domingo, 31 de enero de 2016

NO SÉ CÓMO TITULAR ESTO

Hay días que llego perjudicada a casa y escribo alguna parrafada en redes sociales o acaso una frase corta llena de rabia, emoción o desapego.
Hoy decido explayarme aquí. (Tal como me han hecho notar amigos y lectores, creo que lo hago con una formidable soltura cuando mi cerebro está desfigurado como ahora).

Simplemente me gustaría comentarles que el género humano me parece una cosa muy tosca. A veces duele ver tanta estulticia, tanto ego mal digerido, tanta afrenta gratuita. Gente que se ofende por nimiedades, que ve agravios en cada frase o gesto, que habla de sí misma sin necesidad de empatizar o preocuparse por algo fuera de su raquítica circunstancia.

A veces el hedonismo (necesario y saludable en sí mismo) se solapa con la ignorancia y produce efectos devastadores. Ahora volvía a casa por la calle Colón, y me cruzaba con chavalería nueva con chaquetones feos y oscuros. Bebían latas y meaban por las esquinas. Me decían cosas de índole sexual, y de asuntos menores. Y yo que de forma natural soy positiva y bienpensada, he sentido asco.  Gente pobre y fea (de espíritu y también de física morfológica), gente que grita, gente sin gracia.

También en las dos pandillas con las que he pasado la noche he escuchado historias de terceros que me sumen en una horrible desesperanza vital. Menos mal que el humor (la preciosa bandera de la inteligencia) lo impregna todo cuando de amigos se trata. Me he reído y me he congraciado con mis allegados. Me he sentido fuerte, escuchada y unida. Menos mal.

He echado de menos, como muchas veces me pasa, algo parecido a una pareja. Alguien con quien excusar en confianza cada dislate ajeno. Alguien con quien reír cómplice. Alguien con quien follar a lo loco en estos momentos y que sustituya el teclado que arrullo con mis dedos ahora.

Pero todo está en su sitio. La gente es lo suficientemente imbécil como para que perciba a mis amigos como las lúcidas criaturas que son. Seguiré predispuesta al uso de toda sustancia psicoactiva para mí y mis seres queridos. La estupidez seguirá propiciando jugosos cotilleos que provoquen risas. Volveré a casa mil veces más sintiéndome dulcemente superior a quienes dicen por la calle obscenidades que nadie les ha reclamado. Y toda mi vida echaré de menos a alguien que probablemente ni siquiera existe.

Mensaje para Diana de mañana o pasado: Prometo (promete) no cambiar ni una coma, añadir una imagen y publicar.

Mensaje para Diana de ayer: Dada la pornográfica exhibición de anhelos e intimidades que nadie ha pedido, he decidido ilustrar este texto (tu texto) con un video de mis hijos (tus hijos), que de forma esporádica han grabado y editado un homenaje a Devo. No está en su canal de youtube, por eso lo exhibo aquí con orgullo, pese a que lo considero algo muy íntimo.



Lo dice Diana Aller

martes, 26 de enero de 2016

UNOS APUNTES...

Los veganos/feministas son los hombres más creativos sexualmente; los que consiguen enamorar con un simple y animal coito. Ahora bien, el sabor de sus fluidos tiene un punto agrio. Me inclino a pensar que es por la dieta y no por la militancia feminista, pero ni mis amigas ni yo hemos catado un vegano/vegetariano que no sea feminista ni viceversa, y como soy una entusiasta del método analógico, la premisa por ahora es que los veganos y feministas follan muy bien y saben mal.

Otra cosa. Hace unas semanas hablé mal de Eduard Punset. Quiero retractarme. Me he visto más de 100 programas de Redes estos días, le he vuelto a leer y me he reconciliado con su discurso. Solo quería decirlo aquí. Me chifla equivocarme.

Otra cosita: ¿No les pasa a ustedes que con los años les gustan más las lentejas? Creo que no me ocurre solo a mí ¿Alguien sabe a qué se debe?


