martes, 12 de diciembre de 2017

LA NECESIDAD DE LOS CUIDADOS PARA UN MUNDO JUSTO

No sé si conocen el caso Nagore Laffage. El otro día se preguntaba mi admirada Ibone Olza (psiquiatra) si el torturador, violador y asesino de Nagore, el también psiquiatra Jose Diego Yllanes, podía ejercer como tal. Si estaba capacitado. Lean el artículo, porque lo explica muy bien.

Su conclusión es que la forma de "reformarse", de calibrar la vida en su humana medida, son los cuidados. Esos que se presuponen femeninos por mandato cultural. Cuidar: plantas, gatos, ancianas, bebés, impedidos, niños, adultos, dependientes, amigos... Cuidar. Proteger, ayudar... Mirar por el otro: Donar nuestra fuerza y afecto a causas fuera de nosotros mismos.

Sé que lo fácil es dejarnos llevar por el rencor y la vendetta y desearle a ese señor toda suerte de males (como mínimo, los que el infringió por satisfacerse a sí mismo). Pero hay que avanzar y construir... Volcar nuestra energía en lo que merece la pena.

Por eso, me pide ayuda una amiga que vive en Indonesia y se me rompe el corazón con lo que me cuenta. Roser me escribe (copio tal cual, para que testen ustedes mismos su desesperación y urgencia): "El volcan el de bali q estaba la semana pasada saliendo en las noticias.
Basicamente hay 100.000 desplazados internos. La mayoria en campos organizados x el gobierno. Pero muchoa vienen a donde yo vivo. A amed. El caso es q tenemos a 4500 personas q han venido con lo puesto y cada dia vienen mas. Les damos comida ropa colchones etc.. y para eso es para lo q recaudo dinero. Por como amed esta situado cuando caiga la lava nos quedaremos inc9municados pq pasara por la carretera principal. Esta a punto d ccaramelo el volcan y estamos intentando traet lo mas posible antes d quedarnos aislados "

A mi alcance tengo recursos, algo de dinero y este canal de difusión, que ojalá llegue a mucha gente dispuesta a ayudar. Gente buena (la bondad es mil veces más sexy que la maldad, sépanlo todos de una vez). Así que voy a ayudar a mi amiga Roser y a esos miles de desconocidos.

Hay gente a la que le sirve el argumento de "podría ser tu hermano, tu madre..." Para otros es caridad, o vivir en paz consigo mismo... A mí sólo me sirve como razón la mierda de injusticia que es todo.
Roser ha organizado un mercadillo este domingo y me ha hecho llegar este (como dice ella) "cutre-flyer". (Aquí está la peich de facebook)



Si pueden ayudar de alguna forma, por favor, háganlo. Ayudar, cuidar, querer...

Lo pide Diana Aller

domingo, 10 de diciembre de 2017

ENGANCHADA A INSTAGRAM

Me encanta Instagram. No las stories vulgares y efímeras. Ni los selfies ensayados tras descartar decenas... Me he aficionado a espiar a la gente. Grupos de amigos que ni siquiera sigo, pero cotilleo de forma voraz.
Ejercen sobre mí una fascinación enfermiza. Sus chistes privados, sus posados... Son gente que en realidad me dan igual, pero en la que invierto atención y tiempo como si me sobrara.

Tengo dos tipologías de filias:
Por una parte sigo a triunfadores, amigos de famosos, pandillas al borde del éxito social que hacen barbacoas y van a estrenos.
Por otra a gente sin gusto estético, grupos de amigos que suben fotos cotidianas y feas de sus hijos y de sus vidas miserables con molduras en las puertas.

En cuanto tengo un rato (paseando al perro, en la furgoneta que me traslada al polígono en el que trabajo...) miro casi con codicia infantil, vidas que no conozco, pero en las que entro sin llamar.
Es increíble: sé cosas de gente que ni conozco, ni me va ni me viene... Cosas que ni ellos saben de sí mismos.

