con auténtica curiosidad, que sabe hablar, que tiene gracia y mirada limpia y sosegada. Ese chico que es atento e inteligente y en el que se vislumbra un portento intelecto-sexual. Ese chico que lleva por novia a una fistra al lado siempre a la que nadie traga. Ese chico existe y usted lo conoce de sobra.

-Despertarse con el cuerpo de "bien follada"; esa sensación tan fina y escueta, ese matiz tan claro que si tuviera amnesia sabría que hubo un coito hace unas horas.

-Cruzarse por la calle con la pareja perfecta. Pero ¿cómo decírselo?

-Alcohol y drogas que convierten a la gente en hermosa por la noche y en escombros al despertar.

- Me dan lástima los orientales. A nadie le gustan. Son habituales las filias hacia las asiáticas, pero no hacia ellos. También las negras, los negros, las blancas, los blancos, las gordas, los peludos, las pelirrojas, los jovencitos, los musculados, las curvilíneas, las madres, los calvos, la gente de países del este... Pero los pobres asiáticos no le molan a nadie.

-Conversaciones imaginarias con esa persona que nos encanta.

-Pollas blancas y arqueadas, pollas amoratadas y rugosas, pollas venosas y desafiantes... Para no importarme las pollas, creo que me fijo bastante.

-Tíos que van de atormentados por una ruptura sentimental. Que cargan toda su frustración contra su ex. Tíos misóginos que se sienten víctimas. Tíos ensalzados por los colegas, la literatura y Hollywood. Asco de tíos.

-Cuando se hace buena pareja con alguien es que hay miga. Para comprobarlo háganse una foto juntxs. En seguida verán si quedan bien o no.

-Follar a oscuras tiene un puntito muy guay.

-Sentir un extraño regodeo de felicidad al ver que su ex está con alguien que a usted no le llega ni al tobillo.

-Esas madres inocentes que preguntan "¿Y no sales con nadie?" Habría que contestarles como en el Facebook: "Es complicado".

-Desear. Desear es lo más. Más que querer, más que tener, más que amar, más que ser deseadx, más, más, más...

Lo dice Diana Aller

martes, 3 de noviembre de 2015

HOLLYWOOD DORADO parte 2

Por el nombre Peg Entwistle seguro que no les viene nada. Pero su historia mola bastante. Nació en Inglaterra en 1908, y su madre murió cuando ella era muy pequeña. Así que el padre se fue con ella a Nueva York, a comenzar una nueva vida.


Al poco se casó de nuevo y tuvo otros dos hijos más. Peg en seguida dio muestras de gran talento interpretativo y gracejo sin igual. Pero la desgracia volvió a su vida. A su padre lo atropelló un camión en Park Avenue y murió, así que ella se quedó muy sola en la vida. Con 17 años comenzó a vivir, trabajar y disfrutar del teatro. Debutó en Broadway con un pequeño papel en "Hamlet", y su acento británico y su especial encanto y sensibilidad le hicieron encandilar a todos. Una desconocida Bette Davis se declaraba fanísima de Peg y decía que aspiraba a ser como ella. En poco tiempo se convirtió en una primera figura de Broadway. Estaba en la cresta de la ola y su vida rezumaba felicidad.

Con 19 años se casó en Nueva York con un actor una década mayor que ella. Ambos tenían idea de trabajar en la misma compañía teatral, algo que ayudaría a su creciente éxito. Pero una tarde que Peg visitaba a su suegra preguntó por la foto de un niño de 6 añitos que había allí. Le contestó que era el hijo de su marido y la anterior mujer. (Ese niño se convertiría en el actor Brian Keith). Ahí comenzó una crisis sentimental horrorosa, y Entwistle no pudo superar la ruptura jamás.

Eran los momentos de la Gran Depresión, y la gente dejaba de ir al teatro. Muchos actores se reciclaron en el cine, y cuando Peg acumuló fracaso tras fracaso en Broadway, se fue a Hollywood a probar suerte. Encontró trabajo en un pequeño teatro, pero allí era una más. Hollywood era una industria naciente y terriblemente competitiva donde la bella y frágil Peg pasaba desapercibida.

Consiguió algún papel reseñable, y actuó en obras de teatro que no despegaban. Iba de entrevista en entrevista y finalmente alguien le dio una oportunidad en una película, pero con tan mala suerte que recortaron su papel hasta casi no existir. En otra ocasión recibió pésimas críticas. Harta de ir y venir, de no encontrar, de buscar, de venderse y flaquear, se dirigió vestida de gala, a la letras de la colina de Hollywood (que entones formaban la palabra HOLLYWOODLAND). Era el 18 de septiembre de 1932.

Subió hasta la cima, y con más decisión que nunca, se lanzó al vacío desde la letra H. Su bolso fue encontrado al día siguiente por una mujer. Lo abrió y encontró una nota de suicidio, así que, aterrada, lo llevó a una comisaría. Decía "Me temo que he sido una cobarde. Lo siento, si hubiera hecho esto antes, hubiera evitado mucho dolor. P. E."

La policía recompuso la historia, encontró el cadáver a los dos días y la historia de Peg Entwistle se hizo famosa. Consiguió aparecer en todos los periódicos, que la industria de Hollywood la conociera para siempre y pasar al Olimpo de las estrellas. Desde entonces se la considera la patrona de los actores sin trabajo.


Lo más irónico del asunto, fue que a los pocos días de su muerte, le llegó una carta ofreciéndole un papel protagonista en una película: el de una mujer atormentada que terminaría suicidándose.

Hoy dicen que en las letras de Hollywood hay cierto olor a gardenias, su perfume. Y también que un fantasma de una joven vestida de blanco se pasea por allí por las noches...

Lo dice Diana Aller