Dicho esto, paso por aquí a avisar que en estas fechas tocaría anunciar la VII Edición de los Premios Diana Aller. Sin embargo este año se aplazarán para hacerlo coincidir con la fiesta décimo aniversario de éste su blog, allá por la florida primavera "Una década dando la turra".
Si alguna marca, empresa o persona física tiene a bien esponsorizar el evento, será muy bienvenida.

Si se les ocurre alguna categoría, gustosa la recibiré y plantearé en los afamados premios. Aquí tienen los de las ediciones anteriores.

Premios Diana Aller VI (2015)  Candidaturas  y Premiados
Premios Diana Aller V: (2014) Candidaturas y Premiados
Premios Diana Aller IV: (2013) Candidaturas y Premiados
Premios Diana Aller III: (2012) Candidaturas  y Premiados
Premios Diana Aller II: (2010) Candidaturas y Premiados
Premios Diana Aller I: (2009)  Premiados

Lo dice Diana Aller


martes, 19 de enero de 2016

CHANGE.ARG

Desde que naciera el ciberactivismo, se han ido creando todo tipo de fórmulas para protestar y dar a conocer causas más o menos loables. La plataforma Change.org (Una organización con ánimo de lucro como El Corte Inglés, eldiario.es o Font Vella), adalid del llamado "activismo de sofá" es una de las propuestas más exitosas.
Como no tengo tiempo ni ganas de abrir causas nuevas para que la chavalería firme, pongo aquí mis ideas por si alguien se anima a pedir por estas nobles causas. Ahí van:

-Por la vuelta del Frigodedo y también del Frigurón, cuyo indefinible sabor era una ambrosía comparable solo a un poco de peyote derramado sobre las papilas gustativas.


-Por que la gran musa Terelu se convierta en patrona laica de España.

-Queremos que la asignatura de feminismo sea impartida en colegios y universidades de todo el estado español.

-Por el intercambio cultural/laboral de Pablo Motos por cualquier trabajador/a migrante, explotadx, en situación irregular y a la espera de repatriación.


-El Ministerio de cultura debería estar gestionado (de forma amigable y rotativa) por Monstruo Espagueti, Ana Belén Rivero, Ernesto Sevilla, La Casita de Wendy, Cristina Almeida, Francisco Nixon, y Concha Velasco.

-Por un concierto mensual de los Nikis.

-El recorrido de las tiendas IKEA tiene que dar opción a empezar por los complementos y terminar por los sofás ¡Queremos libertad de itinerario!

-Reedición del chicle Cheiw de fresa ácida.

-Por que el concepto de infidelidad no refiera a la genitalidad.

-Que el nombre de Makoke entre en el santoral.


-Por que los líderes de los partidos políticos concurrentes a las urnas entren en la casa de Gran Hermano, se nominen y España vaya votando según sus actuaciones. #democraciadelabuena

-Deseamos que la firma Desigual deje de ser una marca y se convierta en un castigo.

-Para que las propiedades de la Iglesia sean gestionadas y utilizadas por los menesterosos, y quienes no tienen trabajo y/o vivienda.

-Por que Jordi Évole acuda a Cámbiame.

-Que los Gemeliers vayan a la universidad y cambien de profesión.

-Para que Dios venga y nos dé una explicación.

-Que se estudie el trospidismo como corriente intelectual de vanguardia de nuestro siglo.


- Medias sin carreras ¡ya!

- Por que al menos dos tercios de los diputados del PP lleven rastas.

- Que los tablets regalen el periódico y no al revés.

-Por un desnudo de Toño Sanchís en Interviú para que devuelva el dinero que debe.

-Para que la tercera temporada de Fargo se desarrolle en Huesca.

-Que se haga público el teléfono del camello de Albert Rivera


-Por la retirada inmediata de los términos humillantes para la mujer: solterona, calzonazos, frígida, caballerosidad, jamona, etc y la inclusión igualmente inmediata de "genia".

-Que Joe Crepúsculo cierre el próximo Sonar.

-Por la equiparación de las prácticas onanistas como terapias naturales.