Por supuesto el vacío existencial es mucho mayor y evidente en los que asisten a fiestas y se pavonean, los que tienen más seguidores o están directamente conectados con el éxito capitalista... sin dejar lugar a la duda en cuanto a sus vidas pequeñas y frágiles.
Los otros, los de las casas sucias e impúdicos posados con una botella de Fairy de fondo, rezuman honestidad, pero hay algo igualmente atrayente en su gusto por mostrar una realidad tan áspera. ¿Qué les lleva a subir una foto y no otra? ¿Por qué aparecen con los ojos cerrados o con la cama fea y sin hacer? ¿Hay una pulsión artística o es simple exhibicionismo?
Me estoy aprendiendo sus rutinas, sus vidas... Como si fueran los personajes de una serie, algunos me generan más interés y se han convertido en protagonistas, otros en secundarios, y alguna vez aparece un extra, que si tiene cierto magnetismo se queda. Sigo sus andanzas como si fueran tramas tenues y guiones cotidianos, conozco sus hábitos, sus casas, sus baños, los manteles que usan... cosas muy íntimas.


No me considero muy voyeur (Bueno, una vez había unos vecinos follando y miré por pura curiosidad de mi ventana a la suya en el enorme patio). No comprendo a qué viene esta obsesión por esta veintena de personas.  Les aseguro que mi vida es bastante nutrida y alguna vez he llegado a desear el aburrimiento. ¿A alguien le pasa algo parecido? ¿Acaso tanta ficción y tanta sobreexposición nos lleva a buscar narraciones personales y únicas?
Gracias por estar ahí (y en Instagram)

Lo dice Diana Aller

miércoles, 15 de noviembre de 2017

COSAS RARAS QUE ME FASCINAN

-La imagen de Cristiano Ronaldo. Todo él: Su mundo, la gente que lo rodea, la ropa, sus hijos el peinado, la pose, proba, proba, los micrófonos. Por favor... Ahora ha tenido un hijo, a la carta como los tres anteriores, programando el parto de la pobre señora que lo portaba en sus entrañas a conveniencia de su agenda y todo es inenarrable, distópico, sucio. Cristiano Ronaldo más cerca de un lady boy filipino cada día, tiene algo en su magnificente estética que me puede y no acierto a definirlo.


-El sonido de las yemas de los dedos acariciando de lado a lado las teclas de un portátil. Muy suave. Es un poco de ASMR, lo sé. El ASMR es la capacidad de disfrutar de determinados sonidos que rascan las terminaciones nerviosas y yo sostengo que todos lo padecemos en una u otra medida. Si quiere saber si usted tiene un ASMR notable vea esta secuencia de Toy Story y espere a ver si disfruta. Para muchos esto supuso el despertar de este sugerente placer sónico. Cuando más se disfruta es cuando no se espera y aparece. ¡Buf! Eso es fantástico.


-Wish, una web que vende cosas que no entiendo. Sus anuncios aparecen insistentemente en Facebook y veo que no soy la única que se pregunta para qué sirven y qué son esas cosas... Como táctica comercial parece buena, porque más de una vez he clickado para comprender y no he encontrado esos productos, lo que me ha hecho quedarme en la página un buen rato buscando...

¿Una cabañita para fumar porros recogiditos en el salón?
¿Un utilísimo cubrebombillas de colores?


¿Un gorrito y bufanda para bebés que se quieran disfrazar de señoros?
¿Peluca low cost?


¿Medidor de emociones negativas por minuto?
¿Tatuador monocolor de uñas?


¿Tapa-botijos?
¿Cubre orificios del coche para suicidio en su interior?


¿Recoge-mocos para elementos sólidos?
¿Mantenimiento de las fosas nasales tras una fiesta farlopera?


¿Culo o codo?
¿Cojín de posaderas?
¿Manta para tapar las rodillas al cagar?


¿El comodísimo pinta-narices de payaso que toda persona de bien debería tener en casa?
¿Quita los puntos negros y cuesta un euro?


¿Un asa para sujetar un pomo? ¿Cómo hemos podido vivir sin ello hasta ahora?
¡Póngame cuatro, que está muy bien valorado este producto!


¿Un completo salón amplio y luminoso por 2 euros?
¿Una alfombra podemita?


¿Una máscara veneciana del año 3012?
¿Una valiosísima plantilla de cejas orientales?


¿Un completísimo kit de bombas de hidrógeno para acabar con este estado opresor?
¿Cargador de vibradores?




Lo dice Diana Aller