(Los dibujos son detalles y "ensayos" de Alberto Durero 1471/1528)

También hay algunas peticiones reales de Change.org que me rece la pena ver. ---> AQUÍ

Lo dice Diana Aller

lunes, 18 de enero de 2016

BLUE MONDAY

Hoy es blue monday, el tercer lunes de enero y uno de los días más tristes del año: Hace frío, andamos mal de dinero y queda demasiado para las próximas vacaciones. 
Se me ocurren varias formas de animarse: 

1. Consultar Terelook, uno de los mejores sitios de internet.

2. Enamorarse. De unx mismx si hace falta.

3. Hacer algo inútil, como fotomontajes como estos en el que un señor se cuela en otras fotos.






4. Encontrar los 27 errores de este tweet:



5. Preparar comida con picante. Anima bastante porque genera endorfinas.

6. Cortarse el pelo. No mucho para no conseguir el efecto contrario. Un leve cambio... cortarse las puntas, o cambiar la raya de lado pueden bastar.

7. Sexo en la variante que más le satisfaga y pueda permitirse. No es algo duradero ni esencial, pero puntualmente sirve como apoyo coadyuvante.

8. Chatear con un robot.

9. Hacer algo útil: Empezar a preparar la cabalgata de reyes de 2017 para que nadie se lleve soponcios; sentarse a observar cómo salen lentos, perezosos y libres los vellos de las piernas; adoptar un yonkie; leer El Mundo Today; recolectar setas alucinógenas; explotar papel burbuja; pintar un cuadro con sangre menstrual; aprender trepidante papiroflexia creativa, escribir una carta de amor solo con hashtags o mirar esta foto de Julianín: 




10. Animarse porque sí. Con cualquier cosilla. Sin objetivos.

Esto (la vida) dura bien poco. Perder el tiempo amargándose es una auténtica temeridad.

Lo dice Diana Aller

lunes, 11 de enero de 2016

HASTÍO VITAL INVERNAL

He visto que varias amigas de facebook han compartido esta entrevista a Zygmunt Bauman, que además de ser interesante, dice algo esencial con respecto a las redes sociales:

"La cuestión de la identidad ha sido transformada de algo que viene dado a una tarea: tú tienes que crear tu propia comunidad. Pero no se crea una comunidad, la tienes o no; lo que las redes sociales pueden crear es un sustituto. La diferencia entre la comunidad y la red es que tú perteneces a la comunidad pero la red te pertenece a ti. Puedes añadir amigos y puedes borrarlos, controlas a la gente con la que te relacionadas. La gente se siente un poco mejor porque la soledad es la gran amenaza en estos tiempos de individualización. Pero en las redes es tan fácil añadir amigos o borrarlos que no necesitas habilidades sociales. Estas las desarrollas cuando estás en la calle, o vas a tu centro de trabajo, y te encuentras con gente con la que tienes que tener una interacción razonable. Ahí tienes que enfrentarte a las dificultades, involucrarte en un diálogo. El papa Francisco, que es un gran hombre, al ser elegido dio su primera entrevista a Eugenio Scalfari, un periodista italiano que es un autoproclamado ateísta. Fue una señal: el diálogo real no es hablar con gente que piensa lo mismo que tú. Las redes sociales no enseñan a dialogar porque es tan fácil evitar la controversia… Mucha gente usa las redes sociales no para unir, no para ampliar sus horizontes, sino al contrario, para encerrarse en lo que llamo zonas de confort, donde el único sonido que oyen es el eco de su voz, donde lo único que ven son los reflejos de su propia cara. Las redes son muy útiles, dan servicios muy placenteros, pero son una trampa"

No sé si estoy premenstrual perdida, si me hastía la vida, el invierno y la cotidianidad o qué pasa.

(Hago aquí un inciso para explicar que soy bastante incompatible con las bajas temperaturas. Yo revivo con la primavera. Creo que es algo genético, porque tenía unas tías abuelas que hibernaban: se metían en octubre en la cama, y se levantaban en marzo: bajaban sus constantes vitales, se alimentaban de sopa y dormitaban todo el día. Espero con verdadero ansia el calor, el terraceo (palabra que aborrezco, por cierto), la vida en las calles...)



El caso es que no me aporta gran cosa mi confortable (y apasionante) comunidad: feministas activistas y también de sofá, trabajadores de televisión, madres comprometidas con el apego, gentes de la música, de la moda y de la nocturnidad, así, en general. Pero sé que tampoco me aportaría mucho más una red diferente, con sensibilidades e intereses distintos a los míos (Peperos, aficionados al culturismo o del mundo del motor... brrr... escalofríos).

El problema es mío, como producto insoportable de mi tiempo. Seguro que a ustedes también les fatiga ver la misma pose vacía en cada foto, enlaces cuyo único interés radica sólo en el título y sabemos de antemano que no merece la pena abrirlo. Chistes, vidas, noticias, canciones... Cada vez importan menos, nos afectan menos. Como cuando leemos por segunda vez un libro que nos gustó... la afectación es menor. El problema es que necesitamos la sensación de novedad. Ocurre los mismo con las drogas o las parejas: A igual exposición, menor impacto; por lo que vamos subiendo la dosis, hasta que el efecto toca su particular techo y la parábola desciende. Entonces no solo no aumenta el placer, si no que descendemos a lo largo del desagrado: el bajón anímico cuando no queda misterio que desentrañar en Facebook, en el novio/la novia, en las drogas, en la vida.

El uso de las redes sociales como comunidades de confort individual, son una suerte de epítome de nuestra forma de entender la vida.

Somos una sociedad hedonista, autocomplaciente, mimada. Y en lugar de echarnos a las calles para celebrarlo con nuestros iguales, en lugar de luchar por los escollos a conquistar (en el capitalismo son infinitos), en lugar de tejer mundos alternativos ¿Qué hacemos? Nos aburrimos, cargamos contra otros, nos tratamos, nos medicamos, nos autocompadecemos, nos encerramos en una absurda búsqueda de la felicidad que se ajuste a nosotros mismos y no a toda una comunidad, nos marchitamos en unas prisiones preciosas y absurdas construidas de miedos y egolatría.

(Otro inciso, acabo de ver un spot de yogures Vitalínea que dice "No renuncies al placer". Esta frase sintetiza tanta pobreza, tanta soledad, tanto capitalismo y tanta mierda, que me mola. Debo ser muy retorcida)

Soy positiva y bienpensada hasta la más infantil inocencia; soy alegre; a veces comprometida con causas difíciles; tengo aficiones muy variadas y estimulantes; una vida mil veces mejor que cualquier posibilidad que hubiera imaginado hace años; vivo rodeada de amor y abundancia... Y sin embargo, me reconozco en este absurdo hedonismo. Me veo a menudo preocupada por mí misma. Pierdo tiempo en cosas y personas que no solo no me aportan, sino que dejan una impronta negativa. Siempre es momentáneo, puntual... pero lo reconozco demasiadas veces: todo me cansa, ya lo he visto antes, ya lo he vivido. ¿Es esto hacerse mayor? ¿Tiene que descender a veces la parábola para repetir después onduladas trayectorias ascendentes? Si siendo sonrojantemente feliz me ocurre esto ¿Qué me pasaría si dejo de serlo?

Me voy a dar unos cuantos consejos (inicialmente había escrito "conejos"; tampoco estaría mal darme conejos) que ojalá les sirvan también a ustedes. Y si quieren recomendarme algo, no duden en hacerlo, comenten, comenten... que es gratis.

1. Aprender a cocinar. Ya va siendo hora.
2. Hacer deporte. Pero un deporte mono: bádminton, esgrima... algo así.
3. Ayudar en un comedor social.
4. Montar un taller de castellano para inmigrantes; o refuerzo escolar para niños que lo necesiten (Es un horror y una vergüenza la brecha entre los estudiantes de familias con recursos y los de familias sin), o de estética filosófica para quien le pueda interesar, o de escritura de "postperiodismo" (las chorradas que escribo aquí, para entendernos)...
5. Contactar con ISIS. No es mi rollo, pero si lo que necesito son emociones fuertes...
6. Contactar con alguien y orquestar una cita a ciegas. (Esto sigue sin cansarme)
7. Preparar un viaje, y por supuesto hacerlo.
8. Montar un grupo terrorista con el noble propósito de aniquilar a Pablo Motos (televisivamente al menos)
9. Escribir. Escribir. Escribir. Algo de lo que nunca me cansaré (y tal vez termine por salir algo bueno)
10. Ponerme un tiempo límite y desempeñar las anteriores 9 actividades... ¿Dos meses? Mmmm...

(*¡...y por supuesto desatender las redes sociales!)

Lo dice Diana Aller

viernes, 8 de enero de 2016

VIVANCOS

Hace unos meses, por motivos laborales, me vi obligada a suprimir este texto, que hoy, haciendo uso de mi libertad y criterio, recupero para, espero, su deleite y distracción. Y como soy generosa, demócrata y buena gente, incluyo incluso los comentarios que dejó la gente en su día. Aquí lo tienen:
De ustedes depende creer o no, la sorprendente historia de Vivancos.
Pedro Vivancos se sintió especial desde pequeño. Era ágil y con buen oído, por lo que no le costó dedicarse a la danza y la música, aunque bien es cierto que no llegó a ser un primera figura. Formó parte del cuerpo de baile del bailarín Antonio (el amor de Lola Flores), y cuentan que se entrenaba de una forma bien extraña:Comiendo naranjas enteras, sin pelar ni cortar. Solía recoger jóvenes descarriados y enseñarles a tocar la guitarra o a bailar, a modo de terapia. Se los llevaba a casa, con su mujer e hijos, y juntos veían la serie Kung Fu. Se deja influir por las enseñanzas de la serie, y se da cuenta de que él es en realidad un maestro.
Su periplo espiritual arranca cuando su mujer le abandona (o eso dice él) y Pedro deja el domicilio conyugal con su esposa e hijos dentro. De ahí se va a vivir, como lo más normal del mundo, a un gimnasio. Pedro Vivancos era así. Corrían los primeros 70 y él era un joven deportista ávido de emociones, que da clases a sus pupilos de artes marciales, meditación, música y manualidades. Como era espabilado, desde siempre viajó y se encaró al mundo sin miedo ni titubeo alguno. Viajó a Japón y volvió de allí crecido y hecho un sabio en cuanto a técnicas de kárate y concentración. Implanta una forma de vida monacal entre su austero alumnado. Viven allí en el gimnasio, comen arroz, tal vez naranjas enteras y crean un mundo enfermizo alrededor de su maestro. Su universo se va cerrando, y va entrenando a sus pupilos para convertirse en ninjas, en monjes guerreros, diciéndoles que la lucha "siempre es a muerte". De hecho llegó a romper los dientes a uno de ellos de un puñetazo sólo para demostrarlo. Pasó de ser Pedro Vivancos a convertirse en Raschimura, el gran maestro.
Por internet se encuentran ciertos datos biográficos de esta fecha, que es cuando Paloma Lago (no la exmodelo, sino una nieta de Pilar Franco) le ayuda con dinero y terrenos para expandir su doctrina:
En 1975 monta un parvulario en el que los niños no recibían ningún tipo de cuidado y se comían sus propios excrementos. Los padres protestan y convocan una reunión, a la que acude Vivancos con la cabeza afeitada y una espada de samuray que desenvaina según pregunta si hay alguna queja contra él. No la hubo. Se cerró el parvulario.
Forma un grupo curanderista en Sant Cugat (Instituto Médico de Acupuntura, Yoga y Artes Marciales, IMAYAM) en el que mueren varios pacientes con el conocimiento y pasividad de varios médicos de la zona. Monta una fábrica de "alimentos macrobióticos e integrales", realizados con materias de deshecho recogidas de los mercados de abastos, desperdicios, y gran cantidad de productos químicos. A finales de 1979 pasa a ser la primera empresa del ramo en España.

Raschimura empieza a hacer mucho dinero y a ganar adeptos, mientras su doctrina se vuelve más y más dura y sectaria: 
Un día sin más, Vivancos anunció a todos los que estábamos estudiando con él que iba a hacer un curso de nivel superior, selectivo, sólo para personas especiales. Para que los asistentes tuvieran interés real y no sólo curiosidad, Raschimura nos pidió 100.000 ptas por adelantado, sin decirnos nada de cuándo o de qué trataría el curso. "Si no tenéis confianza en mi, marchaos" nos dijo. Pagamos el dinero veinticinco personas. En el curso apenas comíamos, sólo arroz, hervido durante tres horas y media, y una rebanada de pan y estábamos trabajando desde las siete de la mañana a las nueve de la noche. El primer día nos hizo construir una enorme cruz de madera. Al quinto día nos dijo que ya estaba en el séptimo estado, que ya dejaba de ser un maestro para pasar a ser un Siervo de Dios, que estaba al nivel de Jesús y que, para ser consecuentes, teníamos que seguirle, o bien crucificarle, pero que si no hacíamos ninguna de las dos cosas nos volveríamos locos y caeríamos en el fuego eterno. (...) Tuvimos que pasar pruebas como dormir a la intemperie, desnudos, con la humedad de octubre, o trabajar días y días hasta el límite, sin poder hablar con nadie. A partir de ese momento, cuando ya le empiezas a obedecer en todo, el mundo cambia. (José Soria, ex adepto, pág74 "El poder de las sectas" Pepe Rodríguez, Ediciones B).
Raschimura divide al mundo en "Par" (los demás) y "Uno" (ellos). Hay que ser Uno con el universo, y crear una raza superior que domine el mundo.
Los castigos y palizas son frecuentes. En la secta se trabaja un mínimo de 16 horas diarias. No se tiene relación con el mundo exterior, y viven en comunidades cerradas. Se van haciendo con una considerable fortuna que administra y maneja Vivancos. También, conforme adquiere poder, decide sobre la vida sexual de sus adeptos. Según iban naciendo niños de tales encuentros, se inscribían a nombre de personas ajenas a la verdadera paternidad para dificultar toda posible acción legal para sacarlos de la comunidad y también para poder coaccionar (con la pérdida del menor) a los verdaderos padres en el caso de que pretendieran abandonar el grupo. Hasta finales de 1980 la sexualidad estaba prohibida para todos salvo para él, pero un buen día, decidió que había que repoblar el mundo Uno, así que él mismo elegía las parejas para el coito. Se reunían en la "Sala de rituales". Él llevaba flores y fuego; ella, tierra y agua. El acto sexual duraba lo menos posible, lo indispensable para eyacular y siempre con Raschimura presente. No se me ocurre un plan peor para follar, la verdad.

Viajó a Inglaterra donde el grupo malvivía trabajando sin descanso para procurar millonarios dividendos a su lider, que se afanaba en fecundar a todas las mujeres todo el rato sin parar; labor que continuó a su vuelta a España. Tuvo más de una veintena de hijos en un corto espacio de tiempo... algunos de ellos provenían de madre e hija, tal y como ocurrió con la referida Paloma Lago y su hija Paloma León, ambas pertenecientes al club de sus "7 favoritas". Con la primera tuvo al menos tres hijos y con la segunda al menos dos.
Había tal maraña de padres e hijos que se dio el caso de exadeptos que al abandonar el grupo no pudieron recuperar a sus verdaderos hijos por no estar inscritos como suyos, e incluso fueron denunciados por los hijos ajenos que estaban inscritos como propios.
En 1983, la Guardia Civil interviene la finca donde vive la comunidad y encuentra niños desnutridos, desatendidos y desnudos, adeptos desposeídos de identidad alguna y una secta enfermiza, a merced de las locuras (violentas, sexuales y de toda índole) de su líder Raschimura.
Huyen entonces por el mundo y pasan por Inglaterra, Canadá y EEUU. Parece ser que ha vivido (muy bien) en Montreal gozando de estatuto de refugiado político (como lo leen, con el beneplácito del gobierno canadiense y la embajada española). Rashimura y su grupo fueron después a California. Y precisamente ahí se pierde la pista, de Pedro Vivancos (aunque alguno de sus adeptos-víctimas fueron juzgados aquí en España).
Hasta aquí la primera parte de esta historia de un enajenado (o tal vez nuevo Mesías, nadie puede asegurarlo).

Vamos ahora con la segunda: Verano de 2007, España: Se presenta un grupo de hermanos bailarines con una sorprendente trayectoria y una biografía bien curiosa que los medios de comunicación transcriben de una hoja promocional al pie de la letra:
Elías (de 31 años, el mayor), Judáh, Josuá, Cristo, Israel, Aarón, y Josué (el menor, con 24 años) supieron pronto que contemplarían la vida desde las alturas de un escenario. Los siete -hermanos de 32 hijos de siete madres diferentes- nacieron en Cataluña y crecieron en un entorno concentrado en darles una educación artística multidisciplinar y llena de matices. ¿El resultado? Antes de cumplir los 18 alguno ya viajaba por EE UU como primer bailarín de la Compañía Nacional de Arte estadounidense, otro era tentado por el Circo del Sol por sus habilidades acróbatas y otro ganaba premios como violonchelista o se titulaba en ballet clásico en el Nacional London Studio. Todo marchaba según lo planeado por su padre. Durante su infancia los siete estudiaron en la escuela que su progenitor había fundado y dirigía en British Columbia (EE UU), la Qüanticoch Independent School.
Estos muchachos, los Vivancos, aparecen como fulgurantes estrellas entrenadas para comerse el mundo, con un currículum artístico que arranca en esa misteriosa escuela, de la que por cierto, no hay rastro alguno en internet. Imagino que nadie se ha dedicado a cotejar todos estos datos, pero sería divertido comprobar cuánto hay de falso, y cuánto de verdad en la biografía de los Vivancos, cuya aparición más memorable ha sido junto a Melody, por cierto.
Su padre, millonario, con negocios en Barcelona y residiendo en California, tal vez haya proyectado en en sus vástagos la continuación de sus enseñanzas, tal vez coman naranjas sin pelar a todas horas. O tal vez Raschimura es en efecto un dios en la tierra y los Vivancos sus directos emisarios. Los Vivancos hacen "Extreme flamenco fusión", ahí es nada señores...
Lo único que me queda claro es que si en la hoja promocional de Los Vivancos se contara la historia de Raschimura, molarían mil veces más.
Lo dice Diana Aller

29 comentarios:

jurl!

no me había percatado nunca de esta conexión, aunque parece que este hombre va a menos, porque si quiere dominar el mundo con esta panda...

Conspiranoia de alto voltaje. XDDD. Me pondré a rastrear los cabos sueltos.
Por cierto, ¿hay alguna relación entre Rafa Méndez y los Vivancos?

muy fuerte! también se dice que macaco es un gurú acuariano peligroso: engendrará macaco media docena de impersonators de manu chao, cantando en falsísimo falsete consignas de ong y odas al reciclaje?

Caramba, Diana, tanto si esto es una ficción peregrina de una guionista consumada, como si es una teoría paranoide fruto de delirantes investigaciones, me has dejado con el culo torcido.

Siempre consigues inspirarme con esa visión frívola y cruda de la realidad, tan sórdida como espectacular.

Esto es de folletín de antena3... máama que miedo.

Una historia desconocida... con la que se haria una preciosa miniserie!!!

puf paso de leer todo eso...

Muy troll ese coment. No lees pero quieres que te lean.

Muy interesante la historia. Voy al centro a comprarme un disco de los Vivancos pero ya (no voy descargar "ilegalmente" un producto de los elegidos por un mesías!). Que curiosidad tengo oye...

Un día estaba en el metro y entraron unos cuantos Vivancos en el vagón, y se pusieron a hacer bailecitos.
De coña.
Desde entonces me los encuentro hasta en la sopa.

vivancos, bibianos y carlinos

pandas, jirafas y leones

todos campeones

Muy valiente al denunciar estos hechos, Diana.

Los bailarines siempre han sido una amenaza para la sociedad y la cordura de los seres humanos. Los peores los de FAMA Y UPA. Después vienen los de flamenco. Los de ballet clásico también son un peligro. Todos forman parte de una gran organización de bailarines perversos que pretenden dominar el mundo. El himno que cantan en sus ceremonias secretas es "Bailaré sobre tu tumba" de Siniestro Total.

Estáis todos avisados.

Creía que Pedro Vivancos murió, aunque no se sabe de qué...

Acaban de hacer un reportaje en la 1.El padre murió hace 14 años y los hijos hablan maravillas de él.

Si alguien quiere saber algo más sobre esta secta, la de Raschimura, os dejo este link

http://www.prolades.com/cra/adobe/sectas-sr.pdf

Eres la caña!! Acabo de ver a los siete hijos bailarines en un programa sobre familias en la tele y dan un miedito... Creo que el padre-maestro falleció hace 14 años, aunque sus cachorros aprendieron bien la lección. Una historia digna de plasmarse en un guión de cine o tele.

Me he quedado a cuadros, y lo cierto es que es interesantisimo, pero ellos de esa parte no cuentan nada en su web, sólo de su trayectoria profesional. de todos modos, a mi que no me va mucho el flamenco, me parece genial la maneras que tienen de darlo a conocer mucho más moderna. Lo dicho, que tu padre sea un impresentable no tiene porque joderte la vida, como dice mi amiga Isa, a tus amigos los eliges, a la familia te la eligen....

Pedro Vicancos fue un mediocre que atemorizo a sus "esposas", hijos y alumnos.
Más datos. Fue profesor de musica del Colegio La Farga, Opus Dei, de Mirasol, Barcelona, de ahí su "escuela" de Sant Cugat...

Menos bromas.Una amiga mía estuvo en esta secta durante años; yo sabía todo esto sin haber miraod internet, ahora leo en internet lo que me contó mi amiga, todo lo que se decí es verdad.

Juer pues a mi me ha pasado que vi ayer en la 1 el grupito de hermanos que se les ve que estan bien nutridos y ademas forrados, y me quede con el nombre, esta tarde me he puesto a teclear en google Pedro Vivancos y me sale esto, impresionante el articulo y la "biografia" de este señor por llamarlo de alguna manera.
Gracias
Punsuly

MADRE MIA komo se le va la pinza a la peña,no solamente al lider tambien a los seguidores

La amenaza de los bailarines seria mas divertida y jugosa ke la represion actual politica

Diana de donde sacas toda esta informacion, de mi familia/padre.

Todos es verdad.....Dulce hablamos de Pastora Martos, de la escuela de Sant Cugat en el primer piso, de la familia Pérez Calvo, del mercedes sin asientos, del "puño más rápido", de las clases de guitarra o de Kung Fu, de la obsesión por Bach....un exlumno "predilecto" de los de "luchar hasta la sangre".............

Tengo una duda sobre los bailarines Vivancos...¿Porqué algunos de ellos tienen cómo primer apellido Martínez,Nadal,etc...?¿Es que el padre no es Vivancos? Ruego contestación, Diana

Son los apellidos de las madres, como el mio

Desconocia esta historia, pero ayer estube en una actuacion de estos chicos y me pareció algo expectacular. el espectaculo es muy bueno y está muy bien montado. todo el teatro nos pusimos en pie, ya que es una muy buena muestra de lo que se consigue con esfuerzo, trabajo, y amor a lo que te gusta.

No todo lo que brilla es oro. Esto es un 50% de verdad con un 25% de mentira y un 25% de exageración. Yo tuve el honor de llamar a Pedro Vivancos Maestro y a José Soria amigo y hermano. Es una pena leer noticias tan sensacionalistas como esta que solo ofrecen una imagen deplorable de alguien que en realidad no lo fue.

Pues yo me lo creo, incluso con su toque de ficción, de tenerlo.

Por ahí se puede leer de la afición de estos chicos a las Artes Marciales y la lucha.

Por vías más tradicionales, he escuchado de su adicción al sexo, muchas y sin importar en exceso quienes y como. Rumores, claro está

Y por último su puesta en escena. Lo que parece el aspecto visual más trabajado del grupo, es un torso musculado y descubierto...

Sexo, kárate, baile. Ahora Sí?

Corroboro el artículo. Estuve allí. Los apellidos son algunos de las madres, otros de los alumnos que estavan casados con las madres para librarse de la mili donde luego inscribian a los niños que tenian con Vivancos (Raschimura).
Dulce no te extrañe, te tuve en mis brazos, tu madre se llama Paloma, como tu abuela.
Hizo daño a muchas personas, eramos muy jóvenes y manipulables.

EStas mas llena de mierda que un vater senyorita y esto viene de uno que se sabe la historia entera